DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Una sola empresa pasa a gestionar las instalaciones deportivas municipales isleñas

La firma Campusport ya se encarga de la prestación de los servicios necesarios para el funcionamiento de las instalaciones deportivas municipales en San Fernando. Con este nuevo contrato se unifica la gestión privatizada de dichos espacios “para lograr más agilidad y mejorar la calidad de la asistencia prestada”. Aglutina los 10 contratos diferentes que existían hasta la actualidad.

El Ayuntamiento de San Fernando ya ha firmado el contrato administrativo de servicios técnicos deportivos y servicios auxiliares para el funcionamiento de las instalaciones deportivas municipales. Con el mismo, se unifica la gestión privatizada de dichos espacios “para lograr más agilidad y mejorar la calidad de la asistencia prestada”, y que entró en vigor el pasado 1 de noviembre.

La empresa adjudicataria es Campusport, que se encargará de la prestación de los servicios necesarios para el funcionamiento de las instalaciones deportivas gestionadas por el área de Deporte, entre los que se incluyen los servicios técnicos de monitores de actividades físico-deportivas, coordinadores y socorristas, servicios de secretaría, conserjería, control, mantenimiento y limpieza general, así como otras prestaciones complementarias.

El contrato unificado, insisten desde el Consistorio en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, “dará más agilidad y mejorará la gestión de todos los servicios que se precisan en las instalaciones deportivas municipales, ya que reduce los trámites al simplificar y aglutinar los 10 contratos diferentes que existían hasta la actualidad”. De esta forma, se van a poder optimizar recursos y materiales, “lo que va a permitir poder destinar más fondos a la mejora de las instalaciones y su equipamiento”.

El importe del gasto correspondiente asciende a más de 3,7 millones de euros, de los cuales casi 2,5 millones corresponden al conjunto de servicios sujetos a una programación predeterminada y 1,3 millones al presupuesto máximo destinado al gasto global derivado de los servicios prestados por horas, que no es posible concretarlo de forma anticipada. El plazo de ejecución del contrato es de dos años, que podrá prorrogarse por mutuo acuerdo, sin que la duración total del mismo pueda exceder de cuatro años.

Con este cambio no solo no se altera el normal funcionamiento habitual de las instalaciones, sino que ha permitido la subrogación de todo el personal y que se puedan homogeneizar los criterios por los que trabaja la plantilla. No en vano, este contrato único reúne las diferentes labores que hasta el momento se han desarrollado con distintos contratos, lo que permite unificar tareas y dinamizar el trabajo que se lleva a cabo y que depende directamente del área municipal de Deportes. Además, se incorporan medidas para favorecer la estabilidad en el empleo y la conciliación entre la vida personal, laboral y familiar.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.