DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Empate ‘sobrevivido’ para despedir una campaña amarilla impensable

En un Ciutat de València con algo de público, Levante y Cádiz despidieron por adelantado la enrarecida temporada. Un choque intrascendente pero movidito. Se adelantaban los de casa, remontaban los gaditanos con solvencia, y en una segunda mitad de monólogo local, empataban los granotas (2-2). El veterano Augusto disputaba sus últimos minutos como profesional y el juvenil Bastida debutaba en la elite. Se cierra una campaña “sobresaliente” y casi histórica para los amarillos, un recién ascendido con una plantilla muy limitada que se mantiene sin apuros en Primera. Y aviso de Cervera: para el año que viene hay buscar salir a los partidos “no sólo a sobrevivir”.

JORNADA 38. Como teloneros de la jornada decisiva de la presente temporada en Primera, dos conjuntos con los deberes hechos se medían sin tensión en la noche del viernes en el Ciutat de València, con una alegría añadida: unos 5.000 aficionados bien ordenaditos en las gradas. Levante y Cádiz, en su despedida de la campaña, apenas se jugaban ya el orgullo de quedar por delante, uno de otro, en la zona media de la tabla.

“Hemos tenido altibajos que nos han servido para aprender. A principio de temporada nadie, absolutamente nadie, pensaría que nosotros íbamos a estar salvados faltando cuatro o cinco jornadas. La nota es de sobresaliente”, reflexionaba en la previa de este último choque el entrenador amarillo, Álvaro Cervera, pensando ya en su idea de lo que ocurrirá en la 2021/2022: “va a ser mucho más complicado, este año no hemos entrado en descenso en ningún momento, y se ha vivido sin público. El año que viene parece que todo volverá a la normalidad y se verá la importancia o la dimensión de lo que ha hecho un recién ascendido con el que nadie contaba”.

Tras la retirada del veterano Augusto Fernández anunciada públicamente durante la semana, el argentino formaba parte del once inicial del Cádiz, y con brazalete de capitán, como reconocimiento por parte de sus compañeros (se enteraba a última hora). Así, el equipo titular lo conformaron: David Gil, en portería; Iza, Akapo –que se cambiaban de banda en el primer tramo del encuentro-, Alcalá y Fali, en defensa; José Mari y Jonsson, en el centro del campo, con Augusto algo más adelantado; Sobrino y Perea, en los extremos; y Álvaro Negredo, arriba.

La primera mitad se presentaba tan intrascendente como ajetreada. Los dos conjuntos se plantaban sin excesivas precauciones –o más bien, sin más tensión de la cuenta-, y a la primera ocasión de cierto peligro, un disparo de Perea desde la frontal inocente le sucedía el 1-0 en el minuto 8: Iza Carcelén no medía bien, Toño se iba con la pelota hasta la línea de fondo y centraba para que Roger rematara con la rodilla.

El mismo lateral portuense era protagonista, ya en positivo, en las dos siguientes acciones reseñables en este periodo, dos zarpazos con los que los gaditanos le daban la vuelta al marcador.

En el 14, centraba Iza y Negredo remataba a la perfección, ganándole la partida a dos defensores. El tanto era inicialmente anulado por supuesto fuera de juego, por parte del linier, pero el VAR hacía rectificar. Y el 1-2 se concretaba en el minuto 32, en un contragolpe de manual, tras un saque de esquina de los granotas: Negredo evitaba el patadón y pasaba a Iza que se mataba para seguir la jugada, Alberto Perea veía solo a Akapo que corría y marcaba.

Unos minutos antes, el de Vallecas también lo intentaba desde el centro del campo al ver al portero adelantado. El Levante, con el resultado en contra, no terminaba de encontrarle las cosquillas a los gaditanos, cómodos, salvo en el descuento, cuando David Gil se marcaba un buen despeje ante un tiro de Bardhi en el interior del área.

Augusto disfrutando de su despedida del fútbol tras el partido / FOTO: LaLiga

Tras el descanso, un tempranero disparo de De Frutos que se iba arriba avisaba de las intenciones de los visitantes por achuchar buscando al menos la igualada; en el 54, Roger remataba en boca de gol, pero el meta cadista estaba atento; y tres después, Melero hacía el 2-2, entrando muy solo por el centro de la defensa.

El tanto venía poco después de un doble momento histórico, con el movimiento del banquillo por parte de Cervera: la emotiva despedida de Augusto Fernández –ovacionado-, y el debut del chiclanero Bastida, juvenil de 17 años de edad. Además, Jonsson se retiraba y entraba Garrido.

El Levante, más motivado, seguía su monólogo buscando la victoria ante un Cádiz demasiado atrás que además sufría la lesión de Pedro Alcalá; salía Jairo, y Jon Ander Garrido pasaba a acompañar a Fali. Y ya pasado el minuto 70, dejaban el verde Perea y Negredo por Pombo y Malbasic. El zaragozano probaba desde lejos en el 77. Y cumplido el 90, Roger tenía muy cerca el tercero, de cabeza, asistido por Coke.

Este Cádiz le pone el lacito a una impensable temporada del regreso a LaLiga Santander con 44 puntos en el saco (la zona de descenso la ve a 11 puntitos, antes de que jueguen Valladolid, Elche y Huesca, los que luchan todavía por no caer a Segunda), con 11 victorias (entre ellas, las del Real Madrid como visitante y las del Barsa en el Carranza), 11 empates y 16 derrotas; 36 goles a favor y 58 en contra. Acaba en la clasificación (salvo que el Valencia gane el sábado) como duodécimo.

“El partido ha sido un poco nosotros: sobrevivimos. Me gustaría que no sólo fuera eso, salir a sobrevivir, me gustaría que pudiéramos hacer algo más el año que viene. Seguramente es que no sé hacerlo mejor; pero quiero ver algo diferente”, subrayaba Cervera en la rueda de prensa tras el choque, que de nuevo volvía a calificar la temporada de “magnífica, extraordinaria, no puede ser mejor, me lo he callado hasta ahora, pero tiene un valor tremendo. Este año ha sido irrepetible, no nos podemos confundir”. DIARIO Bahía de Cádiz

/ FOTOS: LaLiga

Los comentarios están cerrados.