DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Nadie debe de olvidarse… que es el Carnaval de Cádiz”


DÍA 27 (6ª CUARTOS DE FINAL).

¡Volem acollir! Para los españoles muy españoles y mucho españoles, ¡queremos acoger! Casa nostra, casa vostra. Ha calao hondo la letra del pasodoble pro refugiados del otro día de los marcianos del Vera. Alrededor de doscientas mil personas han salido esta tarde a las calles de Barcelona al grito de “cap persona no és il·legal”. Para que después digan que lo que se canta en el Falla se queda en el Falla. El Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2017), cruzando fronteras y mares, saltando vallas, derribando muros. Y esta noche de babuchasos pasando de fase…, o no: la sexta y última sesión de cuartos de final. En un rato, el jurao, sieso, alegrando a unos y amargando a otros.

Sábado sabadete con ganas de coplas. Una de las funciones, quizá, más completas de cuartos, poniéndoselo difísi a lo de los puntos. Y de las más Cádi Cádi. Sobresaliendo los pases del joven coro ‘La reina de la noche’; de las comparsas ‘Qué corgaera’ del cuartetero Iván romero y ‘El ángel de Cádiz’ de Tino Tovar, callando bocas;  y de la chirigota de Manolito Santander y Sánchez Reyes, ‘Los del Cádiz Norte’, con dos pasodobles que valen por catorce.

El chiste tiene poca grasia, lo asumo: nosotros tenemos acogido al Champín-ñín, nuestro intelestual caletero. Y él a su vez, acoge esta noche a su sobrino Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, sin cacao, sin lat… ¿agua? A estas alturas, tras casi un mes, escasea el chistómetro, lo siento mi amor. Maripili, ríete de mi… y dale a la palanca, que fluya cual cascada este cronicón en fuera de juego dudoso. Pero antes, casi un minuto de publi del Yuntamiento de Cádiz: tú bebe, pero pa entro.


Ayuntamiento de Cádiz


‘LOS QUE MUEREN POR SALIR CON EL GORDO’, SAQUE BOLA

Las 20.34 horas. Un coro anti-coro gordo para poner en marcha la cuenta atrás… “mi mejor premio, es mi bateaaaaa”. Los niños de san Ildefonso del Valdés y el Lacio ya están sacando bolichas. Andalusía, ricura rica, en un tango, pero no por los leuros sino por todo lo demás… “tenemos los andaluces una enorme suerte de haber nacío donde hemos nacío, aquí donde el buen humor es cuestión de estado…”. Y otra letrilla jardinera, abonando el deseo de un nuevo PSOE sin capullos… “la rosa que fue esperanza de los obreros, que por los pobres de España daba la cara… qué bonita lució esa flor… ahora la pobrecita está maltrecha, se inclina hacia la derecha, podrida en su interior, llena de espinas… ay rosa marchita te maltrataron tus jardineros…”. Los carnavaleros asín en general están tela de preocupaos por los sociatas, aprecia el Champín-ñín. El Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, aplaude. No se moja. En los cupletes, una vecina que le pega a to los caldos, “le da al rebujito hasta en la feria del libro… pero si me quita el bazo voy a tener que beber a gollete”; y la suegra se ha muerto… “se ha vuelto pa mi casa porque la Gloria estaba cerrada”, bueeeeno. Ya tenemos la ayuda familiar. Y desenfado en ese popurrí achirigotado… “qué alegría, qué alegría, seguro me toca la lotería”, rematado por un “Cádi mi niña bonita”. Esa es la bola, tu bola, mi bola.

