DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Los 50 puntos se resisten; impotencia amarilla en Soria

El Cádiz visitaba este domingo el campo de Los Pajaritos, para medirse a un Numancia que aspira a entrar de lleno en la lucha por el ascenso. Un choque en el que los gaditanos se jugaban seguir consolidando la segunda plaza. Y no pintaban mal los primeros veinte minutos del primer tiempo. Sin embargo, los de Cervera fueron de más a menos y los sorianos, de menos a más, y alcanzaron el descanso acosando a los gaditanos; en la reanudación subía el 1-0 y poco más. El equipo local pasó a controlar que no pasara nada, y los amarillos se mostraron impotentes.

CRÓNICA J-27. El Cádiz, tras la inyección de moral que supuso hace una semana la remontada en casa ante el Real Oviedo, visitaba en la tarde de este domingo de piñata el frío campo de Los Pajaritos, para medirse a un Numancia que aspira a entrar de lleno en la lucha por el ascenso. Un choque en el que los gaditanos se jugaban seguir consolidando la segunda plaza, o ver cómo se acercan los rivales.

De inicio, Álvaro Cervera contó con un once titular, ante las ausencias de Alvarito y Abdullah, formado por Cifuentes bajo palos; Carpio, Lucas, Servando y Kecojevic, en defensa; Garrido y Álex Fernández en el centro del campo; y arriba, Perea, Nico Hidalgo, Salvi y Jona.

Y controlaron bien los visitantes en los primeros veinticinco minutos a los sorianos, sumando además algunas ocasiones, como un centro de Nico en el 7 que remataba con la derecha Perea cruzado fuera por poco; un tiro ajustado de Salvi Sánchez poco después; o una asistencia del sanluqueño por la izquierda que Aitor detiene ante Jona. Pero los rojillos también asustaron, sobre todo en el minuto 23, cuando Cifuentes salvaba el 1-0 en un fuerte chut de Manu del Moral.

A medida que se acercaba la media hora de juego, los amarillos se diluían y el Numancia comenzaba un insistente acoso sobre la portería del meta albaceteño, que acaba de renovar una temporada más. Y fueron encadenando ocasiones Guillermo y Manu, sobre todo, y el Cádiz pidiendo la hora, salvado de momento por la ‘campana’ del descanso.

El segundo periodo se iniciaba con cambio en las filas cadistas: Fausto Tienza sustituía a Nico, lo que trastocaba el dibujo arriba, situándose Perea de extremo y Álex más como media punta. Sin embargo, la dinámica se mantuvo con respecto al final del primer tiempo: el Numancia atacando y el Cádiz viéndolas venir. Manu del Moral asustaba en el 47, y en el 54, el susto se convirtió en mazazo, el perseguido primer tanto de la tarde, gracias a un remate de cabeza de Pere Milla en el segundo palo tras un centro por la izquierda, con indecisión de Lucas Bijker y todo.

Con el marcador a favor, los hombres de Arrasate quitaron el pie del acelerador y durante muchos minutos apenas pasaba nada reseñable. Desapareció el fútbol. Y Cervera movía el banquillo buscando alguna reacción: Aitor entraba por Perea y Carrillo por Garrido. Sin embargo el 2-0 parecía más posible que el empate; así, en el minuto 79, Cifu abortaba primero un mano a mano de Guillermo, y luego Servando cuando buscaba puerta en el rechace.

Sin generar ocasiones es imposible. Y pese a los cuatro minutos de tiempo extra, el Cádiz, impotente, no mereció en todo el segundo tiempo enmendar un mal encuentro que salvo el tramo inicial, confirma que el equipo sigue inmerso en su racha de juego indefinido. Las declaraciones del entrenador en televisión tras el partido lo dice todo: “no hemos hecho nada. Se han visto todos nuestros defectos y ninguna de nuestras virtudes”. Ese primer objetivo de los 50 puntos tendrá que esperar, como mínimo, una jornada más. Y el Rayo Vallecano, por diferencia de goles, releva a los cadistas en la segunda plaza de la tabla de LaLiga123. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.