DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La aplicación del Suministro Mínimo Vital de Aguas de Cádiz ha asumido 16.374 facturas de vecinos vulnerables en casi cuatro años

El Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado la prórroga de la colaboración con su propia empresa Aguas de Cádiz que regula el desarrollo y gestión del Suministro Mínimo Vital, programa que se activaba en octubre de 2017. Este procedimiento gestiona las medidas y ayudas para afrontar la factura a vecinos en exclusión social. Gracias a esta herramienta, que evita que el beneficiario tenga que acudir periódicamente a Asuntos Sociales, se han concedido ya 3.306 solicitudes y subvencionado más de 16.300 facturas.

El Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado la prórroga del convenio de colaboración con su propia empresa Aguas de Cádiz que regula el régimen de desarrollo y gestión del Suministro Mínimo Vital (SMV), programa que se activaba en octubre de 2017. Este procedimiento gestiona las medidas y ayudas para afrontar la factura a vecinos en situación de vulnerabilidad social.

Este procedimiento buscaba sobre todo mejorar el sistema anterior cualitativa y cuantitativamente, ya que se subvenciona el pago de los conceptos bonificables de la factura durante un período inicial de 12 meses revisable a los seis a partir de la fecha de aprobación de la ayuda solicitada. O sea, el beneficiario no tiene que acudir cada mes a Servicios Sociales.

El programa corre a cargo al fondo social solidario de la empresa municipal y supone que las personas o familias que se encuentren en situación de exclusión social pueden acudir a la misma Aguas de Cádiz, a las diferentes sedes de Asuntos Sociales para pedir información y solicitar la valoración previa necesaria para acogerse al mismo.

La concejala y presidenta de Aguas de Cádiz, Ana Fernández, subraya que en el actual equipo de Gobierno “siempre hemos tenido claro que el derecho humano al agua potable y al saneamiento es un factor esencial para la vida, y por eso decidimos poner a disposición de los gaditanos lo que ya todos conocemos como el Suministro Mínimo Vital: un mecanismo sencillo y justo para responder a ese derecho básico para la vida”.

Se trata de garantizar un mínimo vital de 100 litros de agua por persona y día, siguiendo las recomendaciones hechas por la propia Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud y el Defensor del Pueblo Andaluz, con el fin de evitar el “desahucio hídrico” de las personas y sectores vulnerables, así como la prohibición de realizar cortes de agua.

“Cádiz es pionera en una medida que ayuda a una familia vulnerable económicamente a que, una vez aprobada su solicitud, pueda tener esta necesidad vital cubierta sin tener que acudir periódicamente a las dependencias de los Servicios Sociales”, ha insistido esta edil de Adelante Cádiz.

MÁS DE 16.300 FACTURAS SUBVENCIONADAS

En la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz se destaca que desde que se puso en marcha este procedimiento para la garantía del derecho humano al agua, el Suministro Mínimo Vital y el fondo social solidario, hace casi cuatro años, Aguas de Cádiz ha aprobado un total de 3.306 solicitudes de ayudas a clientes que no pueden hacer frente al pago de los recibos del agua.

En lo que va de 2021, las solicitudes concedidas han sido 503, mientras que en 2020 se alcanzó la cifra de 967. El volumen de ayudas ha ido aumentando a medida que el programa se ha ido consolidando. De hecho, se inició en octubre de 2017 y en los tres meses de ese año se concedieron 151 solicitudes; durante el año siguiente, en 2018, el número de solicitudes aprobadas fue de 758; y en 2019 se concedieron 927.

En cuanto a las facturas subvencionadas hasta el momento, el número asciende a 16.374 a fecha 30 de junio. Esto supone que la empresa pública ha aportado una cuantía total de 700.512 euros, a los que hay que sumar 280.253 euros del propio Ayuntamiento en concepto de tasas de gestión de residuos. En total, la cuantía destinada a asegurar el pago de la factura de agua a estas familias con problemas económicos asciende a más de 980.700 euros desde que se inició el procedimiento.

Por otra parte, Aguas de Cádiz continúa con las alternativas previstas para el abono de las facturas y siguen vigentes otras medidas para paliar los problemas transitorios económicos como los aplazamientos, los fraccionamientos y lo planes de pago personalizados. Estas ayudas se gestionan en las oficinas de la empresa.

Además, la Junta de Gobierno Local aprobó la pasada semana la adenda al convenio de colaboración para financiar la contratación de una persona titulada en Trabajo Social encargada de analizar, prorrogar y gestionar técnica y administrativamente estas ayudas.

Los comentarios están cerrados.