DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cádiz le ‘mete fuego’ al coronavirus, como alternativa a los juanillos

La coronavirus ha obligado a alterar también los ‘juanillos’ en Cádiz… y el dichoso coronavirus ardió en la capital gaditana en la víspera de San Juan. El Ayuntamiento ha celebrado de alguna manera la singular fiesta en el castillo de San Sebastián, sin público, con la televisión municipal como testigo. Fiestas ha querido, pese a las circunstancias, “mantener viva la llama de esta tradición”.

El coronavirus ha obligado a alterar también la celebración de los ‘juanillos’ en Cádiz… y el dichoso coronavirus ardió en la noche de este 23 de junio en la capital gaditana, en la víspera de San Juan.

“No queríamos que se perdiera esta celebración tan nuestra como son los juanillos y hemos adaptado el formato a las circunstancias, con la idea de que siguiera existiendo aunque fuera sin público y logrando una solución que yo creo que ha permitido disfrutar de la fiesta de forma simbólica sin que haya un riesgo de rebrote en torno a ella”, anota la concejala de Fiestas, Lola Cazalilla.

Aunque es verdad que en pleno contexto de pandemia, estado de alarma y de medidas de distanciamiento social, el Ayuntamiento trató de tirar para adelante, e incluso abrió la inscripción al concurso de este 2020, hasta principios de junio: no se presentó ninguna solicitud. A partir de ahí se anunció el “rediseño” de este singular festejo que desde hace años supone el pistoletazo de salida al verano en la ciudad, y cada tarde-noche del 23 de junio se acompaña con la quema de esos juanillos, creaciones efímeras realizadas por diferentes entidades y asociaciones vecinales con contenido humorístico, satírico o crítico.

Como alternativa, y siempre pensando en “mantener viva la llama de esta tradición gaditana en 2020”, Fiestas encargó un juanillo municipal, confeccionado por la empresa Planning artesanos: un monigote verde representando al Covid-19, no podía ser otra cosa.

Se ha instalado en el castillo de San Sebastián y sobre las diez y media de la noche se le ha metido fuego (y ha costado que ardiera…); sin público, sólo con las cámaras de Onda Cádiz televisión como testigo (se ha televisado en directo), además de prensa y servicios sanitarios y de seguridad. Tras las llamas, se han lanzado fuegos artificiales desde la misma fortaleza.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, Cazalilla asegura que “al inicio de la situación de pandemia”, desde Fiestas “maniobramos de manera rápida y ágil, y encargamos la elaboración de un juanillo municipal, una decisión que ahora nos ha permitido adaptar la celebración para que siga desarrollándose y no se pierda”.

E incide en que se trata de una fiesta “que se vive muy intensamente en la infancia gaditana y que cuenta con la implicación del tejido vecinal año tras año, y desde luego con una temática apegada completamente a la actualidad, como se ha podido comprobar también este año”.

Por último, la edil responsable ha querido agradecer su trabajo al personal de Fiestas, a Protección Civil, a Onda Cádiz y a todos los servicios municipales que han colaborado “para que este año, bajo unas condiciones excepcionales, hayan podido celebrarse los juanillos”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.