DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Matagorda culmina “con éxito y en fecha” una nueva subestación eléctrica que viajará a un yacimiento petrolífero en el Mar del Norte

El astillero de Puerto Real ya tiene listo un nuevo encargo relacionado con el negocio off-shore; entrega el día 26 en un acto interno el módulo HVDC (Topside) del proyecto Johan Sverdrup, para Aibel y Equinor. Han sido 14 meses de faena para culminar “con éxito y en fecha”, pese al parón por el coronavirus, la construcción de esta subestación eléctrica con destino a un yacimiento petrolífero situado en el Mar del Norte. Ha ocupado a una media de 375 personas.

El astillero de Navantia Puerto Real ya tiene listo un nuevo encargo relacionado con el negocio off-shore; entrega este lunes día 26 el módulo HVDC (Topside) del proyecto Johan Sverdrup Fase 2, para Aibel y Equinor. Han sido 14 meses de intenso trabajo para culminar “con éxito y en fecha” la construcción de esta subestación eléctrica con destino al campo de Oil&Gas Johan Sverdrud en Noruega.

Se trata de la tercera subestación de este tipo desarrollada por este astillero gaditano, tras las construidas y entregadas años atrás, encargadas por Iberdrola, para los campos de eólica marina Wikinger y East Anglia One.

La entrega será celebrada en la dársena de la factoría puertorrealeña con un evento interno al que asistirán representantes del cliente. Al día siguiente, el martes, el módulo partirá hacia su destino sobre la barcaza en la que fue embarcado días atrás, según se detalla en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

El proyecto ha supuesto para Matagorda alrededor de 835.000 horas de trabajo, ocupando una media de 375 personas durante 14 meses de faena. Además, se resalta el cumplimiento de los plazos pese a los inconvenientes derivados de los efectos de la pandemia del coronavirus (ya que el astillero estuvo varias semanas paralizado durante el estado de alarma) y algunas jornadas de parón por protestas de la industria auxiliar, a los que Navantia ha hecho frente recuperando el tiempo y cumpliendo con los diferentes hitos a satisfacción del cliente.

“La culminación exitosa de este gran contrato de diversificación de Navantia en la Bahía de Cádiz supone un gran paso en este sector y sitúa al astillero de Puerto Real como referente internacional en el negocio off-shore”, subrayan desde la empresa estatal.

Johan Sverdrup es un gran yacimiento petrolífero situado en el Mar del Norte a unos 140 kilómetros al oeste de Stavanger. Es además uno de los más grandes de la plataforma continental Noruega y se espera que cuando se encuentre a su máxima capacidad produzca el 25% de la producción total de la plataforma continental Noruega. La vida útil del campo será de 50 años y su producción de entre 550.000-650.000 barriles por día.

Equinor Energy (antes Statoil) adjudicó en abril de 2018 a Aibel la construcción de la plataforma P2 para el campo Johan Sverdrup, y Aibel después de un año de negociaciones ratificó en febrero de 2019 con la firma de este contrato la adjudicación a Navantia de la construcción de uno de los tres módulos en los que han dividido el Topside de la plataforma.

Tras esta entrega, Matagorda ultima 20 upper jackets para un macroproyecto eólico en el Mar del Norte (382.000 horas de montadores, soldadores, pintores, electricistas y servicios auxiliares); y una estructura flotante para eólica off-shore, para el campo Kinkardine en Reino Unido (250.000 horas de trabajo).

A estos encargos menores, se añaden los bloques que está construyendo para el programa de las corbetas de Arabia Saudí (que se llevan a cabo principalmente en San Fernando). Y se sigue esperando que se pueda comenzar la prometida construcción del BAM-IS, buque para la Armada española: en pleno verano y ante el reinicio de movilizaciones, el Ministerio de Hacienda autorizaba ese gasto (cuando se formalice, supondrá 1,3 millones de horas de carga de trabajo durante tres años y medio, y más de 1.100 empleos anuales, entre directos, indirectos e inducidos).

PREMIO PARA LAS LANCHAS DE DESEMBARCO ‘MADE IN’ LA ISLA

Sin dejar Navantia, ha resultado ganadora en los premios Essington Lewis 2020 por su programa de mejora del diseño de las lanchas de desembarco LLC que fueron construidas en el astillero de San Fernando entre 2011 y 2015.

Navantia Australia (su división en aquel país), en colaboración con un equipo local, integrado por Defensa, Marina y Commonwealth, ha trabajado en nuevas soluciones de diseño y construcción, ofreciendo mejoras inmediatas y a largo plazo en las capacidades globales de las LLC, así como beneficios estratégicos y ahorros durante todo el ciclo de vida operativo.

En concreto, tras un proceso sistemático de ingeniería de sistemas para evaluar los requisitos operativos del cliente, ha conseguido aumentar la capacidad de carga (peso muerto) de las LLC de 20 toneladas a 60 toneladas, dentro de los límites operativos establecidos, eliminando cualquier percepción de inseguridad de operación en aguas abiertas y mala mar. El resultado es una mejora del rendimiento del 300%, a un costo mínimo.

En Australia, la colaboración de Navantia con la Marina Australiana comenzó con los contratos para diseñar los destructores AWD y continuó con el diseño y la fabricación conjunta de los LHD, el diseño y la construcción de 12 lanchas de desembarco y el reciente contrato para diseñar, construir y mantener dos buques AOR.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.