En marcha la obra de reparación de la escalera de caracol de la playa

En el plazo de un mes debería estar como nueva la escalera para bajar a la playa Victoria, en Cádiz, a la altura de la plaza de Asdrúbal, clausurada desde hace más de un año por no cumplir las condiciones mínimas para su uso. Ya están en marcha las obras de reparación de la estructura, en las que el Ayuntamiento invierte más de 28.500 euros.

En el plazo de un mes debería estar como nueva la escalera para bajar a la playa a la altura de la plaza de Asdrúbal, clausurada desde hace más de un año por no cumplir las condiciones mínimas para su uso. El Ayuntamiento de Cádiz acaba de iniciar las obras de reparación de la estructura, después de que la semana pasada se firmara el acta de replanteo. Estos trabajos han sido adjudicados a la empresa Leasan 2007, por algo más de 28.500 euros.

Entre los trabajos que se realizarán para su reapertura segura a los bañistas, según se detalla en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, se encuentran la reparación de todos los elementos de hormigón: un apuntalado previo, limpieza con agua a presión para la eliminación de pinturas y suciedad hasta conseguir una superficie porosa abierta; la reconstrucción de los escalones que se encuentren en peor estado y el resanado de todos los elementos dañados. Tras el proceso de picado y limpieza se aplicará un tratamiento para el alisado y protección de los elementos afectados.

Y con la nueva pasarela móvil que se va a montar se pretende salvar la altura que, en determinadas ocasiones según las mareas, quede entre el último peldaño de la escalera y la arena de la playa.

Esta escalera fue levantada a finales del siglo pasado por el Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente. Se trata de una estructura de hormigón apoyada sobre una escollera hormigonada y cimentada con losa de hormigón armado de 1,02 metros de canto y armada con retícula de acero. Sobre esta cimentación se levanta un vástago de hormigón armado de un metro de diámetro en la base y 50 centímetros en su coronación donde se anclan todos y cada uno de los escalones que conforman la escalera.

En las inspecciones que se han ido realizando para valorar su estado, se ha observado fisura y desprendimiento de hormigón en algunos de los escalones debido, fundamentalmente, a la oxidación y corrosión de la armadura interior. Esto es precisamente lo que se va a corregir a través de un intenso procedimiento con el objetivo de recuperar su estado.

AyuntamientoCádiz