1corolosquemuerenporsalirconelgordo6cuartos17

‘EL ÁNGEL DE CÁDIZ’, CON EL CARAI CARAI CARAI

Nunca dicen embustes, se inventan las verdades. Ya resuena el pregón del Tino, con ángel, con age… “ay Cái mía cuánto tesquiero, si yo soy el ángel, tú eres mi cielo… si tú estas por mi, y por ti estoy yo, deja que te cante esta última canción… que paren los vientos y se partan las camisas, con el carai carai carai, y vámonos pa Cái”. Palmas y a los pasodobles. Vaya vaya esa letrilla, para responder de aquella manera a quienes van por las esquinas repitiendo que esta comparsa no llega este año… “tengo en casa un ratón colorao que me sigue a toas partes, ocho añitos, clavaíto a la mare, lleva tiempo con una afición, imitar a su padre, ni se peina ni se queda ni un año sin sus carnavales…  y hoy me dijo con su espíritu inquieto, preguntando sus temas, que no entiende cuando alguien me dice que una copla le llega… la copla de tu Cádiz por el oído entra, te llega hasta el cerebro y la cabeza haces que pierdas, y sigue su camino y tus entrañas tocan, y en tu corazoncito te hace pumpum y su letra explota, tus venas las recorre y cuando es casi tuya, se marcha por los poros y eso te pone el vello de punta, y así te llega el pellizco, te llega ese escalofrió que en el alma te hace un siete… si esto que aquí yo te canto mi niño no sientes, los tiempos están cambiando, tú no te preocupes, serás que tendrás que escucharlo más veces”, fuuu. ¿Crítica? ¿Autocrítica? El Champín-ñín se me despista. El Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, aplaude. No se moja. ¿Y hay vida tras una relación con un maltratador? Se lo plantea el segundo pasodoble pan bimbo con ese hombre encoñao que persiste en cambiar la amargura por sonrisas en la cara de esa mujer… “hoy le tengo que enseñar que el amor puede más que su infierno… cómo puedo curar esa herida, curar tanto daño, cómo puedo decirle que hay vida después del maltrato… que los golpes se sanan con dosis de amor y caricias, que los gritos que aún le resuenan los silencian las risa…”. Potito. Los mini-cuplés, de comparsa, chorreando referencias al físico de famosotes: la Terelu Campos, la Pantoja, la Chabelita, afúu… pero llega el estribillo y ya está Cádi chorreante… si en el Falla a usted le suena algo bonito y le pega el pellizquito, y se forma el guirigay… háganle caso a mi tito el Pillo, y no digan ole que se dice Cái, Cáaaai. El popurrí es un caramelito de paradojas, de arte, verso con contenido e interpretación. Y de age… “Cádiz de contrastes que me matas y por ti muero, partiditos y palacios, la de los milagros y los calvarios, llegando aquí respiro vida pero marchando me la gano, de fiestas y de penas por igual, hospitalaria pero mezquina para sí, bohemia y melancólica, la de los espabilaos y la conciencia dormía, la que camina sin prisa aunque se vaya el tranvía, la que te canta su vida y olvida su melodía… Cádiz la del age y la gracia, maldita gracia, maldita gracia la mía… Túuu mi trenecito que nunca sale, mi barca que está varada en el pantalán, mi marea que no rebosa mi felicidad, mi caracola moribunda en la orilla, mi isla que sin robinsones te van a dejar, tú que tienes esa mala costumbre de matarme en vida, mi ventana con vistas al mar de la fatalidad… no se gana esta batalla con el age, adónde están aquí los generales… el age de tu gente ni se aprende ni se estudia, ni se compra ni se vende, es alquimia popular, es un rayo del faro, es un golpe de mar… ay poroporompó pompero, tirititirititrán tran tan”. Y qué viva Cádi. Qué viva el Tino. Qué viva el buenrollismo castizo de esta gente.

2comparsaelangeldecadiz6cuartos17

‘LOS INDIANA JONES DE LOS CALLEJONES’, KICHI KICHI

Oleaje en el Falla en los prolegómenos de la siguiente. Buscavidas de los Callejones. Una oda al chapú la que presenta en su regreso a la modalidad el Kike Remolino… “sobrevivir al día día es mi aventura, cuántos Indianas hay desde la Viña hasta Cortadura…”.  Bullying bullying para el primer pasodoble, ya escuchado con parecido desarrollo por estos lares… “pobre de mí, pobre, cómo de esto diga yo algo en casa, con el silencio como prisión… yo soy el profe sor bobo, ese al que humilla tu hijo, el que suspira entre depresiones y pesadillas…” y que de los padres sólo pide un poco de ayuda. La desesperación del maestro sobrepasado. “No te avergüences que la culpa no es tuya, y ven con la cabeza bien alta”, sentencia el otro pasodoble apelando a todo aquel que se ve sin nada teniendo que recurrir a la solidaridad para sobrevivir, y que espere poco del Estado. Drama-tanda. Huyendo de la bola de pelo, y a los cuplés. Donando riñones, sangre, semen… para el coche les queda todavía quince o veinte macocas; y vicio con el látigo… “no vea qué lagrimones cuando me quiero limpiar el culo”. Dolor. El Champín-ñín, mu empático, ha puesto carita de limón. El Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, aplaude. No se moja. Un año entero de aventuras para ir tirando palante, con febrero-chute de energía para seguir, en un popu potable, estructurado, con sentido, pero… más El reino de la calavera de cristal que En busca del arca perdida.

