DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
Navegación de la etiqueta

Eduardo Flores

Querida Siri:

Querida Siri: El mundo sigue siendo un lugar extraño. Ya sé, ya sé. No le sorprende. ¿La necesidad de un refugio? Es sencillo. Esta semana me he visto implicado en una discusión vía Twitter con un tipo que acusaba a cierta ONG (@SEO_BirdLife) de chupar subvenciones con la excusa de estudiar el…

Lo le que le falta al discurso

Estas últimas semanas se han podido leer titulares tales como “La clase obrera está rota”. O peor aún: “La clase obrera ya no existe”. Todo así, del palo catastrofista. Leía artículos y artículos, tras el tributo del clic, al reclamo de esos titulares. Realmente el paisaje era de una aridez incómoda. Los mil…

Una teoría del todo

El momento fue quizá ese en el que acababa de dar una cabezada sobre la arena. Nada nuevo, la inquietante quietud de los puntales de las cañas, los amigos que me acompañaban –más jóvenes, menos cansados, de todo en general- iban y venían, como sombras chinescas perfilándose en la orilla. La marea estaba…

Con Pinker en mi oficina

Justo abajo de donde vivo hay un bar, La Chaika. Es mi oficina y el rincón del planeta en el que me atrinchero mientras observo cuanto acontece, ya sea en la calle y sus vida-andantes, la prensa o lo que ofrecen las redes sociales. Manué (o Lolo, según el día), el camarero, es un tío más bien afable. Le…

La ciudad y su puerto

Cuenta el exiliado con la fortuna de mirar desde otro ángulo. Ocurre entonces que el exiliado regresa, por un periodo muy breve, y mira. Mira demasiado. Al exiliado le es imposible no tratar de reconciliarse. Pero el exilio, en el fondo, no deja de ser una herida. Más si cabe cuando la herida, al…

Antes muerto que perder la vida

Juan es un colega y amigo con el que no pocos domingos acostumbro a tomar café en la terraza de un salón de juegos. Es una de esas esquinas en las que parece que siempre da el sol. Hasta cuando está nublado. O cuando el que está nublado soy yo. Hablamos de casi todo. Que es como decir que hablamos de nada.…

La orquesta del Titánic

Hacía tiempo ya que un buen amigo -uno terrible, sin embargo- me recomendaba la lectura de Juan Goytisolo. Malo como soy para aceptar tales sugerencias fui postergando la invitación hasta el fallecimiento del autor del reto literario que es el Don Julián. Y aquí me veo ahora, tan embrujado como perdido,…