DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

‘Pescando’ latas de caballa y melva en pleno paseo marítimo gaditano

El Consejo Regulador de la Caballa y Melva de Andalucía, buscando promocionar el producto, ha llevado a cabo este caluroso último jueves de agosto una singular acción en el paseo marítimo de Cádiz. Vecinos y turistas se han topado con una peculiar alfombra: en concreto, 7.000 latas de melva y caballa, que además se han regalado entre los más curiosos.

El Consejo Regulador de la Caballa y Melva de Andalucía, buscando promocionar el producto, ha llevado a cabo este caluroso último jueves de agosto en la capital gaditana una singular acción que ya ha desarrollado en otros puntos del litoral de la comunidad autónoma.

En concreto, vecinos y turistas que pasaban más allá del mediodía por el paseo marítimo de la playa Victoria, a la altura del hotel Playa Victoria, se han topado con una peculiar alfombra: en concreto, 7.000 latas de melva y caballa colocadas con paciencia a lo largo de unos metros. Además, los más pacientes y curiosos han podido llevarse sus latitas de regalo a casa o al hotel.

La iniciativa proponía “adentrarse por la singular alfombra de latas, coger una de ellas y ser fotografiado al final de la visita”. Compartiendo dicha imagen en redes sociales, además, se podía ganar un pack gourmet de productos del Consejo Regulador.

“La filosofía del evento es encontrarse con un espacio único, inolvidable y sorprendente. Y qué mejor forma que a través de un mar de 7.000 latas. Una alfombra con productos únicos que está ahí para hacerte disfrutar tanto en casa como en la misma playa”, vendían en la previa del evento los promotores del mismo, insistiendo en que “en un despliegue sin igual, se ‘dará la lata’ más que nunca”.

Una acción que, se insistía en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, tiene como objetivo “promocionar los productos de la tierra y poner en valor la tradición, artesanía y gastronomía”.

Este Consejo Regulador de Caballa de Andalucía y Melva de Andalucía, organismo dedicado a salvaguardar la tradición única que acompaña al producto, nace de la unión de los empresarios conserveros andaluces “más involucrados con el proceso de elaboración”. La Indicación Geográfica Protegida (IGP) demuestra que cada una de latas de conserva que luce el sello “está elaborada de forma completamente artesanal, respetando un proceso basado en la tradición y poniendo en valor la primerísima calidad de la materia prima”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.