DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

IU se opone a la privatización del alumbrado


“No compartimos y rechazamos los argumentos y justificaciones expresados por Nieto para ir a una privatización de la gestión del alumbrado público en San Fernando, que como en otras muchas infraestructuras de la ciudad, ha sido bastante caótica, lo cual redunda en el coste de los servicios de mantenimiento”. Así responde el concejal de IU, Gonzalo Alías, a la pretensión del bipartito PP-PA, que también rechazan sindicatos y PSOE, de externalizar este servicio.

“No compartimos y rechazamos los argumentos y justificaciones expresados por Nieto para ir a una privatización de la gestión del alumbrado público en San Fernando, que como en otras muchas infraestructuras de la ciudad, ha sido bastante caótica, lo cual redunda en el coste de los servicios de mantenimiento”. Así responde el concejal de IU, Gonzalo Alías, a la pretensión del bipartito PP-PA, que también rechazan sindicatos y PSOE, de externalizar este servicio.

El delegado de Presidencia ha defendido que otros servicios municipales como el agua, la recogida de basura, los jardines o la limpieza de edificios municipales están gestionados por empresas privadas y, a su entender, “todos funcionan perfectamente”. Además, ha señalado que el personal municipal que actualmente trabaja en el alumbrado no será trasferido a la adjudicataria, sino que se les buscará otras tareas dentro del Ayuntamiento. También argumenta que se van a ahorrar costes y será un servicio más ágil.

Como réplica, para los izquierdistas, en la gestión de los servicios públicos “no se puede seguir primando únicamente el ahorro económico sino que también se deben aplicar los de beneficio social”. Y es que cada privatización significa “un empeoramiento de las condiciones laborales y salariales de los empleados que efectúan el servicio y una merma en la calidad del mismo”.

Desde IU, se insiste, “nos opondremos a las continuas privatizaciones y al desmantelamiento de los servicios públicos. No solo se está destruyendo puestos de trabajo, que dejará la plantilla municipal reducida a la mitad en poco tiempo sino que al mismo tiempo, no se cubren las 94 plazas vacantes”.

En un pleno anterior, este partido de la oposición recordó al Gobierno local que un informe del Tribunal de Cuentas afirmaba que “el coste elevado por las plusvalías que se embolsan las empresas contratadas, provocan una reducción de salarios de los trabajadores y merman el servicio al ciudadano”.

Además, IU no comparte la movilidad de trabajadores a otros servicios, ya que “su experiencia y su formación, producto de una dedicación de muchos años poco o nada podrá, servir en puestos de trabajo distintos”.

EVALUANDO LA SITUACIÓN CAÓTICA DEL ALUMBRADO

“Nuestra ciudad ha carecido de unas directrices o normas claras del Gobierno municipal para el diseño y ejecución del alumbrado público, lo que se ha traducido en una gran diversidad de modelos de farolas y de formas de colocación en los distintos tramos de calle de nueva apertura, o en aquellas en las que se han hecho obras de remodelación”, advierte la coalición en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

En este sentido, “no ha habido criterios claros respecto a los tipos de farola, de las distancias entre ellas, de las luminarias a emplear. Cada proyecto, fuera iniciativa pública o privada, iba por libre, así tenemos una ciudad donde la desigualdades respecto a la iluminación nocturna son enormes entre unos barrios y otros, o incluso entre tramos de una misma calle, hay zonas sobre-iluminadas mientras que otras están en la casi oscuridad”.

“Suponemos –añade Alías- que este caos de farolas y de luminarias de todo tipo, también ha pesado negativamente sobre los costes del mantenimiento, para obligar a tener una multiplicidad de repuestos para atender posibles incidencias en cualquier punto de la ciudad de forma inmediata”.

Además hay otras carencias: “nunca se ha hecho un esfuerzo por dar una iluminación preferente a los espacios peatonales, tampoco a los pasos de peatones sin semáforos, cuando la mayoría de los cuales se encuentran en zonas de sombras y penumbras con el consiguiente riesgo para los peatones y los vehículos”.

Estos problemas, entiende los izquierdistas, deben ser resueltos desde el Ayuntamiento con un plan de racionalización y sustitución de los elementos del alumbrado urbano, con una reducción del gasto energético y de los costes de mantenimiento.

Los comentarios están cerrados.