DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Pequeño homenaje” a Miguel Lobo Malagamba con una exposición temporal en el Museo Naval de San Fernando sobre su figura y legado

El Museo Naval de San Fernando se acaba de abrir a la exposición temporal ‘Miguel Lobo Malagamba: pensamiento y acción, espada y pluma’, dedicada a la figura del ilustre isleño y almirante de la Armada, en el marco del bicentenario de su nacimiento. La muestra es un “pequeño homenaje” a este militar del siglo XIX “con el deseo de dar a conocer su figura y aumentar su reconocimiento”.

El Museo Naval de San Fernando acoge hasta el 12 de noviembre la exposición temporal ‘Miguel Lobo Malagamba: pensamiento y acción, espada y pluma’, dedicada a la figura del ilustre isleño y almirante de la Armada, dentro de las actividades previstas durante la celebración del bicentenario de su nacimiento durante este año 2021.

La muestra es un recorrido a lo largo de la vida de este militar. Desde sus orígenes familiares, que inician el recorrido, se puede recordar su “vida de servicio a España” como oficial de la Armada, donde se hace mención a todas aquellas operaciones y campañas, en las que participó, tanto a bordo como en tierra. “No podemos olvidarnos de su importante legado de artículos y publicaciones, algunas de ellas de gran importancia y trascendencia, algunas de ellas actualmente tienen vigencia”, se resalta en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, señalando además como último apartado de la muestra el recuerdo de sus últimos días.

El Instituto de Historia y Cultura Naval de la Armada, a través del Museo Naval de San Fernando, invita a todos aquellos que lo deseen a efectuar este recorrido “en un escenario y un periodo de tiempo de la historia de España a lo largo del siglo XIX”.

En esta exposición y gracias al apoyo de diversas entidades civiles, militares y, también, particulares, se busca hacer un “pequeño homenaje” a este destacado oficial de la Armada, natural de San Fernando, con el deseo de “dar a conocer su figura y aumentar su reconocimiento”.

Desde su ingreso en la Armada española, Lobo (San Fernando, 1821-París, 1876) fue testigo presencial de numerosas acciones de guerra. Navegó por la mayoría de mares y océanos, participó en acciones en cuatro de los cinco continentes, estuvo destinado en Inglaterra como comisionado de la Marina y, además, fue comandante general de dos de los tres departamentos marítimos de la época, Cartagena y Ferrol. Además de una vida militar intensa, “gracias a su gran capacidad intelectual, y su gran sentido de la observación y responsabilidad”, tuvo tiempo para dejar “un gran legado de publicaciones y artículos escritos de gran trascendencia”.

Los comentarios están cerrados.