DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cavada supedita la transformación de La Isla a “las ganas de todos de cambiar las cosas”; los andalucistas, a la oposición tras años de poder

Como una obra de teatro más, el pleno de constitución de la nueva Corporación del Ayuntamiento de San Fernando, tras el 26-M, se abría con la subida del telón y se cerraba con su bajada. Una ‘obra’, celebrada en el Teatro de las Cortes, sin sorpresa alguna. En la víspera ya se había desvelado el pacto de investidura entre PSOE y Podemos, que básicamente significa que tras muchos años tocando gobierno, los andalucistas quedan relegados a la bancada de la oposición. “No generemos sólo progreso, generemos también motivación”, ha reclamado a sus vecinos la reelegida alcaldesa, Patricia Cavada, imaginando que es posible cambiar el obsoleto modelo de ciudad que lastra a La Isla. Todos, en el fuerte gobierno en minoría y en la diversa oposición han apelado al diálogo y al consenso para avanzar.

Como si se tratara de una obra de teatro, el solemne pleno de constitución de la nueva Corporación del Ayuntamiento de San Fernando, tras las elecciones del 26-M, se abría con la subida del telón y se cerraba casi dos horas después con la bajada del mismo. Una ‘obra’, celebrada en el Real Teatro de las Cortes a mediodía y con gran ‘entrada’ (la mayoría, simpatizantes socialistas), sin sorpresa alguna. En la víspera de la sesión ya se había aclarado la poca intriga que quedaba en el aire, tras la contundente victoria electoral del PSOE, aunque sin mayoría.

Al final, pese a un mandato precedente sin apenas diferencias públicas con los andalucistas, los socialistas se han decantado por no compartir gobierno con nadie a partir de ahora (al menos, inicialmente), y a la vez por depender de todos para sacar proyectos de envergadura (y eso que alargar el pacto con AxSí le suponía la tranquilidad de alcanzar la mayoría absoluta). Y se ha acordado un apoyo de investidura con Podemos, a partir de varias medidas realistas, que ni era necesario para que Patricia Cavada se convirtiera este sábado en reelegida alcaldesa de La Isla: con 13 votos, los 11 del PSOE y los dos morados.

Así, lo más relevante de esta jornada es que se confirma que los herederos del extinto Partido Andalucista, tras años y años gobernando en San Fernando en solitario (¿recuerdan a Antonio Moreno, “nuestro futuro”?), o cogobernando con derecha o izquierda, dependiendo del momento, se van a la oposición. Sin duda, la cara de su líder, Fran Romero, lo decía todo: “lo siento, no he conseguido ser alcalde, pero voy a seguir luchando”, apuntaba con un punto de emoción en su discurso, recordando una conversación con su hija. Cavada, en el inicio de su intervención, no dudaba por su lado en agradecerle su “respeto y capacidad de entendimiento” durante estos años ‘juntos’.

Y tras los ‘juros’ y ‘prometos’ de los concejales asumiendo sus actas de cara al nuevo mandato (los dos representantes de Podemos fueron los únicos que se saltaron mínimamente el guión, incidiendo en aquello del “por imperativo legal”), la votación secreta con recuento esperable, y la, de nuevo alcaldesa, ya con el bastón de mando en sus manos (no se libró del largo aplauso de los asistentes), llegaron los discursos.

“ESTE NO SERÁ UN GOBIERNO SORDO, SI NOS ESCUCHAMOS APROVECHAREMOS LO MEJOR DE CADA GRUPO”

Más allá del agradecimiento a Romero, Patricia Cavada en su intervención cerrando la sesión tuvo también un recuerdo para concejales históricos, como el andalucista Manolo Prado, fallecido hace unos meses: “el único reproche es que nos ha dejado demasiado pronto”.

“La ciudadanía espera de nosotros que seamos lo suficientemente maduros como para equilibrar el idealismo y el realismo, para admitir que el otro, a veces puede tener razón. No siempre entiende los debates entre derecha e izquierda pero reconoce perfectamente la diferencia entre el dogma partidista y el sentido común, entre la responsabilidad útil con tu ciudad y la irresponsabilidad”, iniciaba su perorata la socialista, animando a todos a empezar “este difícil trabajo juntos. Seamos la Corporación que transformó nuestra economía. Seamos el pleno que mejoró las condiciones por la igualdad. Seamos los concejales que abordamos con valentía acciones para luchar contra el cambio climático. Transformemos la movilidad, la limpieza, los equipamientos. Todos sabemos cuáles son hoy los retos”.

