DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Lamentan la “debilidad ante los EEUU” del Gobierno español y se anuncian más movilizaciones “por los abusos de Louis Berger” en Rota

Camino de tres años “coaccionando, persiguiendo y pisoteando” los derechos de los trabajadores españoles que operan en la terminal aeroportuaria de la Base Naval de Rota, CCOO tacha al Gobierno de España de “debilidad manifiesta” ante los EEUU, por la “nula defensa” hacia esta plantilla sometida a la concesionaria Louis Berger, que pretende el despido de 40 operarios para realizar otras contrataciones con salarios inferiores y normas laborales no acordadas. Los sindicatos anuncian una nueva campaña de movilizaciones para septiembre.

“El Gobierno de España no hace nada para que acabe esta situación de acoso y derribo contra los trabajadores españoles”, en la empresa Louis Berger, concesionaria norteamericana del aeropuerto de la Base de Rota. Es la enésima denuncian pública que lanzan desde CCOO, ahora a raíz de la apertura de cinco nuevos expedientes disciplinarios: “se vuelve a pisotear los derechos de los trabajadores en territorio español ante la dejación de las autoridades españolas que actúan como meros observadores”.

Este sindicato lamenta la “debilidad” y la “pasividad y dejación” del Gobierno central (ahora del PSOE en funciones), al no reclamar a las autoridades estadounidense que cesen a Louis Berger “por incumplimiento manifiesto de las normas legales españolas y atentar gravemente contra los derechos de los trabajadores en territorio español”.

Esta firma estadounidense “lleva para tres años, coaccionando, persiguiendo y pisoteando los derechos de los trabajadores españoles en la Base Naval donde incumple las leyes de nuestro país que le es de obligado cumplimiento por tratarse de territorio español, desde que construyó un falso relatos en cuanto a cuestiones económicas y organizativas cuyos informes no se ajustaban a la realidad del servicio de gestión aeroportuaria, su plantilla y la aplicación del convenio colectivo. Todo ello con la finalidad de despedir a trabajadores con derechos por contratos precarios”, repasan desde Comisiones en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Las acciones “de persecución y de acoso” contra los trabajadores de este servicio “que acumulan largos años de experiencia y que nunca habían tenido problemas a la hora de desarrollar sus trabajos” comenzaron en octubre de 2016, “cuando a través del comité de empresa y las centrales sindicales CCOO y UGT se niegan a aceptar la imposición de la empresa y sus asesores relativos a 40 despidos y rebaja salarial del 30%”.

“Esta persecución –añaden desde CCOO- se ha visto agravada con la llegada de un nuevo director para el aeropuerto, un personaje de turbio pasado que presume de ser un experto en guerra sucia y, cuyos conocimientos está aplicando contra los trabajadores españoles en la Base de Rota. Una auténtica vergüenza para la soberanía española, que deja operar con absoluta impunidad a este agente de los servicios de seguridad de los EEUU”.

Para este sindicato, el fin de dicha empresa extranjera “es doblegar la legítima voluntad de defensa de la plantilla y disminuir su capacidad de resistencia y acción sindical reivindicativa del conjunto de los trabajadores, con la finalidad para despedir a 40 operarios y, suplantar estos por nuevas contrataciones a los que le aplicaría salarios que no llegan a los 980 euros, aumento de la jornada laboral, e imposición de normas laborales no acordadas con la representación sindical”.

A todo ello se añaden las sucesivas sentencias judiciales y actas de infracción de la Inspección de Trabajo contra la empresa, que “dan la razón a los trabajadores en sus justas acciones reivindicativas contra el sometimiento y las condiciones de trabajo precarias que quieren imponer la empresa, vulnerando a la vez la misma empresa su código de Responsabilidad Social Corporativa que no deja de ser un mero instrumento propagandístico ante las autoridades de España y los EEUU”.

Con este panorama, CCOO y UGT avanzan que mantendrán a primeros de septiembre reuniones con el comité de empresa de la concesionaria para diseñar una nueva campaña de movilizaciones y manifestaciones, “a desarrollar dentro y fuera de Rota” y que culminará en una petición al Gobierno de España “para que se ponga del lado de los trabajadores del aeropuerto militar, exigiendo al Gobierno norteamericano el cese de actividad en la Base de uso compartido por parte de Louis Berger, empresa esta que sirve de puerta giratoria de militares y agentes de los servicios de seguridad de los EEUU”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.