DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

publicidad

Otro Concurso del Falla, otro cuento, otra felicidad


DÍA 1 (1ª CLASIFICATORIA).

Hacia Belén va una burra, rin rin, yo me remendaba yo ¿me remendé?… Regusto a polvorones en la despedida, en la bienvenida, a erizos y ostiones. Adiós navidades, hola carnavales, y como (segundo) puente, el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz, el COAC 2016. Cuando el niño me ha visto con los dos coloretes metiendo en la maleta veinticuatro calzoncillos, coloraos, se ha echado a llorar: “Pupá, empieza en Cai otra batalla, de cantes”… me ha musitado. Yo también he llorado, y no sé si de alegría, emoción, pena, no sé. Sensación, forever, de Día de la Marmota, cada inicio de Falla. Y el que escribe y suscribe estos cronicones torcíos y malages a fuego lento, para DIARIO Bahía de Cádiz y su suplemento Carnaval366Días, ya lleva doce a sus espaldas. Una docena bien surtidita. La chepa crece.

Y sigue dando vértigo, en el día uno. Pensar que quedan por delante veinticuatro noches, veinticuatro jornadas zombies, veinticuatro empachos de carnaval del bueno bueno, con fundamento, y del otro, del regulero, del que da para una, no, para dos crónicas. Ciento diecinueve agrupaciones en competición, en preliminares, buscando el pase a cuartos, a las semifinales, a la final…, y más de la mitad, comparsas. Una de ellas, la del Martínezlares. Sí, vuelve. La coña de todos los años se hace realidad.

Un prematuro COAC, mediático (o lo siguiente) y rentable (para dos o tres) que alguno presume pretenciosamente de “histórico”, que no esperaba ser, ni jarto de papelillos de brillito, el primero post-Teófila Martínez y de la era José María González. Ayer pisando las tablas, hoy sentado en el palco municipá. Kichi, no te queda ná… Con recorte de entradas de protocolo, recorte de ninfas-florero (y recolocadas en otro lugar del teatro más discreto) y cero ninfos, no hay manera, la igualdad no vale a la inversa. Con colas, y reventa virtual, ahí  no hay tijeretazos. Y la novedad de última hora de Pepito el Caja haciendo las veces de presentador de sala, por la baja in extremis del ‘titular’, Eduardo Bablé. A ponerse bien, que se te echará de menos en ese photocall que nunca montamos… Sin tu voz esto es lo mismo pero no es lo mismo.

Y somos muy cabezones: persistimos en nuestro humilde empeño de no hacer del carnaval y de su concurso algo trascendente. Nos lo tomamos tan en serio que no nos lo tomamos muy en serio. Eslogan de campaña. Mejor reír que llorar. Y gimotear por cuplés sobre Falete o por la amenaza separatista catalanista sorda ante el imperio de la ley, no nos va. Ni nos viene. No queremos sangre, con tomate, en lo que debe ser un divertimento, un desahogo. Este periódico y el que redacta estos cronicones sin bulla (lo subrayamos con rotula fosforito cada temporada) sólo busca narrar subjetivamente (esto es una crónica/crítica no una información pura y dura de quirófano) las noches de coplas y lo que les rodea, con una sencilla meta: echar un buen ratito, y lo que surja, en tu casa o en la tuya. No queremos mosqueos ni pellizcos a traición. Ni puristas indignados ni fanáticos dando coces. El anonimato del que escribe los textos, de aquella manera, sin haber nacido en la calle San Vicente, lo dice todo. Aunque este invierno, en tributo al hijo pródigo, nos mudamos al barrio Santa María. A ver si se nos pega una mijita de argo.

Volvemos a enfrentarnos a un auténtico espectáculo, de sentimientos encontrados (calcamos el bonito y preciso párrafo de cada año, ahorrando neuronas) que peca muchas veces de tener muy poco sentido del humor. Asín es este siempre esperado certamen de chirigotas, comparsas, coros y cuartetos, a la vez un fenómeno y una moda por estudiar, que traspasa fronteras. Un concurso que no cesa de mirarse al ombligo, que clama libertad pero ¿la práctica?, largo y en demasiadas ocasiones, repetitivo, aunque si durará ocho meses más… Donde los periodistas-cronistas ‘entendidos’ e ‘ingeniosos’, empotrados en el foso junto a colados variopintos, escriben sordos, agobiados por los cierres y las modernidades instantáneas, tanto twitter tanto twitter… Pero aquí estamos, como desde 2005, enfermos de carnavá, doctor. Y sin tener ni idea de la enfermedad…

Nuestro cronista-fotero-loquesetercie (o sea, yo mismo), este COAC 2016 también comparte su única credencial al cuello. Estas parrafadas no serían lo mismo sin un apoyo… o dos, o tres. Sí, tiramos la casa por la ventana y colamos como ‘colaboradores’ a tres ilustres carnavaleros, que no lo son, pero saldrán de aquí el próximo 6 de febrero sabiendo más que el Juanelo. Y montando en bici. Salen de la chistera y se sientan en el regazo a apostillarnos cada jornada este relato concursero: Arturito Menosesmás, ¡bien!; Diosninfo Incomprendido, ¡bien!; y Vicente Shánchez, ¡bie…! shiiii, que lo despertáis… ¡Qué trío!

