DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El retranqueo de casetas fuera del DPMT y cerca del mar, alternativa acordada con los pescadores si nada para los derribos en La Casería

El Ayuntamiento de San Fernando ha acordado ya con la asociación de pescadores trabajar para permitir una nueva ubicación de las casetas y cuartos de aperos en el mismo entorno de la playa de La Casería, como alternativa viable “en caso de que no salga adelante”, algo que parece muy poco probable, la declaración de interés pública solicitada para tratar de salvar este rincón singular de La Isla que la Demarcación de Costas prevé reordenar y regenerar, a partir de la demolición de las instalaciones irregulares en DPMT.

Temiéndose lo que parece irremediable, el derribo de casetas y establecimientos hosteleros ubicados de forma ilegal en la playa de La Casería, en San Fernando, en zona de dominio público marítimo terrestre (DPMT), el Ayuntamiento asegura que ya ha cerrado con la asociación de Pescadores Artesanales Playa Casería de Ossio un acuerdo que permitirá una nueva ubicación de estas instalaciones necesarias para llevar a cabo su actividad y mantener los empleos.

Ello “en caso de que no salga adelante” la declaración de interés pública que ha solicitado formalmente el Consistorio, para tratar de salvar este rincón pintoresco de La Isla que la Demarcación de Costas quiere reordenar y regenerar (como se lo viene demandando la administración local desde hace años, no hay que olvidarlo) a partir de un proyecto que dice tener ya redactado que incluiría un paseo peatonal y carril bici, y más arena hasta el club náutico. Esa declaración que permitiría la legalización de los establecimientos e instalaciones ubicados en la playa, que cuenta con el respaldo de la unanimidad del pleno municipal, requiere de los pronunciamientos favorables de la Junta de Andalucía y de Costas; mas esta última no está por la labor, y se mantiene a la espera de que la Justicia decida sobre los recursos presentados por los propietarios de los dos bares en la zona para iniciar las demoliciones.

La alternativa acordada, que se ha cerrado después de “meses de trabajo conjunto y reuniones” entre el equipo de Gobierno de PSOE y Cs y la representación de los pescadores, permitirá instalar los cuartos de aperos destinados a la pesca artesanal en otra zona de La Casería, retranqueados fuera del DMPT, y cerca del mar, “tal como necesitan para el ejercicio de la actividad”, se subraya en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Tras el consenso alcanzado, y después de recibir la petición por escrito de dicha asociación de pescadores, el Ayuntamiento isleño ha iniciado los trámites para recabar la documentación y así poder formalizar la cesión del espacio y de los módulos necesarios para la adecuación de esas posibles nuevas casetas.

“PERO EL PRINCIPAL OBJETIVO ES QUE COSTAS PERMITA LA LEGALIZACIÓN”

En este punto, la alcaldesa, Patricia Cavada, ha insistido en que el principal objetivo del Ayuntamiento es que “se dé luz verde” a la petición de declaración de interés pública “que iniciamos tras aprobarlo en el pleno de noviembre de 2020”. “Hemos dado todos los paso necesarios para que esa tramitación se resuelva de forma favorable, aportando los informes, memorias y documentación necesarios para ello; y dejando claro nuestro pronunciamiento. Ahora sólo resta que el resto de administraciones competentes, es decir, la Junta y Costas, dejen claro su pronunciamiento y emitan sus propios informes como corresponde”.

En paralelo, la primera edil socialista apostilla que desde la administración local “hemos atendido las peticiones de la asociación de Pescadores Artesanales Playa Casería de Ossio, y hemos trabajado con ellos esta solución alternativa que les permita seguir adelante con su actividad y mantener los empleos y su sustento y el de sus familias en caso de que nuestro objetivo principal no reciba la respuesta favorable del resto de administraciones”.

“Teníamos que tener prevista y tramitada una solución viable en caso de que por parte de Costas se pudieran agilizar de un día para otro los trámites para los derribos de estas infraestructuras”, ha añadido Cavada, que también ha apuntado que “llegado el momento trabajaremos de la mano para que esas nuevas instalaciones queden lo mejor posible dentro del ámbito, mejorando incluso las condiciones de los pescadores para que puedan faenar de forma conveniente”.

“Y seguiremos dando pasos para buscar una solución definitiva que permita tener estabilidad y seguridad a este colectivo dedicado a la pesca”, sentencia la alcaldesa.

ARGUMENTOS A FAVOR DE LA CASERÍA

El Ayuntamiento trasladaba a principios del verano a la delegación territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta el nuevo informe que esta requería en el marco del proceso para tramitar esa declaración de interés público de la playa de La Casería. En el mismo, se reitera todos los argumentos que ya sustentaron la petición del inicio del expediente.

Así, se razona que las instalaciones de La Casería se tratan de un conjunto de peculiares cuartos de aperos destinados a la pesca artesanal y dos zonas de restauración, “de gran arraigo en la zona” y que “dotan a este municipio de un atractivo singular y carácter simbólico ante lo peculiar y pintoresco de su configuración” y que, “lejos de entorpecer el disfrute público de esta zona costera, le aportan una singularidad reconocida a nivel supramunicipal, habiéndose incluido en numerosos reportajes fotográficos, películas y documentales”.

También se recuerda que la pretensión del Ayuntamiento no es que se produzca con esta declaración de interés público una legalización parcial, que obliga a un tratamiento individual de cada instalación o caseta, “sino que se trata de la legalización del actual conjunto en sí, pues no es sino en su conjunto en el que se aprecian las razones que justifica su pervivencia”.

El informe municipal también recoge la constancia mediante ortofotos oficiales de la existencia de este asentamiento y las casetas desde 1956, lo que avala también el tratamiento de conjunto de este expediente. La documentación destaca que no se puede olvidar que se trata de antiguas construcciones que tienen un “indescriptible arraigo local”, acentuado en el ámbito de La Casería, y que son muy anteriores a la entrada en vigor de la propia Ley de Costas, constando su existencia desde el vuelo americano de los años 1956/57 que permitió realizar la mencionada cartografía.

Por si fuera poco, se hace hincapié en que la evidencia de la existencia de este asentamiento “no supone una ocupación irregular”, ya que a lo largo de los años han sido frecuentes las autorizaciones o títulos habilitantes obtenidos para el establecimiento de las casetas de enseres de pesca, principalmente otorgadas conforme a la entonces vigente Ley de Puertos por el Comandante Militar de Marina de la Provincia Marítima de Cádiz, o bien informadas favorablemente desde ésta para su otorgamiento por el entonces Ingeniero Director del Puerto, Jefe de Puertos de la Provincia.

Por último, el informe del Consistorio insiste en que las instalaciones de La Casería son casetas relacionadas con la pesca artesanal y locales de restauración tradicionalmente ubicados en esta zona y cuya incidencia ha sido prácticamente nula sin que tenga justificación su desaparición por esta razón de perjuicio al dominio público. En definitiva, se concluye que este pequeño asentamiento con elementos de poca consistencia no ha generado por sí regresión de playa o costa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.