DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El bipartito isleño se queda solo subiendo el IBI un 6% para 2020; la oposición se pregunta “para qué quiere tanto dinero la señora Cavada”

PSOE y Cs, ahora socios de Gobierno en el Ayuntamiento de San Fernando, con el rechazo de la oposición (y de hosteleros, comerciantes y vecinos), han sacado adelante sin problemas en un pleno extraordinario una impopular subida del IBI para 2020 en un 6%. El bipartito defiende la necesidad de incrementar ingresos para hacer frente al pago de la tasa consorcial, incidiendo en que “somos en la Bahía los que menos ingresos recaudamos por habitante a través del IBI”. En este punto, el PP acusa a los socialistas de mentir, habla de “atraco a mano armada” y se pregunta “para qué quiere tanto dinero Cavada”, cuando acumula superávit presupuestarios. Podemos llega a afirmar que este incremento “solo tendría sentido si se mejoraran los servicios públicos” pero se teme que el dinero irá a “macroproyectos urbanísticos”.

Como era previsible, PSOE y Cs, ahora socios de Gobierno en el Ayuntamiento de San Fernando, con el rechazo contundente de toda la oposición (y de hosteleros, comerciantes y vecinos), aprobaban el pasado viernes en un pleno extraordinario, gracias a su mayoría absoluta, una impopular subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para 2020 en un 6%. Aunque el equipo de Gobierno habla de un 3%, obviando el incremento de los valores catastrales, que será del mismo porcentaje.

Una sesión plenaria en la que, curiosamente (y de forma significativa), la única formación que no abrió la boca fue la franquicia naranja, sobre la que recayeron las principales críticas de los grupos de la oposición ya que antes de las elecciones prometía y defendía la bajada de impuestos. Una vez se ven con sus dos carguitos en el bipartito, callan y no discuten a su socio.

El concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, puso la cara para defender esta propuesta de ordenanzas fiscales relacionándola con la necesidad de incrementar los ingresos para hacer frente al pago de la controvertida tasa consorcial (tasa de tratamiento, transporte y transferencia de residuos que supone 36 euros al año por recibo), de la que se hará cargo el propio Consistorio a partir de 2020, para que repercuta directamente en los contribuyentes (que la abonarán indirectamente, claro).

“Somos los que menos ingresos recaudamos por habitante a través de impuestos como el IBI”, anotaba este edil socialistas días antes del pleno, para tratar de justificar el “ajuste”, con 188 euros por habitante, cuando el siguiente municipio de la Bahía de Cádiz se sitúa en 260 euros por habitante hasta subir incluso hasta los 322 euros por habitantes”. “Eso influye directamente en la prestación de servicios”, entiende.

Del mismo modo, considera que hay que tener en cuenta la evolución de la situación de la recaudación de impuestos en los últimos años. Así, tomando también como ejemplo el IBI, pone de relieve que “hay una enorme diferencia en el tipo impositivo que nos encontramos en 2015 al que hay en la actualidad, ya que aprobamos una bajada del 18% del tipo impositivo que se unió a la congelación de resto de impuestos y tasas, además de la inclusión de importantes bonificaciones para la creación de empleo, la protección del medio ambiente y la promoción de la igualdad”.

“Venimos de cuatro años de congelación y bajada de tasas, y con este leve subida que propicia la positiva evolución económica nos situamos aún un 15% por debajo de la situación en la que nos encontrábamos en 2015”, insiste. Rodríguez calcula que dicho incremento supondrá para una vivienda media “alrededor de 5 euros más por cada recibo semestral”, o sea, unos 10 euros más al año.

“¿PARA QUÉ QUIERE TANTO DINERO CAVADA?”

A colación de esta subida del IBI, desde el principal partido de la oposición, el PP, se habla directamente de “atraco a mano armada”, que “con nocturnidad y alevosía” perpetra el gobierno de PSOE y Ciudadanos “contra los isleños”.

