DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

‘Alias’: Jessica Jones


Netflix estrena el 20 de noviembre Jessica Jones, una serie basada en un personaje de Marvel, así que es buen momento para leer su origen.

En el año 2001 Marvel decidió sacar una línea de cómics con calificación “R”, no aptos para menores de 17 años, donde según este estándar, podrían aparecer lenguaje fuerte, sexo, violencia, drogas… y el primero en encabezar esta nueva oportunidad fue Brian M. Bendis, guionista que ya tenía experiencia en Marvel, con su Ultimate Spiderman y Daredevil, y que contaba con una amplia trayectoria en otras editoriales donde explotó el género policiaco.

El de Cleveland presentó una historia donde Jessica Drew, la ex-super-heroina y detective conocida como Spider-Woman, tendría unas experiencias más realistas, moviéndose en ese ambiente “Noir” que tanto le gustaba como guionista. Pero claro, para bien o para mal, Bendis aun no era el superventas en el que se transformó años después, por lo que su proyecto fue rechazado. Para sacarlo adelante creó a un personaje nuevo, con características similares: Jessica Jones, antigua aventurera conocida como Joya, niveles de poder bajo (superfuerza y vuelo), detective, y que renegaba de su vinculación con los disfraces. Esto le permitió arrancar su proyecto

Jessica es una joven detective, que había tenido una corta carrera como la aventurera Joya, tras sufrir un gran trauma que la lleva a un enfrentarse a los Vengadores y acaba en coma, desde entonces reniega de su estatus y pasa a ganarse la vida como investigadora privada de poca monta.

El cómic cuenta con los lápices de Michael Gaydos, quien en principio por sus trazos oscuros y sucios, aquí también tiene buena parte de “culpa” el colorista Matt Hollingsworth, nos puede resultar ajeno al, generalmente colorido, mundo de los superhéroes, pero en cuanto avance la historia, veremos que le viene como anillo al dedo, ya que no estamos para nada ante la esperanza de los disfraces coloridos, aquí los poderes de Jessica solo se usan cuando la misión lo exige, son una herramienta y no un recurso para llenar viñetas. Cierto que aparecerán compañeros del universo Marvel, como Luke Cage, Carol Danvers, Matt Murdock… pero los uniformes no aparecen, solo las personas, el amigo, la amiga íntima, y el idealizado, solo veremos brevemente los colores del Capitán América y el Hombre Hormiga, salvando claro está un gran arco que implica a Spider-Girl y Speedball.

Como nota curiosa, durante la historia hay algunos apartados donde se cambian de dibujantes, alguno de la talla de Bill Sienkiewicz, que ilustra un libro “escrito por Rick Jones” o Mark Bagley que se encarga de las aventuras pasadas de Jessica contadas en flashback.

Y esto precisamente es una de las piezas de las que cojea la obra, los flashback, son introducidos como retro-continuidad, para los profanos, cuando se enclava un elemento en el pasado. El guionista tuvo la ocurrencia de que Joya había conocido a medio universo Marvel, casi formó parte de los Vengadores, tuvo un amor platónico de instituto llamado Peter Parker. Este es un ejercicio arriesgado, donde pocos autores triunfan, y no estamos ante uno de ellos. Es verdad que algunos aspectos no tienen importancia, pero otros chirrían. Si le hubieran dejado usar a Jessica Drew, a la cual también veremos en la obra, esto no hubiera sido necesario. De todos modos, con el paso de los años Bendis demostrará ser una autor que abusa de la retro-continuidad y rara vez acierta.

Durante los 28 números podremos ver tramas principales realmente interesantes:

Un asesinato de una chica donde el Capitán América está vinculado, desatando una trama política con un candidato intentando derrocar al presidente que apoya a los superhéroes. La desaparición de Rick Jones donde se explora la atracción de la fama; historias periodísticas, asesinos en serie, racismo mutante… Pero todo aderezados con casos de menor repercusión como infidelidades, pequeños hurtos… ya que todo da para vivir y eso es lo único que Jessica quiere, tirar adelante, por lo que rápidamente nos podremos sentir vinculados con ella.

Ella no es una perfecta Wonder Woman, ella es mundana: fuma como un carretero, tiene sexo fácilmente, bebedora, siente envidia de otras compañeras, mal hablada… todo para ocultar el desprecio que siente por sí misma, algo que quedará perfectamente aclarado.

Una obra imprescindible para los amantes del género negro, con salpicaduras de superhéroes, pero créanme, esto último es meramente anecdótico. DIARIO Bahía de Cádiz Manuel Santamaría Barrios


‘Alias’
Guión: Brian Michael Bendis.
Dibujo: Michael Gaydos.
Color: Matt Hollingsworth.
Publicado originalmente en: Alias Vol. 1 octubre 2001-enero 2004.


comicalias5


(puedes comentar esta información más abajo)

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.