DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

Unos 600.000 euros para “transformar” las calles Drago, Hermanos Laulhé y José López Rodríguez

El Ayuntamiento de San Fernando ha adjudicado estos días dos actuaciones importantes, en las que invertirá unos 600.000 euros: por un lado, la reurbanización de la calle Drago, uno de los proyectos “más demandados” tanto por los vecinos de la barriada Cayetano Roldán como de la comunidad educativa de la zona. Y por otro, la remodelación de las calles Hermanos Laulhé y José López Rodríguez, viales que discurren paralelos por los laterales del mercado central.

El Ayuntamiento de San Fernando ha adjudicado recientemente la reurbanización de la calle Drago, uno de los proyectos de obra “más demandados” tanto por los vecinos de la barriada Cayetano Roldán como de la comunidad educativa de la zona, en la que confluyen diferentes centros educativos. Además, también en estos días, ha dado un paso adelante para hacer realidad otra actuación notable en pleno centro: la remodelación de las calles Hermanos Laulhé y José López Rodríguez, viales que discurren paralelos por los laterales de la plaza de abastos. No hay dudas: se acercan las elecciones municipales.

En cuanto a la calle Drago, implica la adecuación urbana y reparación, y mejora de la accesibilidad. “Cumplimos el compromiso adquirido con los vecinos, Ampas y comunidad educativa de una zona de la ciudad muy sensible, dada la confluencia de varios centros escolares, con la ejecución de un proyecto municipal que ha sido consensuado con las asociaciones vecinales”, señala la alcaldesa, Patricia Cavada.

Las obras, costeadas con fondos de la Diputación del plan Invierte, han sido adjudicadas a la empresa Demomac, por cerca de 118.000 euros. La actuación está prevista que se desarrolle en una única fase, de forma que se repondrá todo el pavimento, parterres, bordillos y alcorques. Además, las obras comprenden también la demolición de las escaleras y alcorques frente a la entrada del IES Botánico, y la adecuación de una rampa de accesibilidad junto a la pista deportiva.

La actuación, se incide en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, vendrá a regularizar el firme con base de hormigón, con solería de granito en el centro combinada, respetando la arboleda y que “va a cambiar la imagen de la calle totalmente”.

MEJORANDO EL ENTORNO DEL MERCADO

Respecto a las calles Hermanos Laulhé y José López Rodríguez, la remodelación ha sido adjudicada a la empresa Construcciones Garrucho por 477.000 euros, una inversión que en la teoría “permitirá dinamizar y hacer más atractivo el conjunto que supondrá el Ayuntamiento y el mercado remodelados”.

Se trata de los dos viales que discurren paralelos por los laterales de la plaza y que además cobran especial protagonismo también en el conjunto histórico que conforman con el edificio del Ayuntamiento isleño, ya que ambas se inician en él hasta llegar a la calle Arenal y forman parte del centro de la ciudad.

La intervención comprende la calle Hermanos Laulhé desde su intersección con Calderón de la Barca hasta la calle Arenal, donde se encuentra el parque Almirante Laulhé. Se trata de un vial, remarcan desde el Consistorio, de “importancia en el ámbito de la accesibilidad” al ser una zona sensible y eje fundamental de equipamientos públicos municipales (ayuntamiento, dependencias municipales como Desarrollo Urbano, Servicios Sociales, etc.) con, hoy día, numerosos desperfectos en su superficie, carencias de señalización para invidentes y redes de instalaciones, en la que no se ha actuado desde hace tiempo y que, en su tramo tras su intersección con la calle Calderón de la Barca, paralelo al mercado, cuenta con cafeterías y bares muy frecuentados, además de las entradas y salidas de vehículos del aparcamiento del propio mercado.

Los metros de este vial anexos al Ayuntamiento también se encuentran deteriorados desde años atrás y necesita una reforma tras el impacto que en ella ha supuesto la reforma del edificio consistorial.

Con respecto a José López Rodríguez, que nace en la trasera de este edificio, cuenta también con establecimientos del sector servicios y de ocio, además de distintos comercios y zonas de carga y descarga.

Asimismo, el tramo de la calle Calderón de la Barca que une los dos viales objeto del proyecto, y que se corresponde con la entrada principal de la plaza de abastos y trasera del Ayuntamiento, también está incluido en el proyecto que acaba de adjudicarse.

Estos trabajos contemplan varias premisas importantes. Una de ellas es la accesibilidad, suprimiendo barreras arquitectónicas y mejorando las entradas al mercado, a los establecimientos y viviendas. Otro aspecto importante será la seguridad, compatibilizando y reordenando el uso preferentemente peatonal de estas calles con el de los vehículos de carga y descarga y los que circulen hacia el parking subterráneo.

A todo ello se unen los cambios que vendrán a embellecer y realzar el entorno de estos viales, colocando una pavimentación de granito, y con nuevas luminarias isabelinas, además de las que se colocarán de sistema LED ornamental en el pavimento con la calidad ambiental lumínica que supone.

Las obras, que se acometerán una vez finalicen las obras de reforma y mejora del mercado central en su primera fase, recoge la sustitución del colector de aguas residuales, una nueva red de pluviales y la ampliación de los imbornales de la red de alcantarillados, además de trabajos de mejora y renovación de la red de distribución y abastecimiento de agua. También contempla una plataforma elevadora de carga y descarga para la plaza que quedará totalmente integrada en el pavimento. Estará en la fachada de José López Rodríguez (en las proximidades del acceso de Desarrollo Urbano) y permitirá que los residuos de los detallistas puedan evacuarse rápidamente, existiendo ya en esa ubicación un cuatro de basuras realizado en esta primera fase de obras ejecutadas en el mercado.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.