DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

En grada la tercera y cuarta corbeta para Arabia Saudí, en La Isla

A primera hora de este martes se ha celebrado en Navantia San Fernando el acto interno de puesta de quilla de la cuarta corbeta, de cinco, que se construye para Arabia Saudí, y que llevará el nombre de Jazan. En concreto, este bloque 101 ha sido construido en la factoría de Puerto Real.

A primera hora de este martes se ha celebrado en el astillero de San Fernando el acto de puesta de quilla de la cuarta corbeta, de cinco, que se construye para Arabia Saudí, y que llevará el nombre de Jazan.

Al mismo tiempo, en la grada paralela de la antigua Bazán se encuentra la tercera de las corbetas, de nombre Hail, cuyo estado de construcción es “muy avanzado” y que se prevé botar en los próximos meses. Las dos primeras (bautizadas como Al-Jubail y Al-Diriyah) ya se han botado, la segunda a mediados de noviembre.

El acto interno de esta puesta de quilla se ha desarrollado sin contratiempos en la grada 3. Han asistido, entre otros, el director del Astillero Bahía de Cádiz, Javier Herrador; el director del programa en Navantia, Vicente Martínez; y el capitán Abdullah Alshehri, director de la Oficina del programa saudí.

Con esta puesta de quilla comienza la construcción en grada del penúltimo buque de este programa. En este caso, será la C549. Desde Navantia se resalta en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que precisamente este bloque 101 ha sido construido en astillero de Puerto Real, fruto de la colaboración entre ambas factorías la Unidad de Negocio del Astillero Bahía de Cádiz en este contrato. El módulo fue trasladado hasta el astillero isleño el pasado fin de semana.

Este polémico encargo (no hay que olvidar que se están construyendo buques de guerra para un país que no respeta los derechos humanos) alcanza un importe de 1.800 millones de euros y representa la mayor de la historia de los astilleros públicos españoles con un cliente extranjero; está en vigor desde noviembre de 2018 (y negociado desde 2015). Las cinco corbetas deben estar listas y entregadas en 2024.

En la teoría, supone una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas que, traducido a empleo, son unos 6.000 anualmente durante cinco años, De estos, más de 1.100 son empleados directos, más de 1.800 de contratas y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores. Serán más de 100 las empresas auxiliares que colaboren en este proyecto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.