DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El Ayuntamiento provisional de San Fernando funciona ya, pese a la oposición, en Real 63 mejorando “muy notablemente” la atención

La nueva y cuestionada sede provisional del Ayuntamiento de San Fernando ha comenzado a funcionar en el edificio de la calle Real 63, donde se ubicaba el Museo Histórico Municipal –ahora en el castillo de San Romualdo-. De este modo, opera ya como Oficina de Atención a la Ciudadanía, Alcaldía y albergando las distintas dependencias municipales que se encontraban ubicadas en la calle Isaac Peral. Esta iniciativa que, según el Gobierno local, permitirá “mejorar sustancialmente” los servicios públicos en cuanto a tramitación de documentación e información a los isleños, ha supuesto unos 160.000 euros; un “despilfarro” y un “capricho”, a juicio del PP.

La nueva y muy cuestionada sede provisional del Ayuntamiento de San Fernando ha comenzado a funcionar desde este lunes 27 en el edificio de la calle Real 63, donde en los últimos tiempos se ubicaba el Museo Histórico Municipal. De este modo, opera ya como Oficina de Atención a la Ciudadanía, Alcaldía y albergando las distintas dependencias municipales que se encontraban ubicadas desde hace igualmente años en las oficinas de la calle Isaac Peral.

A decir del concejal de Presidencia, Conrado Rodríguez, los servicios que el Ayuntamiento presta a la ciudadanía mejoran a partir de ahora “muy notablemente” gracias la adaptación de las dependencias ubicadas en este inmueble a la demanda que hoy día requieren los ciudadanos a la hora de tramitar documentos y realizar trámites burocráticos, recibir información y cuantas actuaciones tengan relación con la atención a los isleños.

Para ello, se han habilitado las dos plantas del antiguo Museo -“cuyo patrimonio como se sabe ha sido debidamente trasladado y se encuentra en el castillo de San Romualdo y otras dependencias municipales adecuadas y que sí reúnen las condiciones para su conservación”, se apostilla en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz-, se han dispuesto conexiones y servicios de internet más modernos, se ha climatizado convenientemente, se han eliminado las barreras arquitectónicas incluyendo el acceso al edificio con la puesta en funcionamiento de la plataforma para personas con movilidad reducida que hasta ahora no estaba operativa y se han establecido espacios de espera con comodidad para quienes acudan a estas dependencias “evitando así la imagen y las molestias que provocaban las colas y la limitación de espacio que hasta ahora era uno de los inconvenientes y molestias más padecidas por la ciudadanía”, incide Rodríguez.

El edificio de Real 63 cuenta en la planta baja con oficinas para la Atención a la Ciudadanía, Servicios Administrativos Generales, los grupos políticos municipales –que han puesto reticencias a su traslado- y la sala de prensa. En la planta primera se encuentra la Alcaldía, Secretaría General, Protocolo y el Gabinete de Prensa, entre otras dependencias. El horario de atención a la ciudadanía continuará siendo de 9.00 a 13.30 horas de lunes a viernes.

El concejal de Presidencia matiza que estos servicios permanecerán en el edificio hasta que finalice la rehabilitación y adecuación del Palacio Consistorial. Posteriormente, este inmueble de la calle Real 63 “pasará a ocupar una función cultural, dentro del importante eje cultural en el que estamos transformando la calle Real desde su inicio con el Museo Camarón, el castillo de San Romualdo, el Museo Naval y el Ayuntamiento, entre otros nobles edificios”, considera.

El Ayuntamiento adjudicó en marzo de 2016 estas obras de adaptación de esta finca en la calle Real para acoger temporalmente la sede de Alcaldía –el despacho ya existía, y lo utilizaba puntualmente el anterior alcalde, José Loaiza-, el servicio de Atención al Ciudadano, los Servicios Generales y los grupos municipales, a Yatécnicas por algo más de 130.000 euros. A ello hay que sumar alrededor de 30.000 euros más para los trabajos de instalación de redes de voz y datos e instalaciones eléctricas, principalmente, que se adjudicaron en un contrato posterior, demorando todo el proceso.

Desde hace meses, el PP, que durante el pasado mandato desalojó –con la connivencia de su entonces socio, el PA- a los grupos municipales de la sede de Isaac Peral y los alejó hasta la Casa de la Cultura, critica que esta actuación no se trata de una necesidad real y sí un despilfarro de recursos públicos –“un capricho de Cavada”, en sus palabras-, que además priva a la ciudad de un espacio expositivo. Además, desoye el pronunciamiento del pleno, que votó en contra de esta operación promovida por el Gobierno local PSOE-PA, que no tiene mayoría. Otros partidos de la oposición también han cuestionado esta mudanza.

Los comentarios están cerrados.