DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La reparación del socavón en Isaac Peral conlleva una “actuación integral” en esta calle y el primer tramo de Castelar hasta San Roque

Esta misma semana se han iniciado trabajos de urgencia en Rota para la reparación de la tubería de saneamiento de la calle Isaac Peral, cuya rotura provocó días atrás un importante socavón. Este incidente, apuntan desde el Ayuntamiento, conllevará una obra de “gran envergadura”, dadas las dificultades que supone reparar una tubería en pleno centro histórico que discurre a más de cinco metros de profundidad. Se confía en tener lista toda la actuación, que supondrá “un antes y un después para la zona”, antes de julio.

Esta misma semana se han iniciado trabajos de urgencia en Rota para la reparación de la tubería de saneamiento de la calle Isaac Peral, cuya rotura provocó el pasado día 13 un importante hundimiento a la altura del número 20 (al paso de un camión de baldeo). Este incidente, apuntan desde el Ayuntamiento, conllevará una actuación de “gran envergadura” durante las próximas semanas, dadas las dificultades que supone reparar una tubería que discurre a más de cinco metros de profundidad.

Tras analizar técnicamente las distintas alternativas, y habida cuenta de que realizar una excavación a tanta profundidad entre la zona del hundimiento y la esquina de Isaac Peral con Castelar, prolongaría en exceso las obras y además supondría disponer de medios adicionales de contención de tierras para evitar mayores problemas o daños a los edificios colindantes, en pleno centro histórico, se ha decidido finalmente derivar la conducción del tubo de saneamiento de 800 mm de diámetro por calle Castelar hasta San Roque, donde se dejó prevista dicha conexión cuando se arregló dicha plaza hace ya varios años.

Esta solución se ve como la más viable, ya que por dicha calle no habría que realizar una excavación tan profunda, y además solucionaría de forma definitiva los problemas habituales de rotura del saneamiento en Isaac Peral, de muy difícil reparación, y por otro lado, derivaría hacia el colector de María Auxiliadora buena parte de los vertidos que actualmente llegan hasta la estación de bombeo del Rompidillo. De esta forma –se apunta en la información municipal recogida por DIARIO Bahía de Cádiz-, el tubo de Isaac Peral pasaría a tener unas dimensiones bastante más reducidas y disponerse a una cota mucho más cercana a la superficie del viario

Sin embargo, el hecho de levantar todo el tramo de Castelar hasta San Roque, así como desde esta calle hasta el punto donde se produjo el hundimiento en Isaac Peral, ha llevado también a que se haya tomado la decisión de aprovechar las obras para realizar una actuación integral en dichas calles, que contempla la implantación de nuevas redes de abastecimiento y gas, la renovación de otras infraestructura eléctricas y de telecomunicaciones, la reordenación de los contenedores existentes junto a la casa de hermandad del Nazareno, y la reposición de toda la pavimentación siguiendo ya el mismo diseño que en plaza de San Roque, con plataforma única de manera que se eliminen las distintas barreras arquitectónicas del entorno.

“GESTIONAR DE MANERA RESPONSABLE Y RACIONAL EL DINERO PÚBLICO”

El Gobierno local ha decidido realizar ahora estas mejoras coincidiendo con las reparaciones del saneamiento, con la intención de “no causar a vecinos y comerciantes las molestias que supondría asumir dos obras en distintos momentos, y para gestionar de una manera responsable y racional los recursos públicos”.

Al respecto, ya se ha mantenido contacto con distintos comercios de la zona por parte del concejal de infraestructuras, Jesús López, y la concejala de Comercio, Esther García, para explicar de primera mano estas actuaciones. No obstante, “se tratará por todos los medios posibles que las obras puedan estar finalizadas antes de julio”.

El resultado de estas obras, a raíz de una incidencia sobrevenida, “hará que estas calles se transformen en un espacio mucho más atractivo, agradable y accesible, algo que repercutirá muy positivamente en los locales y establecimientos de esta céntrica vía”, entienden desde el Consistorio. Por ello, y aun sabiendo de los inconvenientes que estas obras suponen, solicita la comprensión de vecinos y establecimientos, insistiendo en que esta actuación integral “supondrá un antes y un después para esta importante calle, y su integración en el concepto de espacios abiertos, comerciales y peatonales que ya comparten otras calles del centro”.

CAMBIOS EN EL TRÁFICO

En cuanto a las modificaciones sobre el tráfico que plantea esta actuación, así como la que se está llevando a cabo en la calle Isaac Peral, se ha cambiado el sentido de circulación de la calle San Rafael en su tramo comprendido entre las calles Padre Capote y Castelar.

De este modo, desde la calle Padre Capote se podrá acceder a la calle Castelar y se podrá girar entonces solo a la izquierda, fundamentalmente para que los usuarios de garajes de las calles Isaac Peral y Prim puedan entrar y salir de los mismos. Mientras duren dichas obras, la calle Antonio Pérez Alegre también permanecerá cortada al tráfico.

Todo está debidamente señalizado con paneles que indican a los conductores los citados cortes así como las alternativas de circulación en toda esta zona.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.