3chirigotalosindianajonesdeloscallejones6cuartos17

‘LOS PRODIGIOSOS’, PASADO Y FUTURO

Inventores alrededor del Zoleta. La comparsa prodigiosa de Chiclana, con letra de Ramón Manuel Ruiz y música de José Miguel Choza, ya saca sus bártulos… “si yo pudiera crear un universo de la nada como tú… y mi razón hasta perdí de sólo tropezar tropezar tropezar… tus milagros yo no puedo hacer…”. Impotencia, locura nocturna, cordura mañanera. Por ahí anda ese holaquéhay. Efectistas los pasodobles. La máquina del tiempo reliá en sí misma se activa, y viaja al pasado, que es el futuro hecho presente, y aparecen chavalines para entonar ese primer drama-pasodoble… “y aunque son tan inocentes, la edad no les da el indulto… cuantos por maldad de los adultos se nos van al sueño eterno, que cada quince segundo tenemos un niño menos, un niño menos”. A medida que transcurre la letra peterpanesca, van desapareciendo de escena estos jóvenes hasta quedar sólo uno, haciendo virguerías con la voz. Y son los mayores los que cantan el segundo, con la cantera escuchando sobre las tablas… “te quiero ayudar a que tu ilusión nunca te la arruinen… que si a nuestros niños maltratamos sin cariño ni respeto, convertirán mi teatro en nido para catetos, para catetos”. Una pullita a esos padres-ultras que desde el público hacen de los concursos de infantiles y juveniles un mal ejemplo a seguir para sus hijos. Apoyando a la cantera, ole, se desgañita el Champín-ñín, y su shiquillo, el mejón, lo va a fichar el Barsa. El Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, aplaude. No se moja. La venta del nabo, promocionándose en ambos cupleses… al menos acéptame esta flor que tienes mi corazón, loco loco looooco. Sacando inventos ya inventaos y metáforas en un popurrí digno en forma y fondo… “invéntate lo que quieras, y échale un pulso al destino”.

4comparsalosprodigiosos6cuartos17

‘LOS DE CÁDIZ NORTE’, UNA BARBARIDAD

Uuuh ahhh uuuhh ahhh… “el que hizo el segundo puente le dio una patá al mapa de Cádiz, yo que vivía en el Campo del Sur, ahora soy de Cádiz Norte”. A eso le añades el efecto del cambio climático, y te surge la chirigota vikinga de Manolito Santander y Sánchez Reyes… “soy un bárbaro sólo por ti, siendo un bárbaro yo soy feliz, porque Cádiz es una barbaridaaaaad”. Con uno de los tipos más chirigota-chirigota de la temporada. Un pasodoble que se enfrenta a los que dan carnés de gaditano… pero su amigo Jose ni sale en procesiones, ni va al Falla, ni al Carranza, ni se muere en la Caleta…y es que “para defender a Cádi con respeto y elegancia… ni falta que le hace ser gadita como tanto mamarracho… le sobra porque mi amigo Jose le vale con sentirse simplemente un ciudadano, y nadie puede reprocharle, que no sea un buen gaditano”. Güeno güeno. Y fuuuuu, bastinaso gordo guardado en la segunda letra, con ¿destinatario?, eso parece, me susurra el Champín-ñín, mirando de reojo a los trotamundos hipócritas con repertorios internacionales rapiñacontratos más allá de Cortadura. El Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, aplaude. No se moja… “tengo que pedir perdón, por ser bruto y anticuado, por pensar que el carnaval es del pueblo gaditano… Cádiz siempre recibió con cariño al forastero, pero lo que no voy a permitir es que me la quieran dirigir… nadie debe de olvidarse que es el Carnaval de Cádiz”. De Cádiz para el mundo, pero de Cádiz. Un wasap equivocao, y los materiales escolares “pa levantá un tabique”, en el chute de cuplés… hay sitios más bonitos que mi Cádi por tos laos… pero yo no los he encontrao. El entretenido popu madura y se mantiene alto, con saborcito a Cádi por los cuatro costaos… “para hablar con propiedad hay que venir al norte… esto que es Nueva York, ¿no?, Ingeniero la Cierva… solamente una vez fuimos a Puntales, ¡si allí no hay ná, joe!… no es tan fácil ser gaditano, aunque me digas jartible, aunque me digas idiota, mi corazón me lo dice, como mi tierra no hay otra…”. Arte. Repito: disfrutando sobre las tablas es más fácil la conquista, hacer disfrutar al sur, al este y al oeste. Niña, descongélame ese bocata de tortilla y mastiquemos juntos… uuuh ahhh uuuhh ahhh…