El Sheriff, recibiendo su antifaz de manos del alcalde / FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
El Sheriff, recibiendo su antifaz de manos del alcalde / FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

Y entre pajas mentales, va y sube el telón para dar paso al sencillito acto de entrega de los antifaces de oro del Carnaval de este año, reconociendo, tras más de 25 años vinculados a la fiesta: al chirigotero Juan Manuel Braza Benítez ‘El Sheriff’; y a los coristas Manuel Olmedo ‘Willy’, Antonio Rodríguez ‘el Maera’, José Manuel García ‘el Crui’ y Eusebio Torres ‘Peyo’. Enhorabuena a los premiados.

Maripepi, lo sé, te has percatado de que todavía no ha salido en este ya cansino preámbulo el hombre del momento: el Carles Puigdemont. Hala, a ver quién le escribe un cuplé o un pasodoble con rima. ¿Todo listo?… niña, con cariño, dale a la palanca y que fluya el cronicón off line. Pero antes, la publi, y del Yuntamiento de Cádi, enga, a despilfarrar… Esto con la Teo no (nos) pasaba, era más de marginar y discriminar. Y punto.



‘MONOPOLY’, VIDA ENTRE BILLETES (FALSOS)

Las 21.24 horas. Ahora sí, arriba ese telón, pero de verdad. Comienza la función. Tira los dados, y mueve fichas. Arturito Menosesmás se pide ser president, digo, la roja, o la azul, le da un poco igual… “en el juego de la vida todo se puede comprar, todo el mundo tiene un precio por el que se venderá”. Primer chaparrón de billetes de la temporada. Roneando de parné, asín se cuela el joven coro mixto ‘Monopoly’, de Cádiz, con letra de Antonio Bayón Gutiérrez y José Antonio Valdivia Bosch y música de Rubén Cao. El coro de los estudiantes pasa de antisistemas, en 2015, a antisistemas dentro del sistema, en este 2016. Un primer tango metaconcursero, quejoso con los tejemanejes de este “circo de las vanidades”, que están devorando desde dentro “los leones y los payasos”. Demasiada metáfora para sentirse aludido. Y de segundo, la primera letra más que crítica, de advertencia, hacia el nuevo alcalde, puesto por “los votos de la desesperación”. En resumen, de momento muchos gestos, pero cero mejorías, exponen estos ricachones. En la tandita de cupleses, una letrilla satirona, “pa mi que te va a quedá meneando el dado en el cubilete”, y otra, por el estilo, entre colas anda el juego. “Mejor tira otra vez el dado”. No, chicos, las ninfas ya no están en ese palco. La vida, claro, es un monopoly, para rellenar el pupurrí algo previsible. ¿Y si tanto billete no tiene más valor que el de un trozo de papel?: reflexión con moralina final. A la casilla de salida.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LAS HISTORIAS DEL VIEJO’, PUENTE DE BATALLITAS

El veterano puente Carranza, testigo de idas y venidas, reivindica con casi medio siglo en mitad de la Bahía su papel como “eterno centinela” de Cádiz, ahora que ya está abierto y en uso el otro, más moderno y espectacular. Es la esencia de la comparsa de Cádi ‘Las historias del viejo’, que cuenta con letra de José Joaquín González y Alberto Rueda, y música de Francisco Javier Benítez. Forillo virtual, tipo anciano low cost. El alcalde ‘del cambio’ se gana un primer pasodoble que de nuevo no llega a ser crítica, sino más bien un deseo-observación, que su gestión “hasta Salvochea nos haga olvidar”. Y una amenaza para la segunda letrilla: aaay Patronato, qué poco te queda, lloriqueando por “un concurso de primera organizado por gente rastrera” que sufre tanto aficionao de veras “ya seas de Cádiz o seas de afuera”. Jope, rima todo, me resalta el Diosninfo Incomprendido, en primero de carnavá. El Ortegacano endrogao, la Pantoja, Belénesteban, Falete… y el Rajoy con las gafas partías, salpican los cupleses, del montón. “Llevaste el primer beso de Cádiz a Puerto Real”, eso naide te lo quita puente Carranza, en un estribillo sin lengua. Puente, “viejo y chocheando, que sigue contando batallitas y dando consejos y lecciones en el popu… “soy tu historia, soy tu puente, soy tu ciudaaaaad”.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS PIRATAS INFORMÁTICOS’, RAM RAM RAM, CON LIMÓN

