DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

PSOE y Cs defienden que el presupuesto del Ayuntamiento isleño para 2020 ideado antes del coronavirus está ahora “más vigente”

PSOE y Cs en el Gobierno del Ayuntamiento de San Fernando elevan a pleno extraordinario esta semana para su aprobación definitiva el mismo presupuesto municipal para 2020, elaborado sin contar con nadie, y ya aprobado inicialmente antes de la crisis del coronavirus. El bipartito defiende que los objetivos de las cuentas, “centrados en la creación de empleo, la mejora de los servicios públicos y la cobertura social”, están ahora “más vigentes” a raíz de la pandemia. La oposición no opina lo mismo y ha presentado alegaciones demandando principalmente “actualizar el documento” y descartar inversiones como la remodelación de la plaza del Rey, para destinar esas partidas a inversión social.

El equipo de Gobierno de PSOE y Ciudadanos en el Ayuntamiento de San Fernando elevará a pleno extraordinario este jueves 9 de julio el presupuesto municipal que ha ideado, sin contar con la oposición, para su aprobación definitiva.

Las cuentas rondan los 81 millones de euros tanto en gastos como en ingresos, incluyendo unos 7 millones en inversiones destinados entre otros a la reforma de la plaza del Rey, el Planetario del Parque del Barrero, obras de rehabilitación de la Casa Lazaga o a una piscina de verano. El documento pasó la tramitación inicial a principios de marzo, días antes de decretarse el estado de alarma, con el único apoyo de los socios de gobierno (que se bastan con su mayoría), la abstención de PP y AxSí, y el rechazo de Podemos y Vox.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, el concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, defiende que el diseño de este presupuesto ya nació fundamentada en varios objetivos que “hoy en día, en las actuales circunstancias tras la pandemia, no solo siguen estando vigentes, sino que precisamente adquieren una mayor trascendencia que cuando se presentaron”.

De esta forma, este edil socialista incide en que las cuentas municipales para el presente ejercicio, que llegarán más de medio año tarde, sustentan la “apuesta” del bipartito, que considera imprescindible la inversión pública para generar actividad económica y empleo en la ciudad; y que busca incrementar y mejorar la calidad de los servicios públicos, así como la situación de las vías y espacios públicos. Todo ello al mismo tiempo que se garantizan los recursos suficientes para la fortalecer la cobertura social, “que es más necesaria que nunca en estos tiempos”.

Así, recalca que la aprobación definitiva del presupuesto para 2020 va a consolidar una inversión de más de 6,3 millones de euros para gasto en Servicios Sociales, “con la vocación de dar respuesta a las principales necesidades de nuestra ciudadanía en estos momentos difíciles y luchar contra la desigualdad con todas las herramientas posibles”.

De este modo, la partida reservada al Área de Servicios Sociales crece en 620.000 euros hasta llegar a los 3,4 millones de euros. Por su lado, las políticas de Juventud contarán con 134.500 euros; las de Mayores, 50.000 euros; y la Dependencia sube hasta los 1,7 millones. A esto hay que unir la inversión extraordinaria en cobertura social que ya se está haciendo y que asciende a algo más de 2,9 millones, “por lo que finalmente se van a destinar nada menos que 6 millones de euros a este ámbito”, se reitera.

En otro sentido, Conrado Rodríguez vuelve a repasar los principales proyectos del capítulo de inversiones, que suman unos 7 millones de euros, y que tanto cuestionan desde la oposición. Aunque tras tres meses de confinamiento, el edil de Desarrollo Económico argumenta que la ciudad tiene hoy 2.000 parado más que hace un año tras el impacto del coronavirus, por lo que “la situación requiere que las administraciones hagamos esfuerzos en la inversión pública”.

En este apartado entran actuaciones como la remodelación de la plaza del Rey (1,4 millones, que salvo sorpresas, supondrá la retirada de una vez del monumento a Varela); el proyecto de Planetario junto al Observatorio y al Parque del Barrero (728.000 euros); la piscina de verano en la zona de la Leocadia con una partida de 400.000 euros (es un proyecto plurianual cuya primera partida se refleja en 2020, y cuyo coste total alcanza el millón); la red de aparcamientos municipales, que sea ampliará con nuevas zonas y en la que se realizarán acciones de modernización (591.000 euros); la redacción del proyecto para la rehabilitación íntegra de la Casa Lazaga, con una primera partida de 150.000 euros (del total del coste que se estima para su puesta en uso, que asciende a 2 millones de euros -hay que recordar que ya se han licitado en este edificio obras de consolidación por un valor de 450.000 euros-); nuevas zonas verdes en el parque Puente de Casería y en la Plaza San Marcos (391.000 euros); y la segunda fase de reurbanización de Pery Junquera (100.000 euros para redactar el proyecto de actuación que asciende a otro millón).

También se citan: la demandada mejora del polígono de Fadricas, que dispone en estas cuentas de 180.000 euros; la mejora de vías urbanas y firmes cuenta con una inversión de 750.000 euros, de los que cerca de 394.000 son para reurbanizar la calle Mariana Pineda; o 320.000 euros se invertirán en la red de saneamiento. Además, en las instalaciones deportivas se invertirán 505.000 euros, a los que se suman otros 120.000 euros para la iluminación de los complejos de Gómez Castro y Sacramento.

ALEGACIONES DESDE LA OPOSICIÓN

Entre los grupos de la oposición, diferentes partidos han presentado alegaciones a las cuentas que, teniendo en cuenta que socialistas y naranjas tiene mayoría absoluta, parece que no irán muy lejos.