5chirigotalosdecadiznorte6cuartos17

‘LA REINA DE LA NOCHE’, HOY REINARÉ

Las 23.57 horas. Desmelénate. Libérate. Atrévete. Y todo eso con el estómago lleno… “no le temas a la noche, desobedece, en el peligro piérdete, libre de elegir mi vida, de sentirme viva, en un mundo de mentiras, prefiero mi verdad… hoy reinaré sin importar qué dirán… quién se quiere quemar, hoy voy a dar qué hablar”. Subidón subidón esa presentación del joven coro reinona de los Estudiantes, de Antonio Bayón. Aleluya, en plataforma. El poblemón de la anorexia y la bulimia acontece en el primer tango… “érase una princesa de las de siempre… princesa del dolor y la mentira, que en el baño de palacio vomita mentiras, dónde se ha metío tu hada madrina”. Desencanto con el rumbo de los Podemos parece teñir el otro… “dónde ha quedado ese soplo de aire fresco, ese asalto a los cielos, el cambio, el nuevo futuro que tanto hemos soñao… si empiezan los codazos por sillas y sillones… si de esta rebelión se apaga el fuego… en dónde poner la esperanza si ya no tengo si ya no tengo”. Hay que echar más leña, opina el Champín-ñín, moraito. El Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, aplaude. No se moja. Tocamiento de otros instrumentos, túyajabe, en un cupletillo satirón; y en el otro, sufriendo los tacones… “lo mismo que yo en las bodas”, con babuchas. Con cameo y magreo del Catalán en uno de los estribillos señorito señorito, po me lo como enterito. Y que suba el telón de ese popurinaso musical… “hoy reinaré…”, pero se termina el show, se acabó la voz… “tal vez reina me sentí cuando no lo fui, tal vez todo fue verdad, huir de lo habitual”. Esa es la clave, escapar de la rutina y descocarse de vez en cuando. Y mover los deítos de los pies. Eso este coraso lo logra con creces. ¿Sobrevivirá…?

6corolareinadelanoche6cuartos17

‘QUÉ CORGAERA’, DIFERENTE

Tres y… Ole la gente con moral. Con atardecer caletero ronea la cumparsita-cuartetera del Iván Romero, enamoraíta de Cádi… “cada noche comparto contigo la luna… y siento celos de los besos y tesquieros que te vienen desde fuera, y siento miedo que mis piropos por cosas del destino se pierdan por el camino… aquí tienes mi comparsa”. Liándola esas parodias entre coplas, entre el pureta y el Morera. Un primer pasodoble con nostalgia del flamenco del ayer… el cielo llora de pena por los grandes maestros… “no hay comparación a lo que vende ahora, vuelve prontito a sonar siendo la voz de mi pueblo y el estandarte de Andalucía”. Me pongo de pie, me vuelvo a sentar.  Y mu crítico con los colectivos y voluntarios que asisten a sintechos… “me ven diferente porque no vivo igual que ellos, que soy un estorbo que molesto y sobro en la sociedad… no saben en realidad que los que vienen a ayudarme, los que se ayudan son ellos… que no necesito pan, necesito respeto, un amigo, sentirme querido, no necesito más… porque vienen a ayudarme con un caldito en la mano, vienen y luego se van con la conciencia tranquila… sin preguntarme cómo me llamo”. La antitesis de la letra ojanosa que cantaran ayer los de Antonio Rivas, entresaca el Champín-ñín, tirando de memoria histórica, aro. El Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, aplaude. No se moja. Er Kichi ahorra tela; y dándole a la zambomba, en los cupleses… dicen que los gaditanos tenemos fama de vagos, juerguistas y pasotas, sin embargo al resto de España les encanta trabajar… y yo me lo voy a creer por los cohones. Y tres cuartetas de pupurrí, y a juí… La idiosincrasia del gaditano a la hora de hablar, “es que con una expresión no te ha dicho na y te lo ha dicho tó”; piropo nostálgico a Cádi, “que tú eres tu gente”; y rumbita también por Cádi… “ser gaditano es algo más que salir en Carnaval o ponerte una camiseta, no es decir muero contigo porque me he bañao dos veces en la Caleta… esto tienes que vivirlo y tienes que querer a Cádiz pa que Cádiz te quiera… es afrontar que la vida le da la espada pero él va de frente a la vida… es un orgullo, una forma de vida, la suerte de tener la fortuna que en cualquier parte del mundo donde nace un gaditano cada noche comparte contigo la lunaaaaaa”. Oooohhhh. Corgaera, Iván.