“Spam pa hoy y hambre pa mañana”. Mezclando y fusionando el tipo pirata y la terminología informática-internetera… “sabemos vuestra contraseña, ningún antivirus os puedes salvar… temblad”. Navegando en los mares de la red se cuela la primera chirigota del curso, con letra de Moisés Camacho, Ramón Peñalver y Francisco Cárdenas, y musiquiqui de Francisco Javier Sevilla Pecci. Un cate a esos revolucionarios que creen poder cambiar el mundo sentados frente al ordenador ¿viendo porno?, con el ratón en la mano, y dándole al ‘me gusta’ de turno, mientras el sistema se ríe de ellos, de nosotros: han ganado anestesiándonos con tanta tesnología y aparatito, concluye uno de los pasodobles. O es mi conclusión, no sé. El otro, es un homenaje a Radio Cádi, “una abuela con más de noventa años”. Actuando al borde del precipicio… el Diosninfo Incomprendido teme por sus rulos. Ram ram ram, ocho jigas de ram. Un cuplesillo comparando la estética de la Teo y el Kichi… “si algún día se peinara, lo tendría hasta bonito”. ¿Obsesión con las orejas? Y bombasos comparsiles, en el otro. “Teófila, ahí te vas a quedar… rumana, ajín te vas a quedar”. Hakeando entre cuartetas del pupurrí, agradable y simpaticón pese a que no es novedoso del todo esto de hablar de ratones y discos duros…, y combativo en el remate, llamando a pelear en la calle: “que cada obrero se haga un troyano y abra la windows de la libertad… este infierno no es virtual”. Temblando. Se ha detectado una amenaza. Como te pone la niña del Avast, tontorrón.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘UN PAÍS LLAMADO CÁDIZ’, A QUÉ HUELE LA FELICIDAD

Cádi, de cuento… Soñando con una ciudad utópica, “donde el pueblo era feliz… ya vivo con el empeño de que se haga realidad”. Precioso chimpón de esa presentación enamorada de una Tacita de Plata inexistente al despertar. ‘Un país llamado Cádiz’, es la comparsa también de la capital con letra de Antonio Rivas y música de José Martínez. Precisamente, la guitarra de Pepe, y Pepito, se llevan una shentida ofrenda en el primer pasodoble… “cada herida que hay en tu guitarra se vuelve un nuevo pasodoble”. Nunca ha faltado al Falla, nunca ha renegado, eso sí es amor por esto. Será. Habrá que preguntarle al Jesúspuente. Lágrimas de emoshión. Los refugiados que huyen de guerras y miserias, en la segunda letra. Nuestros niños, en la orilla de La Caleta, los suyos ahogados en alta mar… zambullida dramática. En la tanda de cupleses, dos cameos, dos, por el palco de Ondacádi: con los calendarios tan ajustados, los Reyes Magos se han quedado en el teatro; y el “despiste futbolístico” del Real Madrid, y ahí salta también el Cheryshev “te quiero”… “Esta tierra de cuento, existe y se llama Cái, y no la cambio por ná”. El alcalde de ese Cádi imaginado y sus elegantes ministros-concejales, sobre las tablas, nos canturrean y pregonan su programa de gobierno en el popurrí, arreglando “to lo que te mortifica”. Que distinto sería todo si estuviera la cabeza más cerca del corazón: aviso a politicuchos. Con una bella cuarteta que anticipa un culmen que interpela directamente al palco municipal, rogando a los gobernantes la unión de todos por un objetivo común: la “felicidad” de Cádiz. Vaya, pues a lo tonto, les ha salido un popu de cuento. Sin perdices. Ni toneladas de confeti. Arturito Menosesmás sácate el cuento, que tengo hambre. Mastiquemos de forma independiente y soberana nuestros bocatas de fuet con manteca.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘EL ORIGEN’, EN FEMENINO

Taratachí, taratachá. ¿Todos cenados? ¿Podemos continuar? Es el turno de la comparsa de chicas procedente de Sevilla ‘El origen’. Recreando un olimpo del carnaval, femenino. Reivindicando el origen de la vida a partir de la mujer… pues el del carnaval, también, ¿no? Francisco Javier Ramos pone la letra, y Román José Limón, la música. Sí, dos hombres. “Bendita noche aquella de septiembre”, incide un pasodoble de consumo interno, o cerca, de cuando decidieron sacar la comparsa. El Diosninfo Incomprendido me mira, yo le miro, nos miramos… “Ser buena persona”, eso sí es una herencia herencia, “no hay duquesas, reyes ni coronas, que valgan más que los padres que tengo”, para el otro pasodoble. Sus geranios no entienden las letras del Juancarlosaragón. “Yo lucharé desde dentro para que sigas teniendo tu sitio en los carnavales”, de estribillo, anticipando un popu donde se insiste en subrayar que “la mujer llegó a la fiesta, y llegó para quedarse… el carnaval femenino, es tan solo carnaval”. Cantando sin miedo ni etiquetas, bajo chirimiri de papelillos. El Diosninfo Incomprendido no entiende tanta queja, si el peaje ha bajado cinco céntimos desde principios de año.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS MELLIZOS DE LA CHARI’, ¿POR QUÉ?

