DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Se trabaja para que las obras de urbanización del polígono comercial y empresarial de Janer puedan comenzar antes de finales de este 2019

El ansiado desarrollo del polígono de Tiro Janer, a la entrada de San Fernando por Cádiz, parece avanzar. Días atrás se celebraba una reunión entre los nuevos propietarios de los suelos, el Ayuntamiento, la Zona Franca y Endesa, buscando coordinación y planificación de cara al inicio de las obras de urbanización de lo que será básicamente otro parque comercial, así como para agilizar todos los trámites. En paralelo, al fin han comenzado las labores previas para la demorada construcción de la subestación eléctrica proyectada en la zona.

El pretendido desarrollo de los terrenos del polígono de Tiro Janer, a la entrada de San Fernando por Cádiz, parece avanzar. Días atrás se celebraba una reunión entre los nuevos propietarios de los suelos (donde se proyecta básicamente otro parque comercial), el Ayuntamiento, la Zona Franca de Cádiz y Endesa, buscando coordinación y planificación de cara al inicio de las obras de urbanización, así como para agilizar todos los trámites y el trabajo previo necesario para poder cumplir los plazos marcados por Ten Brinke Desarrollos (que adquirió hace unos meses los terrenos por unos 7,6 millones de euros, después de que la Zona Franca admitiera su incapacidad financiera para llevar a cabo lo proyectado y prometido desde hace años).

Al respecto, la concejala de Desarrollo Urbano y Patrimonio, Claudia Márquez, ha resaltado que en el marco de este encuentro se informó de que la fecha que se baraja para el inicio de los trabajos es “finales del presente año y inicios del que viene”.

De esta forma, la previsión es que el contrato para las obras se pueda firmar en torno al mes de octubre para que “en el menor plazo posible” pueda dar comienzo la reurbanización de lo que fueron suelos militares, una vez que por parte del Ayuntamiento ya se tramitó la modificación del proyecto “con celeridad” hasta su aprobación definitiva a finales de julio en Junta de Gobierno Local.

Igualmente se pone de relieve en la información trasladada por el Consistorio en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que esta reunión celebrada en la sede de Endesa ha servido para constatar que la actuación completa va a contar la electrificación suficiente. No en vano, está previsto que “el próximo mes” esté ya en plena ejecución la construcción de la subestación eléctrica de Janer, “lo que es una gran noticia porque esta infraestructura no solo da soporte al tranvía, sino a los desarrollos previstos en San Fernando”.

De hecho, en la primera semana de agosto se concedió licencia municipal para la construcción de esta subestación eléctrica municipal, subestación tranvía y línea de alimentación de 66Kv y 20Kv, a la empresa Elecnor, y recientemente se ha procediendo a iniciar el desbroce de los terrenos para la ejecución de las obras. Trabajos demorados (en enero de 2016 se dijo que estaría levantada y operativa a finales de 2017) que llevan adjudicados desde mayo de 2018, y que asume la Junta de Andalucía por casi 5,2 millones de euros y un plazo de ejecución de un año.

En este último encuentro, además de Márquez en representación del Ayuntamiento, y la delegada del Estado en la Zona Franca de Cádiz, Victoria Rodríguez, estuvieron representantes de la empresa Ten Brinke Desarrollos y de Endesa.

“TRABAJANDO DE FORMA INCANSABLE”

Para que toda esta planificación sea posible, además de las reuniones de coordinación y específicas como esta, el contacto entre el Ayuntamiento y Ten Brinke “es constante para seguir avanzando en las gestiones y garantizar que se inicie la obra cuanto antes”, ha insistido la concejala del PSOE, que agrega que “este Ayuntamiento, desde el gobierno a sus técnicos, trabaja de forma incansable para facilitar la tarea a todas las empresas que quieran invertir en San Fernando”.

“Para el equipo de Gobierno es fundamental la coordinación y la colaboración con Ten Brinke para agilizar y facilitar la puesta en marcha de este complejo, en el que convivirán distintas actividades económicas complementarias y que generará un número importante de nuevos empleos”, repite Claudia Márquez. Hace meses se habló de que, una vez en marcha, puede suponer en torno a más de medio millar.

La concejala de Desarrollo Urbano afirma que “tenemos la máxima disponibilidad y la mano tendida para que este gran parque empresarial-comercial sea una realidad lo antes posible”. Además, entiende que este proyecto “cambiará sustancialmente” el uso y la fisonomía de la entrada a la ciudad desde Cádiz: “este suelo tiene una situación estratégica, a la entrada de la ciudad, situado en el corazón de la Bahía y conectado con la autovía, el Puerto de Cádiz y el aeropuerto de Jerez, que da idea del enorme potencial de este proyecto para nuestra localidad y la provincia”, sentencia en modo comercial.

DE INICIATIVA PÚBLICA A OTRA PRIVADA

Ten Brinke, con sede central en Holanda y otras en España, Alemania, Portugal y Grecia, y especializada en promoción y construcción de parques y centros comerciales, ha sido adjudicataria de este suelo por 7,6 millones de euros. Una venta puesta en duda por Podemos e IU en la propia localidad.

Estos terrenos tienen una superficie de 65.500 metros cuadrados (de ellos unos 20.000 serán para superficie comercial, además de los previstos para viales o zonas verdes). Las actividades económicas que incluirán serán un parque comercial destinado a medianas superficies alrededor de un núcleo central de aparcamiento con más de 600 plazas; un edificio de oficinas compatible con uso hotelero, y otros usos industriales-terciarios. La Zona Franca mantiene una parte sobre todo en la parcela destinada al citado uso hotelero y el propio Ayuntamiento también dispone de aprovechamiento urbanístico en el futuro desarrollo.

La Zona Franca compró en 2013 al Ministerio de Defensa por casi 7 millones el antiguo Polígono Tiro Janer, desafectado en 2006, y a partir de entonces comenzaron las promesas de obras “inminentes” por parte del PP y la demolición de las antiguas instalaciones. Posteriormente, los importantes hallazgos arqueológicos y el trabajo por parte de los expertos hicieron ralentizar el proceso.

Y con todo listo, para poder licitar al fin la urbanización a finales de 2016, el proyecto quedó parado a expensas de encontrar financiación, mientras el Gobierno local iba reclamando una y otra vez esta inversión estancada. Ya en los primeros meses de 2018, se decidió la venta de la parcela a un inversor privado, que no se concretó en el primer intento. Ya, con el PSOE al frente del Consorcio, se modificaron las bases, se volvió a intentar, y se vendió a finales del pasado año a Ten Brinke, que ahora está al frente del proyecto.

Dicha firma internacional considera que este centro comercial, otro más en la Bahía de Cádiz (en la misma ciudad competirá con Bahía Sur, y en el entorno con El Corte Inglés en la capital, El Paseo en El Puerto, Tres Caminos en Puerto Real, o Luz Shopping y Área Sur en Jerez) será “uno de los más importantes de la provincia”, y califica su proyecto de “vanguardista, basado en la sostenibilidad, el ahorro energético, en el desarrollo económico y la creación de empleo, que va a dar servicio a la alta demanda en la zona y al gran crecimiento que esperamos se va a producir los próximos años”.

Mercadona y McDonalds son las dos únicas empresas, de momento, que se conoce que quieren instalarse aquí. La idea de Ten Brinke, al menos reflejada en su web, es tener operativo el proyecto a finales de 2020, calculando una inversión de unos 20 millones.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.