DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

Campeón virtual, con ambición


Tarde de domingo soleada, pese al anuncio de lluvias, y el Ramón de Carranza pudo disfrutar de un Cádiz-Cartagena en el que los de amarillo, apabullando prácticamente de principio a fin, se proclamaron virtualmente campeones del grupo IV de Segunda B, tras imponerse 2-0 y sumar otros tres puntos, rompiendo la dinámica de juego regular y resultados malos de las últimas jornadas. Un marcador corto, muy corto, a tenor de las ocasiones generadas ante un conjunto albinegro impotente. Ahora, con los deberes hechos, restan aún tres partidos más por delante de liga regular que deben servir para preparar a conciencia la liguilla de ascenso.

En un domingo que se pronosticaba lluvioso, el sol se impuso a la hora del fútbol: el Carranza, con alrededor de 12.000 personas en las gradas, acogió un Cádiz-Cartagena, en el que los de la amarillo, tras el bache de juego y resultados de los últimos tres partidos –dos puntos de nueve posibles, fruto principalmente de la relajación general al ver casi cumplido su primer objetivo de la campaña- querían certificar virtualmente el liderato a tres jornadas del final de la liga regular; y los murcianos, en horas muy bajas por su parte, arañar algún punto en su lucha no por jugar la liguilla, como sería esperable, sino por eludir los puestos de descenso a Tercera.

El choque comenzó con un equipo local con muchas ganas de agradar y de resolver pronto la ‘papeleta’, encerrando en su campo a un Cartagena desnortado y desbordado. De hecho, en el minuto 9 Villar, que regresaba al titular tras algunos partidos ausente, marcaba el que pudo ser el primero de la tarde, pero el árbitro lo anulaba por posible fuera de juego. Y en el 24, Kike Márquez, tras una interesante jugada, fallaba una ocasión muy clara, de entre las diversas que se iban sucediendo durante toda la primera mitad, ante un rival que apenas se acercaba a Aulestia en escasos contragolpes. Pero no se concretó ninguna, e injustamente, se llegó al descanso con 0-0 en el marcador.

Villar regresó al equipo titular, y se notó / FOTO: Eulogio García
Villar regresó al equipo titular, y se notó / FOTO: Eulogio García

La dinámica del primer tiempo se prolongó en el segundo, con los hombres de Claudio Barragán volcados sobre la portería de Limones, y un conjunto albinegro superado, pero que seguía manteniéndose imbatido. Y no era porque el Cádiz no disparara a puerta…

Hasta que, al fin, en el minuto 12 entraba una de Fran Machado, cabeceando, y la afición explotaba con el cántico de “¡campeones, campeones!”. Había ganas de gritarlo. Y el mismo Machado, en el minuto 21, centraba para que Jona, también de cabeza, marcara el 2-0. El acoso amarillo no cesaba. Una manera de acallar las voces críticas que hablaban de un equipo desconectado ya de la competición, a la espera del ansiado play off.

En el último tramo del encuentro, ya sí, los de casa se relajaron y dejaron al Cartagena, impotente –y con un hombre menos por expulsión de Prosi en el descuento-, respirar. Tres puntos más que, pese a la victoria el sábado del UCAM Murcia, dejan a ambos equipos a nueve de distancia con tres jornadas por disputar. Por lo que este Cádiz, teniendo en cuenta los goles a favor y en contra, es virtualmente campeón del grupo IV. Primer objetivo de la temporada cumplido, y celebrado por afición y jugadores. A por el siguiente. DIARIO Bahía de Cádiz

Las FOTOS del Cádiz-Cartagena, AQUÍ


(puedes comentar esta información más abajo)

Los comentarios están cerrados.