Clamor contra el ¿irremediable? cierre de Airbus Puerto Real

La sociedad gaditana ha respondido a la llamada de los sindicatos a salir a la calle por el mantenimiento del sector aeroespacial en la Bahía, o lo que es lo mismo, por una de las dos patas de la menguada industria de la zona junto al sector naval. La manifestación convocada este 1 de julio por el comité de Airbus Puerto Real ha contado con una notable participación, pese a los desesperanzadores mensajes que lanza la empresa condenando a la planta puertorrealeña.

La manifestación por el mantenimiento del sector aeroespacial en la Bahía de Cádiz convocada en la tarde de este jueves 1 de julio en la capital gaditana por el comité de empresa de Airbus Puerto Real, con el acuerdo de sus tres sindicatos (UGT, CCOO y CGT), ha contado con una notable participación.

Una multitudinaria marcha por la avenida principal desde la glorieta Ingeniero de la Cierva, hasta llegar a las Puertas de Tierra, frente a la delegación de Hacienda, que ha contado con el respaldo de prácticamente todos los partidos, con presencia de representantes locales y provinciales, y pancartas y banderas más o menos discretas: PSOE, PP, Podemos, IU, Adelante Andalucía, AxSí… todos (con mensajes parecidos pero diferente contundencia) junto a trabajadores y vecinos que se han sumado a este penúltimo grito de auxilio y desesperación, en el marco del calendario de movilizaciones y de lucha contra el cierre de la planta puertorrealeña que cada día parece más cerca.

De hecho, durante la mañana Airbus emitía un comunicado cuestionando que se ha cumplido su ultimátum sin acuerdo alguno con la parte social y pese a ello, va a empezar a tomar medidas “para asegurar el futuro y la competitividad de las operaciones en el país”. Y confirmaba la “consolidación” de sus actividades en la Bahía en un “único centro de excelencia”, en la planta existente del CBC en El Puerto de Santa María. “Permitirá mantener todos los puestos ligados a la producción en la zona y maximizar el empleo para las otras funciones en el área de Cádiz. Todos los empleados tendrán oportunidades dentro del grupo”, se anotaba, sin referencias explícitas al futuro de su fábrica de Puerto Real.

El comité de empresa sigue apostando como solución para evitar este desmantelamiento por la hibernación (“puede ser un parche, pero no es la panacea”, apostillan desde CGT) y el reparto de la carga de trabajo entre las plantas españolas. Pero desde el consorcio aeronáutico parece que tienen claro, desde hace meses, que quieren desprenderse de una de las dos factorías gaditanas.

Y se encontraron además, para facilitar sus pretensiones, con esa posible alternativa negociada en Madrid (ajena a Cádiz y a sus sindicatos) entre el Ministerio de Industria y las federaciones de Industria de UGT y CCOO, de convertir la planta en un llamado centro aeronáutico industrial 4.0., en manos del Estado y fuera del paraguas del consorcio aeronáutico. Y todavía ni ha nacido, y la Junta de Andalucía también ha lanzado su ocurrencia, proponiendo que sería más oportuno que se creara allí un centro de desarrollo de emisiones cero.

En ambos casos, una y otra administración, la estatal y la autonómica, dando por hecho el cerrojazo contra el que luchan los trabajadores de Airbus y de su industria auxiliar con el aliento, como se ha demostrado esta tarde, de la sociedad gaditana.

“Cádiz es industria, necesita que el sector naval y el aeroespacial sean el motor de la economía gaditana, para el bien común de todos sus habitantes. No podemos permitir la pérdida de más sectores industriales”, remarcaban en la previa de la manifestación de este 1-J los dos sindicatos mayoritarios en la provincia; que consideran esencial un plan de reindustrialización específico, que tengan en cuenta los desequilibrios regionales existentes “con una mayor implicación en territorio andaluz y, más concretamente y de manera urgente, en Cádiz”.

Una parada frente al edificio de los sindicatos / FOTO: Eulogio García

EL GOBIERNO CENTRAL “DEBE RETIRAR SU PROPUESTA”

Entre los mensajes dejados durante la protesta, dos muy parecidos mirando al Gobierno de España de PSOE y Unidas Podemos. Así, Adelante Andalucía exige al Ejecutivo de Pedro Sánchez que retire de inmediato esa propuesta que envió a la multinacional junto a los sindicatos mayoritarios, y es que “no va a haber esperanza para la planta de Puerto Real si no hay un cambio de posición por parte del Gobierno”

Mientras, desde el PSOE gaditano en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz llaman a “mantener la unidad, sin fisuras sin titubeo” y critican “la postura radical de la empresa, la cerrazón a la hora de buscar y poner encima de la mesa una solución con sensatez y diálogo”; al tiempo que, como no, se quejan de la “ausencia” de la Junta de Andalucía “a la que pedimos que no inventen proyectos inverosímiles que no conducen a nada y se implique de verdad en apoyar el presente y futuro de la factoría de Puerto Real”.

“Seguimos sin barajar que se vaya la planta de Puerto Real puesto que ha habido un error desde el principio y es que en las negociaciones que ha habido en Madrid entre el Gobierno, la dirección de Airbus y el comité intercentros no se ha contado con los principales agentes que tenían que aportar soluciones a corto y medio plazo que eran los sindicatos de la Bahía; no ha sido lo más acertado y esperemos que se reconduzca la situación”, reconocen los socialistas desde la provincia, reprochando a sus compañeros en Madrid.

Adelante AndalucíaAirbusCádizCCOOCGTPSOEPuerto RealUGT