DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El doctor Juan García Cubillana, “uno de los isleños más relevantes de la segunda mitad del siglo XX”, recibirá la Medalla de la Ciudad

Juan García Cubillana, “ilustre isleño y apreciado médico militar” próximo a cumplir los 93 años de edad, recibirá la Medalla de la Ciudad. El Ayuntamiento de San Fernando ha iniciado la instrucción del expediente correspondiente, con vistas a distinguirle “por su trayectoria y por todo lo aportado a la sociedad”.

Juan García Cubillana, “ilustre isleño y apreciado médico militar”, recibirá la Medalla de la Ciudad. El Ayuntamiento de San Fernando ha iniciado la instrucción del expediente correspondiente.

Una vez iniciado el procedimiento se realizarán todos los trámites y diligencias necesarias para poner en valor los méritos del designado. Para ello, se iniciará un periodo de exposición pública una vez se publique el edicto tanto en el tablón de anuncios del Ayuntamiento como en el Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz (BOP). Posteriormente, una vez recabadas las adhesiones y la documentación necesaria, el pleno municipal aprobará la propuesta que dará pie al acto oficial de entrega.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, la alcaldesa Patricia Cavada pone de relieve la importancia de este reconocimiento a “un isleño ilustre”, y ha apuntado que “las instituciones que representamos a las ciudades debemos elevar la mirada y saber reconocer y distinguir a aquellas personas que por su trayectoria personal y profesional nos han aportado un enorme valor como sociedad”.

BREVE BIO

El doctor Juan García Cubillana nace en San Fernando, el 15 de febrero de 1929, en una humilde vivienda de la calle San Miguel en donde discurrió su primera infancia. Allí comenzó la vida de “uno de sus vecinos más relevantes de la segunda mitad del siglo XX”, destacando, entre otros muchos aspectos, por su inagotable actividad formativa que llega hasta nuestros días y a sus 92 años de edad.

García Cubillana siempre se sintió habían atraído por las ciencias, sobre todo la biología. A esta vocación científica se unió su amistad con Francisco Barranco, practicante, que lo introdujo en el mundo de la sanidad a través de los servicios que la Cruz Roja prestaba en La Isla. En un primer momento es lo que deseó ser: practicante. Tras su primer curso para alcanzar la titulación, en 1947, comenzó a asistir al doctor Ramírez de Isla en su labor como cirujano aunque, ese mismo verano, sucedería la explosión de Cádiz, “un acontecimiento que, sin duda, le marcaría para siempre”.

Tras estas primeras experiencias, ya titulado como practicante, se decidió a matricularse en la Facultad de Medicina de Cádiz, en la que obtuvo la licenciatura de Medicina y Cirugía en junio de 1953, ingresando en el Cuerpo de Sanidad de la Armada ese mismo año. En 1960, adquirió la especialidad en Pediatría y Puericultura si bien, desde 1956, su vocación de servicio público le llevó a conseguir una plaza en el entonces Cuerpo de Médicos de Casas de Socorro y Hospitales Municipales. En 2006, con 77 años cumplidos y con una calificación de sobresaliente cum laudem, obtuvo el título de Doctor en Medicina por la Universidad de Cádiz.

Como personal militar sanitario, desempeñó la profesión en diversos destinos, tanto en tierra como en buques de la Armada, destacando los dos últimos antes de pasar a la reserva activa: el primero de ellos, ya con empleo de coronel médico, como director del Hospital Naval de San Carlos; y el segundo, entre 1988 y 1989, como Jefe de Sanidad de la Zona Marítima del Estrecho.

Sus labores profesionales las ha compaginado con las de ensayista y divulgador sobre diversos temas relacionados con la sanidad y la vida saludable; o las de docente y conferenciante en cursos, conferencias y seminarios no sólo médicos, sino también sobre ciencia, historia y literatura, deportes, tauromaquia, etc.

De hecho, el doctor García Cubillana es académico de honor de la Real Academia de San Romualdo de San Fernando; académico correspondiente de la Real Academia de Medicina y Cirugía, de Cádiz; ateneísta de número del Ateneo Literario, Artístico y Científico, de la capital gaditana; y socio de honor de la Sociedad de Pediatría de Andalucía Occidental y Extremadura, y de la Asociación Española de Pediatría, también de Cádiz. En 2015, el Colegio Oficial de Médicos de Cádiz le otorgó el primer Premio de Medicina Gaditana. Además, ha recibo otros innumerables homenajes a su trayectoria profesional.

Es viudo de Manuela de la Cruz Belizón, con quien estuvo casado 53 años. De su matrimonio nacieron 11 hijos, 24 nietos y 10 biznietos.

Los comentarios están cerrados.