El portavoz municipal popular, José Loaiza, asegura que no sólo ha pedido la retirada de este incremento del 6%, si no que propone la rebaja de ese impuesto en un 3%, “y de esta forma compensar el 3% de la subida del valor catastral”

Además, desde esta formación de derechas se acusa a la alcaldesa, Patricia Cavada, y a su edil de Desarrollo Económico de “mentir” a la ciudadanía: “ambos han asegurado que San Fernando es la localidad de la Bahía que tiene el IBI más bajo, cuando somos el municipio con el tipo impositivo del IBI más alto, y el segundo de toda la provincia, solo superados por La Línea”. Y recurre a datos del Ministerio de Hacienda, donde se apunta que “el tipo impositivo de La Isla es del 0,873, mientras que Cádiz tiene un 0,762, Jerez el 0,652, El Puerto el 0,753, Chiclana el 0,511 (donde el PSOE, junto a Ganemos e IU quieren subir este IBI un 9%) o Puerto Real el 0,5875”.

“¿Por qué un isleño tiene que pagar por su casa más que otro vecino de la Bahía? Somos los que más IBI pagamos de toda la Bahía de Cádiz y los segundos de los 45 municipios de la provincia”, subraya Loaiza.

Además, los conservadores se quejan de que el bipartito se escude en que el Ayuntamiento de San Fernando “es el que menos recauda”: “es un problema de ellos, no de los ciudadanos. Recaudar dinero entre los isleños es lo más sencillo para contar con liquidez, pero lo que tienen que hacer es favorecer la llegada de empresas, promocionar el turismo, ejercitar maneras de generar ingresos que no sean siempre las mismas, como es el exprimir el bolsillo del contribuyente”, consideran.

Además, se repite que este incremento del IBI “es innecesario contando el Ayuntamiento con 9 millones de superávit, e innecesario porque además la Junta acaba de darle 4,3 millones de euros para el Palacio Consistorial (la rehabilitación, conveniada años atrás); y la Diputación ha a portado 500.000 euros para obras de asfaltado (en un nuevo plan Invierte); ¿para qué quiere tanto dinero la señora Cavada?”.

Otros de los partidos de la oposición, Podemos y sus confluencias sociales, tacha esta subida de “irresponsable” y de “contradictoria y antidemocrática” puesto que “no aparecía en el programa electoral del PSOE”. “Si este programa B se hubiera hecho público antes de las elecciones del 26 de mayo, tal vez el PSOE no habría sacado tantos votos porque la ciudadanía no está dispuesta a pagar más por recibir un peor servicio municipal”, se reflexiona.

El portavoz de la formación morada, Ernesto Díaz, subraya en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que este incremento del recibo “solo tendría sentido si se mejoraran los servicios públicos, pero el PSOE solo ha aplicado recortes desde 2015, dando cada vez unos peores servicios a la ciudad; y teniendo un remanente en 2016 de 4,3 millones, en 2017 de 8,2 millones y 9 millones en 2018”.

Esta subida, insiste, “se podría justificar si se aplicara para mejorar el servicio de limpieza, para mejorar las infraestructuras, a municipalizar servicios que gestionan empresas privadas dando un servicio deficitario que nos cuestan millones de euros al año o para ampliar la contratación de personal para descongestionar los trámites del Ayuntamiento”. Sin embargo, sospecha que desde “se va a seguir recortando en servicios y en prestaciones” y que la subida de impuestos “es para macroproyectos urbanísticos, esos que Patricia Cavada tilda de proyectos de ciudad y que están dirigidos a atraer solo turistas en vez de luchar contra los desahucios, despidos o ampliar la gestión del Ayuntamiento. En definitiva, para mejorar la calidad de vida la ciudadanía isleña”.

Y desde fuera de la actual Corporación municipal, IU teme que “haya medidas ocultas a la ciudadanía como ha sucedido en el caso de la subida del IBI” en el reciente pacto rubricado entre PSOE y Cs. “La sucursal de Albert Rivera nos vendía que bajarían el IBI y lo primero que ha hecho con este tema es apoyar la subida. Una medida que ni venía en el acuerdo a pesar de la incidencia directa que tiene en los bolsillos de los contribuyentes”, se afirma. “En Izquierda Unida -se añade- seguiremos trabajando y combatiendo las malas políticas de Cavada, las propuestas de las derechas y estará vigilante con los acuerdos políticos del gobierno local”.

Paralelamente, estos días la Federación de Asociaciones de Vecinos Isla de León (como también lo han hecho colectivos como Acosafe ya Asihtur), ha mostrado su malestar y rechaza la subida del IBI presentada por el bipartito, y llegó a pedir que se suspendiera el pleno extraordinario, y que se efectuara una “amplia información” a la ciudadanía para que actúen en consecuencia.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.