DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El “ataque sistemático” de la Junta a la educación pública vive otro capítulo en Cádiz: recortes en el Gadir, La Inmaculada y el Carlos III

La Flampa Gades ha celebrado su enésima concentración frente a la delegación territorial de Educación de la Junta en Cádiz, en defensa de la escuela pública y frente al nuevo recorte de unidades de cara al próximo curso. En esta ocasión, se alerta del cierre de líneas en tres centros colegios, el Gadir, La Inmaculada y el Carlos III. Por su lado, desde CGT se denuncian “ratios ilegales” en el IES Cornelio Balbo por la supresión de hasta tres grupos en ESO.

La Flampa Gades ha celebrado este martes una concentración frente a la delegación territorial de Educación de la Junta de Andalucía en Cádiz, en la calle Antonio López, en defensa de la escuela pública y frente al nuevo recorte de unidades de cara al próximo curso. La convocatoria de la Federación Local de Asociaciones de Madres y Padres Familiares y miembros de las comunidades educativas de la capital ha contado, entre otros, con el respaldo del Ayuntamiento.

De este modo, se ha denunciado el ataque sistemático de la Junta, ahora con gobierno de derechas, a la educación pública mientras se mantienen inalterables los conciertos con la privada-concertada; que tras el último proceso de escolarización se salda con el cierre de líneas en tres centros públicos de la ciudad, como son el Gadir, La Inmaculada y el Carlos III, “cierres que no podemos tolerar”, ha subrayado la concejala de Enseñanza, Ana Fernández.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, la edil de Adelante ha destacado el “gran trabajo” que hace la comunidad educativa en estos centros de Infantil y Primaria y la profesionalidad de la plantilla, “una plantilla que se echa a temblar en cada proceso de escolarización ante el temor de que la Junta de Andalucía acuerde el cierre de alguna línea con el perjuicio que ello conlleva”.

“La administración autonómica se escuda tan solo en una bajada de la natalidad sin plantear otras alternativa a la eliminación de líneas, como la reducción de ratios, la redistribución del alumnado o el cierre de alguna línea en los centros privados que son sostenidos con fondos públicos”, reflexiona Fernández.

Además, ha hecho un repaso sobre la gestión del PP y Ciudadanos, con el aliento de la extrema derecha, al frente del gobierno andaluz en materia de educación que se ha saldado “con el cierre de la Institución, el cierre de líneas en la Inmaculada durante los dos procesos de matriculación, el cierre de líneas en el Carlos III, el cierre de líneas por el momento en el Gadir y el temor de los padres de la clausura del centro entero, el intento de quitar el centro de referencia del IES Drago para el colegio Reyes Católicos… todo un muestrario de que a la Junta no le importa la escuela pública”.

A esto se añade el cambio de criterios para favorecer la matriculación del alumnado en centros privados-concertados aunque no sean de referencia, el cambio en las relaciones de los propios centros de Primaria con los institutos para favorecer el traspaso de alumnos a los centros concertados a lo que se suma las bonificaciones en la matriculación en colegios privados.

Familiares de los colegios afectados, miembros de la Flampa y de la Marea Verde han estado arropados por otros concejales del Gobierno local, del PSOE, e incluso por la parlamentaria andaluza Teresa Rodríguez.

CGT DENUNCIA “RATIOS ILEGALES” EN EL IES CORNELIO BALBO

Por su lado, este mismo martes el sindicato CGT denuncia que una vez finalizada la primera fase del proceso de escolarización para el curso venidero, las estimaciones previstas por el equipo directivo de otro centro público de la capital, el IES Cornelio Balbo, evidencian que la oferta realizada por el servicio de Planificación y Escolarización “es claramente insuficiente”.

Y es que la delegación territorial ha eliminado “de forma injustificada” tres unidades en este instituto. Aunque el número de alumnos obliga legalmente a la existencia de cuatro grupos en cada curso de ESO, se mantiene el recorte de tres unidades que llevó a cabo antes del comienzo del proceso de escolarización. Así, terminado el mismo, el número de alumnos en primero, segundo y cuarto de ESO supera la ratio máxima legal de 30 por curso.

En recientes reuniones de Consejo Escolar y Claustro, las familias y el profesorado han sido informados de que, ante la ilegalidad que supondría que el servicio de Planificación mantuviera su oferta de tres grupos en vez de cuatro en dichos cursos, la directiva del centro ya ha solicitado a la delegación una clase más en segundo y cuarto de Secundaria, para 105 y 117 alumnos respectivamente. Sin embargo, no ha realizado la misma petición para primero, curso en el que según sus propios cálculos habrá 92 alumnos, dos por encima de la legalidad.

Además, en todos los cursos las cifras proporcionadas por la propia directiva del instituto se han elaborado previendo como alumnado repetidor solo a aquel con más de cinco asignaturas suspensas. Si el cálculo se hiciera con el alumnado que actualmente está en condiciones de no promocionar al curso siguiente, es decir, con tres asignaturas suspensas o más, “ascendería significativamente”. Así, señalan desde CGT, teniendo en cuenta los resultados de la segunda evaluación, en primero de ESO habría que añadir 25 alumnos susceptibles de repetir curso a las 85 plazas reservadas para el alumnado de centros adscritos. “Es decir, el equipo directivo está dando por válida la actual oferta de Planificación de tres grupos para 110 alumnos”, se cuestiona.

Frente a los “recurrentes intentos” de la delegación territorial de Educación de “eliminar unidades y masificar las aulas” de los centros públicos, este sindicato exige una rectificación inmediata al principal responsable, el delegado Miguel Andréu, y al Jefe de servicio de Planificación y Escolarización, Joaquín Mateo. “La supresión de tres grupos en el IES Cornelio Balbo constituye un menosprecio a la calidad de la enseñanza que conlleva además la pérdida de numerosos puestos de trabajo”, se sentencia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.