DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Otra señal de que el tranvía de la Bahía de Cádiz ‘avanza’: se retoma la obra paralizada hace meses del apeadero para trasbordos en río Arillo

En paralelo al prometido y demorado reinicio de las últimas pruebas dinámicas del tranvía de la Bahía de Cádiz, la Junta (que promueve este proyecto) ha retomado las estancadas obras de construcción de la parada intermodal en río Arillo, localizada al final del trazado tranviario por San Fernando. Esta actuación está ligada a la reposición de una tubería de abastecimiento de agua potable en la zona.

En paralelo al prometido y demorado reinicio de las últimas pruebas dinámicas del tranvía de la Bahía de Cádiz, la consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía (que promueve este proyecto) ha retomado las estancadas obras de construcción de la parada intermodal en río Arillo, localizada al final del trazado tranviario por San Fernando.

Se trata de un apeadero en medio de la nada “de características especiales”, ya que en ella se llevarán a cabo las funciones del intercambiador entre la línea tranviaria y la red de ferrocarriles Sevilla-Cádiz.

Desde la Junta se explica en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz que la ejecución material de las obras en río Arillo han permanecido paralizadas durante los últimos meses “debido a la necesaria tramitación de un modificado del proyecto inicial, que ha permitido la mejor coordinación de la infraestructura con los requisitos de Adif, ya que esta parada ferro-tranviario se acomete en zona de dominio de la entidad pública del Ministerio de Fomento”.

Con el modificado ya aprobado y firmada la adenda, se retoman las obras, que suponen un gasto de 2,84 millones de euros, y que, cuando se suspendieron, presentaban ya un nivel de ejecución del 62%.

La actuación incluye la reposición de una tubería de abastecimiento de agua potable, de 800 mm de diámetro, perteneciente al Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana. De hecho, los primeros trabajos consisten precisamente en terminar de reposición de esta tubería, que discurre entre la CA-33 y la plataforma tranviaria, y que se ha tenido que trasladar a la margen contraria de la autovía con el objeto de liberar el espacio para el tranvía.

A continuación se desarrollarán las labores de terminación de las obras de la parada, a la que resta la colocación de la pasarela peatonal y los ascensores que permitirán el trasbordo de pasajeros entre el tranvía y el Cercanías, en uno y otro sentido. De hecho, Renfe será la encargada de explotar esta línea 1 del tranvía metropolitano.

Al inicio de la explotación comercial (sin fecha aclarada), se añade, se combinarán los servicios con trasbordos (en Cercanías), que posibilitarán además el acceso de los habitantes de Chiclana a la red ferroviaria, con “algunos” servicios sin trasbordo, es decir, directos entre Chiclana y Cádiz, “que irán gradualmente incrementándose”.

ÚLTIMA OBRA PENDIENTE

La doble funcionalidad de la parada de río Arillo le confiere unas dimensiones ferroviarias capaces de albergar tanto al tranvía como a los trenes convencionales, de mercancías y altas prestaciones de Renfe. Es por esto que la altura de los andenes sobre el carril es de 68 centímetros y la separación entre el eje de las vías y el borde del andén permite el paso del ferrocarril a la velocidad prevista en este tramo de vía férrea.

También los andenes son de dimensiones especiales, con 200 metros de longitud útil, frente a los 64 metros de longitud lineal que tienen el resto de los andenes de las paradas del tranvía. Los anchos de los dos andenes son de 5,47 y 6,17 metros respectivamente y entre ambos se sitúan las vías de Adif para el paso de ferrocarriles, mientras que en la parte exterior se localizan las vías del tranvía que procede de Chiclana y San Fernando hacia Cádiz o viceversa.

Sobre los andenes se va a construir la pasarela metálica y los ascensores que permitirán el paso de viajeros a uno y otro lado. La colocación de la pasarela y de las marquesinas de la parada no afectará a la circulación de trenes, ya que los trabajos se adaptarán a los horarios de Renfe.

Estas obras, iniciadas hace meses y de un día para otro paralizadas sin mucha información al respecto, constituyen prácticamente la última actuación de obra pendiente de culminar (alrededor del proyecto del tranvía; sin olvidar la subestación eléctrica de Janer, actuación adjudicada en mayo y aún sin ponerse ni un ladrillo), a lo que se suma la conexión física de las vías del tren tranvía y el ferrocarril, justo después de la referida parada de intercambio, así como la modificación de los enclavamientos de la línea de ferrocarril Sevilla-Cádiz para posibilitar la conexión directa y sin trasbordo entre Chiclana y Cádiz, y viceversa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.