A decir de la primera edil, “este no será un gobierno sordo, si nos escuchamos aprovecharemos lo mejor de cada grupo; es mi convencimiento llegar a los máximos acuerdos posibles, con todos. La trasformación que necesita San Fernando nos implica a todos”.

Por otro lado, quiso remarcar que en los últimos tiempos “han proliferado la vuelta de opciones políticas con propuestas de soluciones autoritarias aprovechando la debilidad y desconfianza de la ciudadanía en las instituciones y en las prácticas políticas y de representación”. En este punto, ha subrayado que “como mujer, pero también como homosexual, como persona de color, como inmigrante, como diferente, como dependiente que soy… porque una alcaldesa es todo lo que es la sociedad a la que representa, os digo a los que pretendéis una regresión en derechos y libertades, en este Teatro de las Cortes, cuna del constitucionalismo, que este gobierno defenderá y luchará para dar dignidad, seguridad, confianza y esperanza a todos y a todas”.

Cavada también tuvo hueco para hablar de la lucha contra el cambio climático (“tenemos mucho que decir desde los gobiernos locales, practicar con el ejemplo”), de revolución tecnológica (adelantando que creará las concejalía de transición energética y otra de de transformación digital)… y en esencia, de ambicionar un nuevo modelo de ciudad para La Isla, de una residencial a otro “que aumente la presencia de actividad económica”: “una ciudad que mira al futuro con visión de largo recorrido, reordenar el rumbo para que aproveche sus capacidades, tenemos que buscar un futuro alternativo”. Con todo, asume que “recibiremos críticas, nos llamarán idealistas aunque al final tengamos éxito, siempre habrá quien quiera que las cosas no cambien”.

“Esta ciudad debe apostar por la innovación, el respeto al medio ambiente, el desarrollo económico integral, fortaleciéndose desde lo social y colectivo como a nivel individual en un proyecto conjunto de ciudad. El reto no está exento de dificultad, pero lo abordaremos con madurez, inteligencia y una enorme motivación”, ha repetido.

En cualquier caso, “una gran transformación comienza en la mente, en las ganas de cambiar las cosas, no en la capacidad económica”, ha reflexionado la primera edil socialista, incidiendo en que este reto “no puede ser fruto solo de este gobierno local, es de toda la ciudadanía. No basta que estemos nosotros muy motivados, necesito que vosotros también”.

“Ayúdenme”, terminaba Patricia Cavada su intervención apelando a los sentimientos, y es que lo que no conmueve, no moviliza…“que tengamos un pleno propositivo, no destructivo. Un estilo de gestión que genere entusiasmo. Os necesito, sois clave para generar un cambio. Hagamos grandes cosas. No generemos sólo progreso, generemos también motivación. Con el tiempo se olvidarán de los que hemos dicho, también incluso de lo que hemos hecho. Pero jamás olvidarán cómo les hicimos sentir. Hagamos que suceda”.

El pleno solemne, ya presidido por la investida alcaldesa / FOTO: DBC

“CON UN PLENO DIVERSO, EL CONSENSO Y EL DIÁLOGO SON FUNDAMENTALES”

Con la alcaldesa, ya investida, hablaron igualmente los portavoces de cada uno de los partidos, de menor a mayor importancia. El concejal de Podemos (y confluencias sociales), Ernesto Díaz, quiso incidir en que “venimos a representar al mejor legado del Podemos que nació en el parque de ‘los patos’”, remarcando a la vez la vocación “pública y social” de grupo: “nos ponemos del lado de los oprimidos de esta sociedad, la clave siempre será avanzar en la conquista de derechos”. Sobre el acuerdo alcanzado con el PSOE, reconoció que “no va a cambiar el mundo ni la ciudad, menos con un PSOE que aprobó la reforma del artículo 135 de la Constitución, no deroga la reforma laboral ni la ley mordaza…, por eso hemos rechazado el cogobierno, pero sí podemos pactar pequeños acuerdos a nivel local. Nos deja las manos libres para seguir pactando reformas y confrontar al gobierno, cuando se ponga del otro lado”.

Carlos García Ráez, de Vox, empezaba lamentando que “hemos combatido cientos de difamaciones”, por aquello de ser un partido de extrema derecha y él mismo, nieto de un alcalde franquista (ambas cosas no las expresó), y con todo, “estamos deseosos de trabajar por y para nuestros vecinos, venimos a servir, no a ser servidos; a ejercer una eficaz labor de control y a colaborar con el buen gobierno; con sentido común, humildad y responsabilidad”. Eso sí, no faltó en su discurso apelaciones a que no se impongan ideologías, y contra los que siembran odio “mirando al pasado”.