“¿Qué me has llamado golfo, don Rodolfo?”. Momento cuarteto…, de infantiles, o más abajo. Al cole nos evaden los sevillanos de Los Palacios y Villafranca de ‘Los mellizos de la Chari’… “a ver si se entera alguno, que una madre tiene que ser lo primero”, apostilla el de rosa que hace de la mamá, que viene a ver al profe para preguntar por los cates de sus criaturitas en la parodia. Las palabras “molletes” y “carajo” provocan las mayores risotadas en patiobutaca de este ensayado sainete, rimado, de preescolar. Queda todo dicho, del nivel de uno y otro lado. La letra y la música la firman Miguel Reyes y Manuel Fernando Jiménez. Los seudo-cuplés son dos, parece que acompañados de un estribillo sin gracia. Y después se extrañan de que el Arturito Menosesmás quiera la separtación. En la siguiente parodia, el de rosa se cambia por el verde, y don Rodolfo hace de ¿borracho? Y pese a todo, el gallinero se comporta. Le cuesta, pero se porta.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS DESPERDICIOS’, Y SIN CONTENEDOR AMARILLO

Con club de fans en la sala se presenta ‘Los desperdicios’, comparsa de Úbeda, con sombrero y melena. Son como chamanes-defensores de la filosofía, la retórica, la literatura, el arte… Concepto rebuscado, si no prestas mucha atención parece una sucesión de palabros inconexos sacados al azar de un diccionario tocho. El Diosninfo Incomprendido es de ciencias. Antonio Manuel Medina aporta la letra, y Miguel Ángel Moral, la letra. Un homosexual reivindica serlo sin tener que pregonarlo ni embadurnarse con purpurina subido en una carroza en tanga, en un pasodoble que exige dos carreras. Y no en las medias, precisamente. El segundo, metacarnavalero, llorón. Aunque no queda clara la queja, contra la moda de los dúos, los tríos y patatán. En los cupletillos, cocinando para un catalán, y gracieta con la ‘jota’ de los gaditanos… “pa un año que vengo a Cái, no está la Teo, la carajota”. Rima consonante. Popurrit metafísico, con su ratillo liviano y ese lápiz que no trempa. “Ámate”, terminan entonando. Una oda onanista, y a la prosa barroca, pomposa y oscura que se pasa de largo y no dice nada.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS SUPERVIVIENTES DE LA CALLE SAN VICENTE’, AUTAN TAN TAN

Y para ponerle el tapón a esta noche del estreno fallero 2016, una chirigota de San Fernando, en plan aventureros en la selva… y con Tarzán cruzando el escenario en liana en el momento efectista de una presentación muy Kikeremolino. Son ‘Los supervivientes de la calle San Vicente’. José Joaquín Garcés y Daniel Oliva escriben la letra del grupo, mientras la música es de David Hernández y José Manuel Alba. Orgullosos de venir de La Isla, asumiendo ser de segunda división, el primer pasodoble termina como reconocimiento a los cuartetos, a su coraje y su valentía. De segundo, una carta dirigida al Ministro ¿de Defensa? lamentando la crisis de los refugiados. Jartitos de eso del Hallowen y la niña de la Pantoja, el coco y la coca, en los cuplés ajín ajín… “pero pa superviviente… el que vive sin trabajo, sin el paro y sin ayuda”. Un popurrí estándar entre peripecias varias, y un cocodrilo arrastrándose por el piso que hace las delicias del escasito público aún presente. Y el nuevo concejá de Fiesta, el Martínez de Pinillos, aguantando el tirón. Ves como se puede.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

Las 2.11 horas. Baja el telón. Pudo ser mejor, y peor. El primer atracón de coplas cuesta, se hace un poco de bola. Es cuestión de cogerle el punto, ni crudo ni muy hecho. Vámonos Arturito Menosesmás y Diosninfo Incomprendido, id buscando la posición en la mochila mientras sigo acunando a Vicente Shánchez, y le formulo la cita célebre-nana de la madrugada: “En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen; la gran mayoría de los sueños se roncan”, dicen que dijo el escritor Jardiel Poncela. ¡A roncar se ha dicho! Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2016, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2016, AQUÍ (próximamente)
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?
· Y ABAJO tras la publi puedes comentar esta crónica o la sesión





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.