DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Algunos gaditanos siguen menospreciando el trabajo y el esfuerzo de la plantilla de Servicios Sociales y el Ayuntamiento no hace nada”

UGT en el Ayuntamiento de Cádiz lamenta que el personal de Servicios Sociales lleva años “sufriendo amenazas, insultos, y hasta intentos de agresión” por parte de algunos ciudadanos, “y ni este equipo de Gobierno ni el anterior han actuado”. Se denuncia la “falta de protección y de defensa” del alcalde y su concejala responsable a su propia plantilla “después de poner todo su esfuerzo, energía y corazón en su trabajo diario”.

UGT en el Ayuntamiento de Cádiz ha salido a la palestra para lamentar que el personal de Servicios Sociales, “y de otras delegaciones también”, lleva años “sufriendo amenazas, insultos, y hasta intentos de agresión” por parte de algunos ciudadanos, “y ni este equipo de Gobierno ni el anterior han actuado”.

“Llevamos años esperando el protocolo de violencia en el trabajo, pero al igual que con otras cuestiones de suma importancia que afectan a la plantilla municipal (como el Acuerdo Regulador, la Relación de Puestos de Trabajo, etc.), sólo se demuestra falta de gestión y palabras que caen en saco roto”, denuncia esta sección sindical.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, UGT considera “intolerable” que vecinos “sigan amenazando, insultando y menospreciando el trabajo y el esfuerzo que se realiza desde Servicios Sociales”. Las personas que trabajan en esta concejalía, durante el confinamiento, añade, “han puesto a disposición de la administración y de la ciudadanía sus ordenadores personales, sus teléfonos particulares, han trabajado sin horarios, sin desconexión digital, atendiendo llamadas telefónicas fuera de su horario habitual, etc.”. Y existen datos que demuestran que teletrabajando se han aumentado el número de atenciones, informes, ayudas económicas y gestión de recursos.

“No es justo, es intolerable, que ningún miembro de este equipo de Gobierno, haya salido a dar la cara por este personal que lo ha dado todo y más durante el confinamiento”, insiste este sindicato, señalando que la actual crisis sanitaria lleva aparejada un aumento de la crisis económica “en la que esta ciudad lleva años sumergida”. Esto conlleva un aumento de la demanda de la ciudadanía en los Servicios Sociales, “que se han visto desbordados y colapsados, más aún de lo que ya venían soportando sin la pandemia”.

“Ahora tenemos que seguir aguantando insultos y menosprecios por parte de un colectivo de ciudadanas, que arremete contra las trabajadoras sociales y contra una jefa de programa, vociferando insultos y concentrándose en las puertas de los centros de Servicios Sociales”, se concreta. Y sin entrar en valoraciones sobre dichas protestas, “lo que si tenemos claro es que en ningún momento están justificadas las faltas de respeto hacia los profesionales, que sólo cumplen con su trabajo y con los criterios socioeconómicos que marcan la propia delegación”.

Esta sección sindical recuerda al Gobierno local liderado por José María González ‘Kichi’, “que tanto abandera las políticas sociales”, que “un principio básico de la acción social es la educación de la población. Cada cual puede manifestarse y luchar por lo que considere que son sus intereses legítimos o derechos individuales, pero eso no le da derecho a nadie a insultar, a amenazar y a menospreciar el trabajo que se realiza desde la delegación”.

En este sentido, se espera que la concejala de Servicios Sociales, Helena Fernández, “dé la cara, y defienda por una vez a sus trabajadores y trabajadoras”. Además se le recuerda al alcalde que estos servicios “esenciales” del Ayuntamiento, “siempre están pendientes de un hilo, porque no son considerados estructurales”: “el 80% de esta plantilla, presenta una inestabilidad laboral (todos los años a la espera de la renovación de sus contratos de trabajo), sin puesto en la RPT, y por supuesto sin plaza en la plantilla, y cobrando muchísimo menos que el resto de los funcionarios”.

“Y encima tienen que aguantar insultos, menosprecios, amenazas e intentos de agresión, después de poner todo su esfuerzo, energía y corazón en su trabajo diario”, se apostilla.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.