DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Vila y Tubío, al juzgado tras la querella del PP por “falsa acusación” en el caso Matadero; cuentan con el apoyo de Ganar Cádiz y Podemos

Los dos concejales de Ganar Cádiz en Común, cuatro técnicos municipales y la abogada que asesoró a IU en las acciones del llamado ‘caso Matadero’, tendrán que declarar ante el juez, tras ser admitida la querella del PP contra ellos. Entre otros delitos, se les imputan denuncia falsa, calumnias, injurias y falso testimonio. Tanto Ganar Cádiz como Podemos apoyan a los investigados y lamentan la estrategia de la derecha judicializando la política, “porque así pretenden amedrentar para que nadie se atreva a ponerlos en duda”.

Los dos concejales de Ganar Cádiz en Común, Martín Vila y Eva Tubío, cuatro técnicos municipales, entre ellas las dos hermanas de la edil, así como la abogada que asesoró en su momento a IU en las acciones del llamado ‘caso Matadero’, tendrán que declarar ante el juez, tras ser admitida la querella del PP contra ellos. Entre otros delitos, se les imputan denuncia falsa, calumnias, injurias y falso testimonio.

Fue en junio del pasado año cuando la Audiencia Provincial se ratificaba en que no hubo prevaricación en la adjudicación de viviendas de Matadero, en la capital gaditana, desestimando el recurso presentado por IU al archivo de este caso Matadero, que investigaba si trabajadoras sociales recibieron presiones de concejalas del PP –entonces en el Gobierno local- para cambiar el criterio objetivo en la entrega de casas a familias vulnerables. Además, este tribunal regañaba a los izquierdistas, apreciando “una pretensión de poner el proceso penal al servicio de fines distintos a aquellos que justifican su existencia”. Entonces, la derecha ya amenazó que emprendería acciones legales contra los que dudaban de ellos.

Al respecto, los populares tanto a nivel local como provincial ya insta a IU y Podemos a aplicar hacía los concejales gaditanos Martín Vila y Eva Tubío “la misma vara de medir que ellos usaron con las populares Mercedes Colombo y Carmen Sánchez por el caso Matadero”. “Si cuando Martín Vila y las hermanas Tubío presentaron la denuncia contra las concejales del PP pidieron su dimisión en una intolerable campaña de acoso y derribo, ahora, que han sido citados por el juez en calidad de investigados (antes imputados) deberían usar su propio código ético y, o bien dimitir de sus responsabilidades políticas en el Ayuntamiento de Cádiz o sus responsables cesarlos”.

“CONFIANZA Y RESPALDO ABSOLUTO” DE GANAR CÁDIZ

Ganar Cádiz en Común ha mostrado en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz su “absoluto apoyo” a sus dos concejales, así como a las otras cuatro trabajadoras sociales y una abogada ante la declaración que tendrán que llevar a cabo en los próximos días en los juzgados tras dicha denuncia del PP por “falsa acusación” en el caso Matadero.

Desde esta coalición anticipan que “la confianza y el respaldo son absolutos ahora y no van a cambiar en ningún momento de todo este proceso, puesto que conocemos perfectamente las circunstancias de los hechos y estamos ante dos casos distintos y ambos totalmente legítimos”.

“Por un lado, -explican- las cinco trabajadoras sociales, entre las que se encuentra la actual concejala, que en su momento colaboraron con la investigación por las dudas que albergaban en la adjudicación de viviendas y contaron en sede judicial ni más ni menos que lo vivido en su puesto de trabajo”. Además, se recuerda que dicha investigación se inició porque la Junta de Personal del Ayuntamiento puso en conocimiento a la Fiscalía.

Y por otro lado, el caso de Martín Vila, que “como coordinador local de Izquierda Unida, puso voz a la personación de la formación en el caso y posterior recurso”. Y añaden que “Vila ya explicó en su momento que desde la formación se entendió, y así lo mantienen, que era su responsabilidad como grupo de la oposición pedir que se investigara hasta el final esta cuestión”.

En este sentido, Ganar Cádiz opina que “la actitud del PP no se debe más que una práctica común en su actividad política, no solo en Cádiz sino a todos los niveles, que es la de querellarse contra cualquiera que ose a poner en duda su gestión mediante una denuncia, una petición de investigación o incluso simples declaraciones públicas”.

Añadiendo que “no es nada nuevo, ha ocurrido en casos de renombre nacional como la Gürtel o el caso Bárcenas, y también le pasó al alcalde por pronunciarse sobre la crisis del agua contaminada en Loreto. Ante la acusación o la investigación, el PP responde con denuncia, es su estrategia porque así pretenden amedrentar para que nadie se atreva a ponerlos en duda”.

Finalmente, recalcan que “la petición de dimisión del PP a nuestros concejales también es una práctica habitual, que hacen de forma automática y periódica con cualquier concejal, no son los primeros y lamentablemente puede que no sean los últimos. Ni siquiera lo tomamos en serio, porque además, esto es un asunto anterior a sus actuales responsabilidades de gobierno y que no está para nada relacionado con las mismas. Creemos precisamente que ante la buena labor que están desempeñando, el PP no sabe qué hacer para desprestigiar”.

PODEMOS LAMENTA QUE EL PP INSISTE EN SU “ESTRATEGIA DE JUDICIALIZAR LA POLÍTICA”

Del mismo modo, Podemos Cádiz, impulsor de la agrupación de electores que cogobierna en el Ayuntamiento junto a Ganar Cádiz, también ha mostrado su aliento a Vila y Tubío, y a las trabajadoras denunciadas por el PP “por haber cumplido con su obligación en el caso Matadero”.

“Por desgracia, esta estrategia de judicializar la política es algo a lo que nos tiene acostumbrado el PP que pretende ganar en los juzgados lo que pierde democráticamente”, se considera, agregando que las palabras del portavoz del PP, Ignacio Romaní, “vuelven a demostrar una vez más que el Partido Popular no ha asumido aún que perdió la alcaldía y necesita seguir buscando culpables a toda costa”.

Desde Podemos le recuerdan a Romaní que “aunque intente tergiversar la realidad es que al tratarse de un supuesto delito del ámbito privado, al juez no le queda más remedio que admitir a trámite la querella, tal y como ocurrió cuando el PP denunció a tres de nuestros compañeros por decir en público lo que decían los informes: que en Loreto se supo que el agua tenía indicadores de contaminación y no se impidió el consumo de la misma hasta varios días después”. “Estas denuncias forman parte de la estrategia del PP para intentar desprestigiar al equipo de Gobierno”, insisten desde la formación morada.

Este partido repite que “tanto los concejales como las trabajadoras denunciadas por el PP cumplieron con su responsabilidad in vigilando al denunciar unos hechos que consideraban irregulares”. “Ni existe trama urdida, ni complot contra el PP ni Podemos se personó en la causa como afirmó Romaní”.

En cuanto a la petición de dimisión de los concejales, se subraya que “el PP pretende equiparar un supuesto delito contra el honor con las practicas de su partido de caja B y financiación paralela, demostrada ampliamente en los juzgados y eso es, además de un disparate, una auténtica cortina de humo para tapar sus vergüenzas; y eso no lo vamos a consentir”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.