7comparsaquecorgaera6cuartos17

‘PA RELIGIÓN, LA MÍA’, CAÑAMAQUE ES MI HERMANO

Dos y bajando… La chirigota alegante de los Molina viene haciendo pasacalles desde la misma Chiclana, chimpúm chimpúm chimpúm. La secta al tresporcuatro abre sus puertas. ¿Habrá cencerro? “Si tú te tocabas con el Interviú, yo con Aguaclara…”. Buscando adeptos para esta religión de su febrero. Con sus dos coloretes. Pum Pum. Lío legal en el primer pasodoble. Uno que no es el padre ni el novio ni ná, pero quiere a un hijo que no es el suyo… “ya lo sé, que yo no soy tu padre, ya lo sé…”. El Champín-ñín ya está llamando a su a-bo-ga-do. El Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, aplaude. No se moja. Y otro para justificar las letras paja, sin compromiso sociá… “si yo esto lo utilizo sólo a modo de evasión… que aquí problemas tenemos todos”. Ahh. Fale. Pensaba que esto era un concurso de repertorios…. El Momo tu hermana. En la tanda de cupleses, un morío en uno y dudando si bajar al infierno o irse con el Piojo de La eternidad; y, claro, recurriendo al famoso cencerro y a los que se alegraron de lo que pudo pasar… de contralto to Cádi lleno, pero contrabajo, con-trabajo hay menos. Cañamaque es mi hermano. Más cencerro para ese popu adoctrinador, con los bombasos gordos protagonistas… “la religión del pueblo, la que se reza cantando, que nació en un lavaero…, la religión de mi víaaaaa”. Un dejavú de Los sereníssimimos, ¿qué no?

8chirigotapareligionlamia6cuartos17

‘LOS CAMBALLÁ’, CON 37,5º

Uno y… sacabó. Poniéndole el nudo al saco de la sesión y de los cuartos de final, una comparsa tambaleante, la de Fali Mosquera, con un tipo, tipo… tipo… “el veneno del concurso, en el concurso se queda… al carnaval de mi tierra nunca le hizo falta mucho más, amigos, copas, coplas… y pegá unas camballás”. Pero con moderación, ehhh, intercede el Champín-ñín. El Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, aplaude. No se moja. Drama-pasodobles. Un primero dedicado al hombre sin custodia, sin poder pagar la pensión, que se ha quedao en la calle sin casa porque una denuncia falsa en la cárcel le metío… “que la violencia es siempre violencia, venga del hombre o de la mujer… sal a la calle y lucha por tus derechos, porque los hombres también lloran”. Y los ricos. De nuevo comparando peras y manzanas. En la segunda letra exculpan a los críos de sus travesuras, y es que con doce años cuando acosan a otros iguales en el cole… “si sólo es un niño, no puede ser responsable, porque la educación empieza en la casa, la culpa la tienen los padres”. De los padres, y de la sociedad de mierda que asumimos asín en global. En los cupletillos, fusionando dos temitas candentes de este concurso: los manequínyoqueje y la Bárbara Rey; y queriendo ser ninfa… “me han dicho que vaya a los vates de la carpa que allí se esninfa allí se esninfa”. Qué pena de mi Tacita, siempre dando camballás. Entre papelillos y serpentinas ni hay mejores ni peores. Lo afirma ese bien cantao popurrí. Disimulan bien el moraso… “la calle, el concurso, la calle, si son los dos los mismo, los dos son carnavales, los dos beben de la misma mare… no quiero que conviertas mi tierra en un botellón, los borrachos me sobran, en este bendito rincón, la que manda es la copla… traducido resulta que en Cádiz tenemos el mejor carnaval del mundo entero, el mejón del mundo entero”. Por lo menos de nuestro mundo, de aquí a Cortadura.

9comparsaloscamballa6cuartos17

Las 02.19 horas. Baja el telón. Suben los bistec da pejeta. Qué de nervios, compare. Hasta el Champín-ñín está al borde de un ataque, como la Carmen Maura. Si, es que este domingo visita el Carranza el Reus Su vigésimosexto equipo favorito. Que no se te olvide el pañuelo negro, pa acordarte del árbitro, caaaaampeón. Despierta al Cacaolat cero por ciento, sin lactosa, que va a cantar el jurao, sieso, sus verdades, pero eso es otra historia. Tú y yo, de la manita, a sorber de la cañita, y a empaparnos de frase célebre para nutrir cuerpo y mente: “La tierra es mi patria, la humanidad, mi familia”, dicen que dijo el libanés Kahlil Gibran. ¿Te has enterao Cádi? ¿Te has enterao Europa? Dany Rodway DIARIO Bahía de Cádiz


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2017, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2017, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las semifinales, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?




Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.