DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

En marcha la reforma en la calle de la escalerilla, que ‘esconderá’ el armario de la marquesina del tranvía frente a la Compañía de María


La calle Pizarro, en San Fernando, cambiará su aspecto tras la reforma ya en marcha que conllevará habilitar una rampa adaptada a la normativa vigente y una escalera que enlazará con la calle Real. Aunque en realidad, esta actuación se lleva a cabo para reubicar allí el controvertido armario de la marquesina del tranvía delante de la Compañía de María. Supone 47.000 euros y unos dos meses de trabajos.

La calle Pizarro, en San Fernando, conocida como calle de la escalerilla, cambiará su aspecto tras la reforma que durante los próximos dos meses llevará a cabo la empresa JMR, a la que se le ha adjudicado la ejecución del proyecto de adaptación de desnivel para personas de diversidad funcional y que conllevará habilitar una rampa adaptada a la normativa vigente y una escalera que enlazará con la calle Real. Aunque en realidad, esta reforma se lleva a cabo para reubicar allí el controvertido armario de la marquesina del tranvía delante de la Compañía de María.

La contrata ya ha iniciado los movimientos previos de tierra para acometer estas obras por algo más de 47.000 euros. Los trabajos consistirán en la demolición de la escalera existente, incluyendo los muretes, pavimentos y solera de hormigón existente en la escalera, para construir una nueva y la citada rampa con fábrica de ladrillo macizo perforado, subbase en firme bajo zancas y solería. La rampa para su uso por personas con discapacidad dispondrá de una barandilla en pared de acero laminado.

Dado que los trabajos afectan a la totalidad de la franja de acceso peatonal a la calle Pizarro desde Real, desde ahora se ha procedido a cortar el tráfico peatonal hasta el final de las obras, previsto para el 18 de junio próximo. Los peatones pueden acceder a las viviendas y garajes de Pizarro desde la calle San Bruno. El proyecto contempla la intervención en una zona sin afectación a la zona de Pizarro donde se encuentran estos garajes a los que se seguirá accediendo y saliendo por San Bruno como es habitual.

Esta reforma y mejora de la calle Pizarro conlleva una actuación bajo superficie ideada por el Ayuntamiento –y convenida con la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, promotora de las obras del tranvía- con respecto al armario eléctrico que actualmente se encuentra en la calle Real a la altura de la Compañía de María. Así, esta polémica infraestructura se trasladará desde este lugar al interior de la nueva pasarela y escalera, en cuyo hueco se han previsto todas las medidas y seguridad necesarias para el aprovechamiento de este espacio subterráneo y evitar así el impacto visual y los inconvenientes de movilidad que el armario pueda causar en su actual ubicación.

Se ofrece de este modo una solución al impacto visual que causaba el armario de la marquesina en el entorno de un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y, al mismo tiempo, se cumple con el compromiso de hacer más accesible la calle Pizarro.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, la concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, insiste en que se trata de una actuación “que viene a suponer un paso más en el proyecto global de transformar San Fernando en una ciudad plenamente accesible, en la que se erradiquen las barreras arquitectónicas como así se ha llevado a cabo en otros puntos y se prevé actuar en más localizaciones, con especial atención a lugares muy transitados, transversales y viales que unen distintas zonas de tránsito peatonal continuo”, explica. En este sentido, la socialista cree que la calle Pizarro cobra “especial relevancia” por encontrarse en el centro de la ciudad.


(puedes comentar esta información más abajo)



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.