Desde Ciudadanos, Regla Moreno no dejó de repetir que para su partido “San Fernando y su gente están por encima de cualquier interés; todos queremos lo mismo, una ciudad que avance”. La edil naranja, desde la “responsabilidad e ilusión”, espera “consenso, diálogo, tolerancia”, desde su posición de “centro y moderación”. “La alcaldesa es de los que la votaron, y de los que no, se lo recordaremos… tendrá nuestro apoyo siempre que los cañaíllas estén por delante de cualquier interés”.

Mientras, el portavoz de AxSí, Fran Romero, subrayando que su partido estará “donde nos pongan los isleños”, dedicó parte de su intervención a reivindicar que con los andalucistas en el gobierno, “San Fernando dejó de ser un pueblo para convertirse en una ciudad”. “En este nuevo mandato (en la oposición), seguiremos en la calle, con los vecinos, conocemos La Isla y el Ayuntamiento; haremos una fiscalización rigurosa”. Además, “permaneceremos exigentes con otras administraciones, recordándoles los proyectos prometidos e inacabados”. Por otro lado, Romero entiende que su refrescado partido, heredero del liquidado PA, “ha llegado para quedarse y crecer. La Isla tiene corazón blanquiverde, y en 2023 lo volveremos a demostrar”. “Tenemos que velar por los intereses de los isleños, no de nuestros partidos. Escuchémonos todos, todos formamos parte de este equipo que es San Fernando”, remarcaba el compungido edil.

Y el líder del PP, el primer partido de la oposición, José Loaiza, el único que se llevó algunos gritos de desaprobación a sus palabras desde parte del público (“mentiroso”, “tasa Loaiza”), pese a felicitar al PSOE “por ser el claro vencedor”, no dejó de advertir que “el 60% de los votos emitidos no han ido a ese partido, seremos un pleno fragmentado”. En este punto, ha pedido reflexionar sobre “qué hubiera pasado si no hubiera tan alta abstención” en la ciudad.

Loaiza ha reclamado al gobierno para este nuevo mandato “diálogo permanente con todos los grupos y fomentar la participación ciudadana. Nuestra mano está tendida”. Y ha vuelto a ofrecer “un gran pacto por San Fernando”, como antes de las elecciones, repitiendo que “La Isla debe ser siempre lo primero”. “San Fernando necesita un buen gobierno y también una buena oposición”, terminaba, tras exigir que “se diga la verdad, todo lo contrario que hizo la Junta del PSOE”.

Y finalmente, el portavoz socialista, Jaime Armario, incidió en que la confianza dada por los vecinos “la gestionaremos con responsabilidad. Hemos demostrado que se podía gestionar de otra manera, ese liderazgo es el que ha ganado las elecciones el 26-M”. “Somos conscientes que ahora el consenso y el diálogo son fundamentales, con un pleno muy diverso. El diálogo será una constante en este mandato, pero debe ser una conversación para llegar a entendimientos, hay que ceder para encontrar el equilibrio, los monólogos en política son parte del pasado, los bloqueos son la anti-política, la ciudadanía nos ha mandatado conversar”, sentenciaba.

EL ‘NUEVO’ AYUNTAMIENTO

El ‘nuevo’ Ayuntamiento de San Fernando se configura con un Gobierno local en minoría formado por los 11 ediles del PSOE, tres más que en el mandato precedente. En la oposición quedan: el PP, con cinco concejales; AxSí, con tres; Ciudadanos, con dos; Vox se estrena con dos; y Podemos, otros dos.

Los 25 concejales de la Corporación entrante son: por el PSOE (11), Patricia Cavada, Conrado Rodríguez, Claudia Márquez, Antonio Rojas, María José Foncubierta, Jaime Armario, María del Mar Suárez, Ignacio Bermejo, Virginia María Barrera, Francisco Javier Navarro y Carmen Toledo; por el PP (5), José Loaiza, María José de Alba, María del Carmen Roa, Inmaculada Marín y María Luz del Río; por AxSí (3), Fran Romero, Mayte Lebrero y Manuel Picardo; por Cs (2), María Regla Moreno y Francisco José Posada; por Vox (2), Carlos García Ráez y Francisco Ramón Paredes; y por Podemos (2), Ernesto Díaz y Ana María Rojas. DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.