DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cifuentes salva en Ponferrada un punto justo

El Cádiz estrenó este sábado el año 2020 y la segunda vuelta del campeonato amarrando un frío punto en El Toralín. Un choque intenso de menos a más en el que el Cádiz, que mostró ambición moderada sobre todo tras el descanso ante un rival atrás y a la contra, acababa jugando los últimos minutos con uno menos por expulsión de Quezada, y Cifuentes salvando con paradones el 0-0.

JORNADA 22. El campeón de invierno de Segunda estrenó en la sobremesa de este sábado el año 2020 y la segunda vuelta del campeonato amarrando un frío punto en El Toralín. Un choque intenso de menos a más en el que el Cádiz, que mostró ambición moderada sobre todo tras el descanso ante un rival defensivo, acababa jugando los últimos minutos con un hombre menos por expulsión de Quezada, y Cifuentes salvando con paradones el empate.

En el primer once titular tras el parón navideño Álvaro Cervera podía contar de nuevo con Cala en la defensa, y optaba por reemplazar al sancionado Salvi con Alejo. Así, Cifuentes, en portería; Iza Carcelén, Quezada, Juan Cala y Fali, en defensa; Garrido y Edu Ramos en el centro del campo, con Álex Fernández más adelantado; Alberto Perea e Iván Alejo en los extremos, y Choco Lozano en la delantera.

En frente, una Ponferradina en alza, con una defensa de cinco. Y pese a ello, la primera ocasión la protagonizaba el local Kaxe. El Cádiz, ante un rival conservador, se hacía con el peso del partido, con todo lo que supone ello para un equipo más cómodo a la contra; y era el conjunto leonés el que trataba de sorprender, aunque Alberto Cifuentes, pese a las horas propias de la siesta, estaba despierto, abortando las dos oportunidades más claras de los de casa, las de Saúl y Yuri, antes de decretarse el descanso. Un disparo de Luismi Quezada en la ejecución de una falta que se iba por encima del larguero, casi lo más peligroso por parte amarilla en este primer tiempo poco atractivo para el aficionado al fútbol.

Cervera variaba el planteamiento en la segunda mitad, buscando presionar más la salida de balón. Y la Ponfe empezó, ahora sí, a sufrir, con aproximaciones constantes por parte del líder. El gol, si tenía que llegar, parecía más cerca para el Cádiz, pero el equipo de casa asustaba al contragolpe en contadas ocasiones, como una jugada de Yuri para Kaxe rematada fuera por poco. Por parte gaditana, la oportunidad más peligrosa la protagonizaba un lanzamiento pegado al palo del inspirado Perea.

Avanzaba el choque y se abría un poco más (Álex ponía a prueba desde la frontal a Caro y Yuri hacía lo propio con Cifuentes), al tiempo que se iban concretando los cambios: Javi Navarro por Alejo, Jurado por Perea y Caye Quintana por Choco.

Sin embargo, a cinco minutos del final, el partido dio un giro imprevisto: Quezada se llevaba la segunda tarjeta amarilla por protestar. Ante un Cádiz en inferioridad, la Ponferradina no se lo pensaba y se iba al ataque. Y aparecía el capitán Cifu para demostrar que, con 40 años, sigue en forma: en el 88 con una estirada sacaba de la escuadra un disparo de Yuri, y ya en el descuento abortaba un tiro ajustado de Asier Benito.

“En el uno contra uno no hemos creado mucho peligro, pero nos hemos manejado bien. Hemos hecho un buen partido. A partir de la expulsión, una más, ellos han apretado y lo han hecho bien. Nuestro portero nos ha salvado”, reconocía Cervera tras el choque, apreciando que “más que respeto, ha habido falta de acierto cerca del área”.

Un punto bueno o regular, según se mire, para iniciar esta segunda vuelta del campeonato con la ilusionante ventaja que da mirar al resto de rivales desde la primera plaza. Y conociendo el primer refuerzo invernal: el centrocampista Jorge Pombo, que llega cedido del Real Zaragoza. DIARIO Bahía de Cádiz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.