DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Y Teófila dijo ‘no’

Teófila Martínez, alcaldesa de Cádiz durante dos décadas y con holgadas mayorías, desde 1995, que perdía su ‘silla’ en 2015, después de semanas de conjeturas y filtraciones ha confirmado este sábado que no volverá a presentarse como candidata del PP a la Alcaldía en 2019: “abro un punto y seguido en mi compromiso por Cádiz”. “Es una decisión exclusivamente personal”, repiten los dirigentes provinciales de la derecha. La pregunta que se abre ahora y que nadie sabe responder a estas alturas es quién ocupará el lugar de la santanderina.

El PP gaditano está dando a conocer en las últimas semanas y días sus alcaldables de cara a las elecciones municipales de 2019, que se celebrarán dentro de algo más de un año. Sin proceso de primarias ni nada que se le parezca, se ha ido confirmando la renovación del ‘cabeza de cartel’ de la mayoría de ayuntamientos de la Bahía -salvo San Fernando, donde repite Loaiza, ya hay novedades en Jerez, El Puerto, Chiclana y Rota-, tras el ‘batacazo’ de 2015, cuando la derecha perdió todas las alcaldías que tenía en la comarca -y eran seis de siete-. Pero la gran incógnita a resolver era saber qué pasaría en la capital.

Desde hace meses, los dirigentes populares han ido repitiendo el mantra, más o menos literal, de que Teófila Martínez se ha ganado el derecho a ser lo que ella quiera en el PP. Y de que antes de mediados de marzo daría el paso adelante o hacia el lado. Entretanto la propia exalcaldesa parece que ha querido jugar al despiste con su repentina mayor exposición mediática de las últimas semanas -después de que desde que Por Cádiz sí se puede, Ganar Cádiz en Común y PSOE la sentaran en la bancada de la oposición en junio de 2015, hubiera pasado a tener un papel muy secundario en la política local-, mientras que filtraciones a diversos medios desde dentro de su partido a nivel nacional la daban ya por amortizada.

Y llegó la tarde del viernes y una inusual convocatoria para la mañana del sábado en el Hotel Parador Atlántico: “el grupo municipal popular en el Ayuntamiento ofrece un desayuno informativo con los medios de comunicación para tratar asuntos de actualidad”. La rueda de prensa del sí o del no…

Fue no. Arropada a un lado y otro por el presidente del PP provincial, Antonio Sanz, y por el portavoz municipal del partido, Ignacio Romaní, más allá de otros concejales actuales y de mandatos pasados de la derecha, entre otros rostros del partido, Teófila Martínez confirmaba que no encabezará la lista en las próximas elecciones de 2019.

“Abro un punto y seguido en mi compromiso por Cádiz”, ha apuntado la concejala y diputada nacional, interpretando que su “meditada” decisión es “valiente y conveniente” y que el PP necesita “un equipo para recuperar el tiempo perdido con la izquierda radical”, que, a su entender, está suponiendo un “destrozo” para la ciudad.

“Cada tiempo tiene su afán –ha reflexionado-, y creo que ha llegado el momento de situarme en el ámbito municipal en otra posición que no es la de la primera línea, aunque con el propósito de seguir trabajando por y para la ciudad de Cádiz, que ha sido siempre mi compromiso político y personal”.

Por su lado, el presidente del PP provincial, Antonio Sanz, ha repetido que “es una decisión exclusivamente personal, propia de Martínez, no del partido, que la tiene que respetar”. Además, el jerezano ha admitido que “para la familia popular es un día lleno de sentimiento y emociones pero también lleno de compromiso, ilusión y fuerza, que es lo que siempre transmite” quien “ha sido la mejor alcaldesa de la historia en Cádiz y de las mejores de España”.

Un momento del ‘desayuno’ de despedida / FOTO: Eulogio García

Tras este ‘adiós’ de Teófila Martínez, el PP local se queda sin referente claro y desnortado ante los comicios del año que viene. No es un secreto que en la ciudad muchos votaban a ‘la Teo’, más que al partido en sí. De hecho, en los carteles electorales de los últimos comicios la marca ‘PP’ quedaba relegada siempre ante la figura y nombre de la entonces omnipresente alcaldesa, que a su vez contaba con la maquinaria de la publicidad institucional y autobombo bien engrasada y con los medios de comunicación claves de la capital ‘contentos’.

¿Tiene cantera el partido? Se habló en su momento del ya no tan joven Bruno García aunque en los últimos tiempos está sonando más José Manuel Cossi, que ni siquiera es hoy día concejal. Tampoco habría que descartar al propio Romaní, quizá el rostro con más notoriedad de los conservadores tras Martínez, para lo bueno y para lo malo. ¿O se recurrirá a un fichaje ‘estrella’?

20 AÑOS ‘ARROLLANDO’, HASTA QUE LLEGÓ ‘KICHI’

Tras cinco elecciones consecutivas, desde 1995, en las que el PP, o mejor dicho, Teófila Martínez, arrasaba en la capital gaditana cada noche de comicios municipales, durante el escrutinio de papeletas de las últimas, las del 24-M de 2015, se sufrió y mucho en la sede de Cánovas del Castillo. La derecha ganó (10 concejales, 7 menos, y a la vez 11.000 votos menos), pero sabía que era una victoria con sabor a derrota: se perdió la holgada mayoría absoluta, y el máximo ‘enemigo’ durante la campaña, la recién llegada agrupación de electores impulsada por Podemos con un sindicalista y carnavalero al frente, José María González ‘Kichi’, con ocho ediles, sumaría esa mayoría si llegaba a entenderse con PSOE y la coalición izquierdista Ganar Cádiz en Común. Y al menos para el pleno de investidura hubo entendimiento –resignado por parte socialista-, y en junio de hace tres años se puso fin a veinte años de ‘Teofilato’.

Teófila Martínez Sáiz, natural de Cantabria, hija de un ferroviario, casada y con un hijo, a sus 70 años de edad ha sido seis veces consecutiva alcaldable de Cádiz por parte del PP, desde 1995, aunque antes también fue edil en El Puerto de Santa María. Estudió en Madrid Arquitectura Técnica, una carrera por aquel entonces eminentemente masculina; y llegó a ejercer su profesión en, curiosamente, Venezuela, entre otras ciudades españolas. En 1977 se afilia a Alianza Popular y en 2004 intentó ser, sin éxito, presidenta de la Junta de Andalucía. Actualmente, además de concejala del principal partido de la oposición (reprobada el pasado octubre por los insultos que profirió al alcalde en el salón de plenos), sigue siendo diputada en el Congreso, aunque su actividad en Madrid es bastante nula: en la pasada legislatura, en la Cámara Baja, apenas se registraron 11 minutos de intervenciones suyas, en cuatro años. DIARIO Bahía de Cádiz

Los comentarios están cerrados.