Por ejemplo, el PP ha registrado una veintena de alegaciones a estas cuentas que en palabras de su portavoz municipal, José Loaiza, buscan “actualizar el documento, y convertirlo así en una herramienta útil para los isleños y la ciudad”.

Así, la derecha aboga en sus seis primeras alegaciones por bonificaciones en las tasas e impuestos municipales. Destaca la referida al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), del que solicitan una bonificación del 12% en el segundo recibo anual: “con ello perseguimos dejar sin efecto el incremento del 6% para este año, aprobado por el equipo de Gobierno con anterioridad a la crisis del Covid-19, bonificando en un 12% el importe del segundo recibo que será pasado a su cobro en noviembre próximo”.

Por otro lado, el PP elabora sus alegaciones reduciendo partidas presupuestarias para redistribuir la cantidad resultante “en inversiones muy precisas para la ciudad”. Es el caso de la remodelación de la plaza del Rey que tanto escuece a los conservadores (será por la retirada de Varela), cuyo dinero se pide destinar a obras en la plaza de las Sirenas, calle San Juan de la Cruz y Barriada Andalucía. O invertir 200.000 euros en mejorar las infraestructuras de la barriada El Pino; pasando por destinar 244.000 euros en incentivar la creación de nuevas empresas locales.

Mientras, desde la ultraderecha, su portavoz municipal, Carlos Zambrano, entiende que “este presupuesto es irreal, y por ello creemos que hay que elaborar unos presupuestos nuevos y acorde a la situación social por la que atraviesa la ciudad”. “Como entendemos que no se va a realizar”, reconoce, Vox ha presentado algunas alegaciones.

Entre sus propuestas (donde igualmente se pide que se descarten inversiones como “un plaza del Rey nueva, o una piscina municipal junto a la playa de Camposoto”) está la disminución de la carga fiscal a las familias isleñas; potenciar el polígono industrial de Fadricas; la elaboración definitiva de una RPT actualizada; y entre otras, la creación de taquillas para personas sin hogar, la eliminación del gasto innecesario, con eliminación de cargos de confianza y gastos políticos, así como bajada de sueldos a los concejales portavoces; da la casualidad que Zambrano también es diputado en el Congreso, por lo que no necesita este ingreso.

Y Podemos ha registrado alegaciones a las cuentas “para que vengan acompañadas por un plan de choque social que ayude a San Fernando a minimizar el impacto de la crisis económica derivada por la pandemia”. La portavoz de la formación morada también sostiene que estos presupuestos quedaron “obsoletos” ante la nueva situación y que “hay que reforzar los servicios públicos y proteger a trabajadores, autónomos y pymes” con más inversión social y renunciando a inversiones que son “innecesarias” en este nuevo contexto (en concreto las llamadas “inversiones no urgentes” como el Planetario, la remodelación de la plaza del Rey, la sala de estudios en el Parque o las actuaciones en La Leocadia, entre otros gastos).

Podemos propone la exención proporcional del IBI y del IAE a todas las pymes y autónomos que puedan justificar pérdidas durante el tiempo que esté en vigor el estado de alarma, incluyendo a quienes se dedican a la venta ambulante, la bonificación del IBI a todas las personas que estén acogidas a un ERTE, la remunicipalización de los servicios externalizados y el impulso de un plan de empleo municipal para reforzar todos los servicios públicos “que están saturados o con dificultades”.

Medidas económicas que incluyen la auditoría de la deuda municipal para valorar no pagar el montante considerado como “no legítimo”, como los desproporcionados intereses bancarios a las instituciones públicas.

Asimismo, se proponen ayudas al alquiler para sectores vulnerables, con la exención de pago para usuarios de ESISA, aumento de la ayuda a domicilio y la asistencia a víctimas de violencia machista, el aumento del gasto social en un 100% o la creación del Centro de Baja Exigencia Municipal para atender a sin techos.

“DAN LA ESPALDA A LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA”

Y desde fuera del Ayuntamiento, IU denuncia que estos presupuestos municipales “carecen de la más mínima expresión de democracia participativa que sí está presente en municipios de más de 50.000 habitantes donde gobiernos progresistas desarrollan modelos de ciudad alternativos”.

“Hace unos días leíamos a Patricia Cavada aplaudir la victoria electoral de la socialista isleña Anne Hidalgo en la alcaldía de París. Un triunfo enmarcado en el ecologismo y en el diálogo con la militancia comunista. Con una agenda clara, como la municipalización de servicios públicos, una agenda sobre viviendas y alquileres sociales y un modelo de eco-ciudad con el valor fundamental de la movilidad sostenible. Todo lo que la alcaldesa de nuestra ciudad y sus socios de gobierno no defienden”, asevera el coordinador local de IU, Gonzalo Alías.

Para esta formación, definir un modelo de ciudad es fundamental y sigue siendo una tarea pendiente en La Isla: “un proyecto de ciudad actualizado, convalidable con la Agenda 2030, ha de sostenerse con unos presupuestos municipales participativos. El gobierno bipartito se sitúa fuera de la Agenda 2030, y ni siquiera han presentado un modelo claro, apostando de nuevo por el parcheo y la improvisación”.

Alías entiende que Cavada ha utilizado el momento de crisis por el coronavirus para “imponer su mayoría y su proyecto personalista” con los presupuestos de 2020: “se pueden tener presupuestos buenos, pero perfectos a efectos de alegaciones… es sospechoso”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.