DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La asamblea local de Cruz Roja y la Asociación Isleña de Fibromialgia ‘convivirán’ en el edificio de la Casa Colorá

La Casa Colorá, en San Fernando, que ocupaba desde hace años la escuela de adultos, volverá a tener usos. El Ayuntamiento ha cedido la planta primera a la Asociación Isleña de Fibromialgia y Fatiga Crónica, mientras la asamblea local de Cruz Roja ocupará dependencias de la planta baja del edificio. Al respecto, el equipo de Gobierno de PSOE y Cs dice demostrar su “compromiso con lo social”.

El edificio de la Casa Colorá, en San Fernando, que ocupaba desde hace años una de las sedes en la ciudad de la escuela de adultos y que quedó libre con el traslado de este centro educativo a la plaza San José, vuelve a tener vida. En los últimos días se ha conocido que el Ayuntamiento ha cedido la planta primera a la Asociación Isleña de Fibromialgia y Fatiga Crónica, mientras este mismo jueves se han entregado a la asamblea local de Cruz Roja las llaves de las dependencias de la planta baja. Al respecto, el equipo de Gobierno de PSOE y Cs dice demostrar su “compromiso con lo social”.

La alcaldesa, Patricia Cavada, y la presidenta de la asamblea local de Cruz Roja, Lola Rodríguez de Lema, han sido las encargadas de sellar el acuerdo por el cual en breve la asociación podrá contar con este espacio municipal, en la calle Méndez Núñez, para ampliar sus instalaciones en la ciudad.

“Ahora, con estas nuevas instalaciones que ponemos a su disposición, estamos convencidos de que podrán desarrollar su actividad, esa de la que estamos tan orgullosos y que llevan a cabo en todos los ámbitos, con mucha más eficacia y dando una mejor atención a las personas usuarias”, ha apuntado la primera edil socialista; aclarando que con esta cesión a Cruz Roja se da respuesta a la petición de la entidad, que había hecho llegar al Consistorio la necesidad de contar con más espacio para su labor, al mismo tiempo que “su llegada a la nueva sede también será un revulsivo para la zona”.

En la misma línea se ha expresado Rodríguez de Lema, que ha afirmado que la zona de La Pastora “se podrá beneficiar de nuestra llegada”, al tiempo que ha reconocido que aún está por definir el uso que darán a estas instalaciones de la Casa Colorá. “Aunque están en muy buenas condiciones, hay que adaptarlas a nuestra necesidad, personalizarlas y analizar en firme cuáles de nuestros servicios van a albergar”, ha apuntado la presidenta de la asamblea local de Cruz Roja, que ha aventurado que “trasladaremos a parte del personal técnico y, dado que contaremos con la antigua sala de profesores y la biblioteca, pueden ser aptas para albergar nuestra formación y talleres”.

Además, ha agradecido al Ejecutivo isleño que haya sido sensible a las necesidades de Cruz Roja, ya que “atendemos a una gran de usuarios y usuarias y tenemos muy poco espacio para ello”. “Siempre que nos proponen u ofrecen un proyecto damos un paso adelante y decimos que sí, porque sabemos que nos necesitan, por eso nos satisface que ahora también se hayan atendido nuestras peticiones”, ha subrayado.

La base social de Cruz Roja Española en San Fernando está formada principalmente por el voluntariado, que suma un total de 284 personas; los donantes (11), y los socios y socias, ya sean personas (1.585) o empresas (9).

Y CESIÓN PARA LA ASOCIACIÓN ISLEÑA DE FIBROMIALGIA

En el mismo sentido, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, días atrás hacía entrega de las llaves de la primera planta del edificio de la Casa Colorá a la Asociación Isleña de Fibromialgia y Fatiga Crónica. En ese caso, la alcaldesa firmaba el respectivo acuerdo de cesión con la vicepresidenta de la entidad, Josefa Alcázar.

Cavada ha ensalzado el trabajo que desarrolla esta asociación que nació en 2009 para dar respuesta a las personas con fibromialgia que no encontraban en el sistema público recursos suficientes y que se enfrentaban a un gran desconocimiento respecto a esta enfermedad. Y ha felicitado a la entidad por su esfuerzo para trabajar todas las facetas de esta dolencia y mejorar cada día la calidad de vida de las más de 600 personas afectadas que se calcula que hay en San Fernando, mayoritariamente mujeres que son las que más sufren esta patología.

En la actualidad tiene unos 100 personas asociadas, y trabaja con los usuarios el aspecto físico, psicológico, mental, conductual de la enfermedad a través de charlas, terapia psicológica individual y grupal, clases de pilates, gimnasia, fisioterapia, musicoterapia, expresión corporal y actividades de ocio como excursiones, meriendas, clases de punto, etc. “Gracias a la cesión de este inmueble, podrán disfrutar de unas mejores instalaciones, lo que les va a permitir contar con una sede más amplia, cómoda, con total accesibilidad y situada en una zona céntrica”, ha reiterado la primera edil.

Por su parte, la vicepresidenta de la entidad ha enfatizado el agradecimiento de todo este colectivo por la cesión de la primera planta de la Casa Colorá, gracias a la que “se abre una nueva etapa muy ilusionante y llena de posibilidades”. “Nuestra mayor ilusión es poder continuar trabajando con nuestras socias y socios, apoyándoles, proporcionándoles terapias físicas y psicológicas y sobre todo apoyándoles en este duro trance que es aprender a vivir con esta enfermedad y cuidando de que nunca se sientan solos ni solas frente a ella”, ha subrayado Alcázar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.