DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La parada del tranvía en la fachada de la Compañía de María quedará reducida a la máquina de billetes, la canceladora y el interfono

Avanza la actuación en la calle Pizarro, en San Fernando, y en los últimos días se ha comenzado a trasladar el controvertido armario de la marquesina del futuro tranvía de la Bahía de Cádiz que se colocó delante de la Compañía de María a un cuarto técnico cedido por el Ayuntamiento alojado en el interior de la rampa que se construye en dicha calle, que confluye en Real. Una operación “técnicamente complicada”.

Avanza la actuación en la calle Pizarro, en San Fernando, más conocida como calle de la escalerilla, y en los últimos días se ha comenzado a trasladar el controvertido armario de la marquesina del futuro tranvía de la Bahía de Cádiz que se colocó delante de la Compañía de María a un cuarto técnico cedido por el Ayuntamiento alojado en el interior de la rampa que se construye en dicha calle, que confluye en Real.

Aunque el traslado es a poca distancia, se trata de una operación técnicamente complicada, ya que hay que trasladar todas las instalaciones que ya habían sido probadas y testadas. En la parada Compañía de María solamente quedará ubicadas la máquina expendedora de billetes, la canceladora y un interfono, “lo que rebajará el volumen de la parada considerablemente”. A la otra acera, también se trasladarán los cuadros técnicos, aunque allí permanecerá el centro de transformación de la parada.

En estos días se está llevando a cabo el traslado de los equipos y se va a proceder a desarmar los armarios que lo albergan. Próximamente se fabricarán los nuevos módulos que albergarán la máquina expendedora y canceladora de billetes, de menores dimensiones que los armarios originales, se aclara en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Los trabajos se van a desarrollar en los meses de agosto y septiembre, durante los cuales no están pasando los trenes en pruebas. En el mes de octubre quedarán ubicados los módulos técnicos definitivos.

El delegado territorial de Fomento y Vivienda, Federico Fernández, ha insistido en que el objetivo de este traslado es aminorar los efectos visuales y el impacto estético de la parada ante la fachada del edificio del colegio Compañía de María, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y situado en pleno centro histórico. Y ha puesto de relieve que esta iniciativa la Junta atiende una petición del Ayuntamiento, que cede el cuarto en el que irán ubicados los equipos técnicos en una zona próxima fuera de la fachada del colegio y más cercana a una entidad bancaria.

CONTINÚAN LAS OBRAS DEL APEADERO DE LA ARDILA

Por otro lado, los trabajos de infraestructuras se centran en la parada de río Arillo, donde coinciden las vías del ferrocarril con las vías del tranvía, para facilitar el trasbordo entre ambos medios de transportes mientras no se pueda circular hasta la capital.

Los trabajos en río Arillo consisten en la reposición de una gran tubería de la zona de Agua Gaditana bajo la Autovía CA-33 y en la ejecución de los andenes de la futura parada intermodal, trabajos que dependen en gran parte de Adif por los horarios de trenes y que se deben hacer en servicio nocturno para no afectar al servicio ferroviario. Además, en este contrato se incluye la ejecución de una pasarela metálica para comunicar ambos andenes y un ascensor.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.