DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La “discriminación sistemática” de la escuela pública en la ciudad de Cádiz frente a la privada-concertada, también en Bachillerato

La Coordinadora de la Escuela Pública y la Flampa Gades denunciarán ante el Defensor del Pueblo Andaluz el “sistemático trato discriminatorio” hacia la escuela pública en Cádiz, “también en la etapa de Bachillerato”. Decenas de alumnos que han solicitado entrar en los IES Alberti y San Severiano no pueden matricularse ante la falta de plazas ofertadas por la Junta, mientras en centros privado-concertados sobran. El Ayuntamiento vuelve a pedir la dimisión del consejero de Educación.

Continúa la “discriminación” de la escuela pública en la capital gaditana, “también en la etapa de Bachillerato”, denuncian desde la Coordinadora de la Escuela Pública de Cádiz: decenas de alumnos que han solicitado plaza en los IES Rafael Alberti y San Severiano no pueden matricularse porque la Junta de Andalucía solo ha planificado una unidad de Bachillerato en cada centro (media de Ciencias y media de Humanidades), lo que contrasta con los centros privados-concertados como Amor de Dios o Salesianos, “a los que en cambio sí le mantienen tres unidades sin demanda”.

“Se trata de una discriminación manifiesta, hasta el punto de que impide que, prácticamente, ningún alumno que proceda de otros centros pueda entrar en estos dos institutos públicos, pero sí al Amor de Dios y Salesianos (San Ignacio)”, se remarca en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Esto es especialmente grave en Bachillerato, ya que hay centros que solo imparten la ESO y, por tanto, al terminar el alumnado tiene que trasladarse a otro centro a cursar el Bachillerato, “y que no pueden hacerlo en los centros públicos de su zona, como el Alberti y el San Severiano”. Un ejemplo sangrante de esto es el alumnado que acaba la Secundaria en el colegio Sagrada Familia, que no encuentra plaza en el centro más próximo, el IES San Severiano, “ya que éste no dispone de vacantes”.

“Pero es aún más grave que incluso la planificación educativa de la delegación territorial de Educación impida obtener plaza al propio alumnado del centro”, se subraya. Es el caso del Bachillerato de Ciencias del San Severiano, al que solo se le ofertan 18 plazas cuando tiene una reserva de plazas del propio centro de 25. Es decir, sus propios chavales de cuarto de la ESO no tienen plaza asegurada en Bachillerato. A esto se une también el que este instituto público sea centro de referencia para el alumnado que se matricula en el Conservatorio profesional y que debe tener plaza reservada, pero que no puede matricularse ante la falta de plazas ofertadas.

La Coordinadora saca datos “demoledores”: actualmente, de 29 de los alumnos que han elegido el IES Rafael Alberti para el curso 2020/2021, 28 no pueden matricularse al no disponer de plazas (17 en Humanidades y Ciencias Sociales y 11 en Ciencias); y de los 17 alumnos solicitantes, se han quedado fuera 14 en el IES San Severiano (11 en Humanidades y 3 en Ciencias), a causa de la planificación de una sola unidad en Bachillerato en estos centros públicos.

Frente a ello, en colegios concertados y católicos, el Amor de Dios y Salesianos, “sobran casi 100 plazas”: 50 en el primero y 45 en el segundo. Cada uno oferta tres unidades (105 plazas) para apenas 53 reservadas el Amor de Dios y Salesianos apenas 60 adscritos para sus alumnos. Por lo tanto, “tienen un exceso de 97 de plazas”.

“De nuevo, e inexplicablemente, nos encontramos con una planificación educativa al servicio de la enseñanza privada concertada, en la que se cercena la ‘libertad de elección de centro’ proclamada por el Gobierno andaluz (ahora de derechas) cuando se trata de centros de titularidad pública. Desde Infantil, como hemos visto en el cierre de la segunda unidad del CEIP La Inmaculada, hasta Bachillerato, como se observa en los IES Rafael Alberti o San Severiano”, se subraya.

Por ello, desde la Coordinadora de la Escuela Pública y la Flampa Gades se llama a la movilización para defender las plazas de los centros educativos públicos; al tiempo que se denunciará ante el Defensor del Pueblo Andaluz y el Defensor del Menor de Andalucía la vulneración del principio de igualdad y la política discriminatoria practicada por PP y Cs con la escuela pública.

EL AYUNTAMIENTO INSISTE EN EXIGIR LA DIMISIÓN DE IMBRODA

Por su lado, la concejala de Educación, Ana Fernández, ha vuelto a mostrar su indignación ante “al ataque discriminatorio al que está sometiendo la Junta a la escuela pública”. Con el cierre de plazas y “no permitiendo nuevas líneas a pesar de la demanda, el consejero Imbroda está vulnerando el derecho de la ciudadanía a elegir una educación pública y de calidad y les obliga a optar por la concertada”.

De este modo, el equipo de Gobierno liderado por José María González ‘Kichi’ se ha unido a la denuncia realizada por la Coordinadora y la Flampa Gades. “Esto es inadmisible, a la Junta ya no le quedan excusas para seguir atacando a la escuela pública en pleno proceso de matriculación”.

Fernández ha vuelto a pedir la dimisión del consejero de Educación, Javier Imbroda “quien ha demostrado no tener ningún tipo de escrúpulo para atacar de tal manera la escuela pública llegando a limitar el acceso a esta educación pública y de calidad”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.