DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Se ‘rescatará’ de manos privadas el Centro de Interpretación del Parlamentarismo: ahora será una sala de estudios provisional

El Gobierno isleño ha decidido “recuperar” para uso público el edificio de la calle General Serrano que se rehabilitó durante los fastos del Bicentenario de 1810, para ser Centro de Interpretación del Parlamentarismo, y que apenas duró meses con ese uso. En 2013 se cedía el inmueble gratis a la compañía de seguros DKV. Ahora que vence aquel convenio urdido por PP y PA, el PSOE ha decidido no firmar prórroga alguna y rescatar la finca, pero no para volver a abrir aquel museo del Diez: la habilitará como sala de estudios provisional, mientras se concreta la que se quiere levantar en el parque.

El actual Gobierno local en el Ayuntamiento de San Fernando ha decidido “recuperar” para uso público el edificio de la calle General Serrano que se rehabilitó en su momento, en los prolegómenos de aquel Bicentenario de 1810, para ser Centro de Interpretación del Parlamentarismo, y que apenas duró meses abierto con ese uso; el entonces bipartito de PP y PA optó por ceder el inmueble de forma gratuita a Integralia, la fundación privada dependiente de la compañía de seguros DKV. Y desde enero de 2013, su contenido temático se encuentra almacenado, y sin exponerse, en dependencias municipales.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, el Ejecutivo liderado por Patricia Cavada dice tener claro que esta finca junto al Real Teatro de Las Cortes “es un magnífico edificio, que nació y se construyó para el servicio público y como equipamiento publico, y es el momento de recuperarlo para la ciudadanía”. Eso sí, el planteamiento no es que vuelva a abrir como museo del Diez, el proyecto original.

Una vez que en unas semanas venza la cesión realizada en el año 2013 a la compañía de seguros (de forma gratuita y por seis años, con una posible prórroga de dos más), el equipo de Gobierno insiste en que dicho convenio no se renovará. Cree “prioritario” recuperar este equipamiento público para la ciudad. Del mismo modo, desde el Ayuntamiento se ha dejado claro que hay disposición total de sentarse a hablar con DKV para “buscar alternativas” si su deseo es permanecer o seguir teniendo presencia en San Fernando.

TEMPORALMENTE SE DEDICARÁ A SALA DE ESTUDIOS

Una vez se recupere este espacio en pleno centro histórico, la idea del Consistorio es dedicarlo de forma provisional a sala de estudio, una vez dotado del mobiliario necesario. “De esta forma, se suple una necesidad imperiosa que existe en la ciudad de contar con más espacios para el estudio hasta que se proyecte y construya la gran sala prevista en el parque Almirante Laulhé”, prometida por el PSOE en las últimas elecciones.

La Isla cuenta con hoy día con un aulario en la calle Alsedo, la biblioteca Luis Berenguer y la biblioteca de la calle Gravina, “pero es una evidencia que la demanda es mayor y que hay que buscar soluciones inmediatas al tiempo que en paralelo se trabaja en un proyecto definitivo como es el de la gran sala en parque Almirante Laulhé” con 300 plazas, se insiste; aunque colectivos estudiantiles y Podemos rechazan esa gran sala proyectada y preferirían otras más pequeñas en barrios periféricos.

En definitiva, el PSOE en el Gobierno local considera que el rescate de esta finca municipal y su dedicación como sala de estudio temporal mientras se desarrolla el proyecto en el parque Almirante Laulhé, donde estuvo la piscina de verano (presupuestado en unos 600.000 euros y que se arrastra desde aquellos llamados presupuestos participativos de 2016) “dará respuesta a esas peticiones realizadas por los estudiantes, para que dispongan de más plazas y espacios para su tarea diaria, con más comodidad y mejores condiciones”.

EL CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL PARLAMENTARISMO SIGUE EN EL LIMBO

Mientras, sigue en el olvido la función original de esta finca isleña: aquel Centro de Interpretación del Parlamentarismo inaugurado en noviembre de 2010, siendo todavía alcalde el andalucista Manuel de Bernardo, y con presencia del en ese momento vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Se distribuía en dos plantas de unos 140 metros cuadrados cada una, dotadas con distintos recursos tecnológicos. El edificio fue rehabilitado con fondos del Plan E (el denominado plan anticrisis del Gobierno central) y del Consorcio del Bicentenario: se invirtieron más de 700.000 euros de dinero público. En 2012 se reinauguró estrenando nuevos contenidos, aunque duró poco más abierto como espacio museístico, y pasó a manos privadas, y gratis. Hasta este mes de septiembre…

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.