DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cádiz mira a la mar y añora lo que fue hace trescientos años


Este domingo 28 de mayo sí se ha podido desarrollar y disfrutar sin sobresaltos la singular concentración de barcos convocada por el Ateneo de Cádiz por aguas gaditanas, rememorando aquellos históricos convoyes de barcos rumbo a América, en el contexto del Tricentenario del traslado de la Casa de la Contratación de Indias a Cádiz. Casi 130 embarcaciones han participado en la parada naval Flota de Indias, que ha podido seguirse desde tierra desde la ‘balconada’ de San Felipe, la Alameda y Santa Bárbara.

Una semana más tarde de lo previsto, por culpa del levante, este domingo 28 de mayo sí se ha podido desarrollar y disfrutar sin sobresaltos la singular concentración de barcos convocada por el Ateneo de Cádiz por aguas gaditanas, rememorando aquellos históricos convoyes de barcos rumbo a América, en el contexto de la conmemoración del Tricentenario del traslado de la Casa de la Contratación de Indias de Sevilla a Cádiz. Un total de 115 barcos de vela y 12 de motor han participado en la parada naval Flota de Indias.

El evento ha supuesto una fiesta alrededor del recuerdo del esplendor de los barcos que, hace tres siglos, monopolizaban desde Cádiz el comercio con América. El Tricentenario, que se recuerda este 2017 con el impulso y coordinación de la Diputación, celebra precisamente la que se considera la etapa de mayor esplendor de la ciudad de Cádiz y su Bahía.

El aplazamiento de la fiesta naval, según señalan los organizadores en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, no sólo no ha mermado la participación de barcos. Al contrario, “se ha incrementado hasta sumar las 115 embarcaciones a vela y 12 a motor, con esloras desde los 15 metros hasta el más pequeño, un catamarán de 2 metros”.

A las 13.15 horas se daba la salida a la flota. Uno a uno, los barcos eran citados por el responsable técnico de la organización en mar, Juan Castañeda, iniciando el recorrido con la vela mayor izada y las jarcias engalanadas, a una velocidad de 3 nudos y dos esloras de distancia entre embarcación y embarcación.

La ruta, a través de antigua canal de acceso a Cádiz, la canal del Sur, ha permitido a la flota acercarse al borde marítimo de la punta de San Felipe, la Alameda y el baluarte de Santa Bárbara. Un recorrido de tres millas hasta la boya Ana, que marca la punta del Sur frente al faro de San Sebastián, que ha podido ser seguido por numeroso público desde tierra: desde esos “balcones de excepción” como son las murallas de San Carlos, la Alameda Apodaca, el paseo de Santa Bárbara o la playa de La Caleta.

De regreso, la flota ha navegado en regata por la misma canal del Sur, en rumbo de empopada gracias a una ligera brisa de poniente de apenas 8 nudos. Un total de 49 embarcaciones de los 95 barcos a vela participantes tomaron además parte en esa regata disputada durante el recorrido de vuelta desde la boya Ana. Los tres primeros clasificados han sido: ‘Buzz Light Year’, patroneado por Eric Perignat Le Touze; ‘Curribambi’, patroneado por Ángel María Ruiz Gómez y ‘Estero Blanco’, patronado por Santiago Villagrán.

Mientras, en tierra el Ateneo planteó un programa de actividades en el infrautilizado paseo de Santa Bárbara: talleres infantiles, concursos de dibujo, hinchables y otras actividades lúdicas, como la actuación del coro de Kico Zamora. También ha puesto en marcha sendos concursos de fotografía y de relatos cortos en torno a la parada naval, abiertos a la participación del público general.

Estampa de la parada naval desde el mar / FOTO: Cata Zambrano
Estampa de la parada naval desde el mar / FOTO: Cata Zambrano

Al regreso de las embarcaciones, procedentes de los clubes náuticos y puertos deportivos de la Bahía y el resto de la provincia, los más de 600 participantes se sumaban a una comida marinera en el Club Náutico de Cádiz, a cuyo término se celebraba la ceremonia de clausura.

Presidieron este acto, el diputado provincial Fran González, el presidente del Ateneo, Ignacio Moreno y el vicepresidente y coordinador de la Flota de Indias, José Ramón Pérez Díaz,-Alersi. Junto a ellos, ocuparon lugar preferente el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, José Luis Blanco y el representante de la Fundación Unicaja, Joaquín Osuna. De hecho, el banco era uno de los principales patrocinadores de la regata.

Esta parada naval Flota de Indias está organizada por el Ateneo Literario, Artístico y Científico de Cádiz, en colaboración con la Diputación; cuenta con el patrocinio de instituciones y empresas como la Fundación Unicaja, la Federación Andaluza de Vela, Navantia, el Puerto de la Bahía de Cádiz, Real Club Náutico de Cádiz, la Flota de Snipe, la Zona Franca de Cádiz, la Universidad de Cádiz, Capitanía Marítima, Puertos de Andalucía, y una serie firmas privadas.

En definitiva, con esta actividad, quizá la más especial del Tricentenario, se buscaba “concentrar una gran flota de veleros tripulados por navegantes apasionados del mar y los vientos de Cádiz y su Bahía”, y recordar el “momento en el que Cádiz fue emporio del orbe y el puerto natural más importante de su época”. A colación, días atrás el alcalde, José María González ‘Kichi’, se había sumado a la iniciativa con un bando en el que instaba a los vecinos a disfrutar de esta recreación de aquellas históricas flotas de Indias, incidiendo en que “del mar ha venido y viene buena parte de nuestra riqueza y nuestras posibilidades”.


(puedes comentar esta información más abajo)



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.