DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Base Naval de Rota, con certificación medioambiental

La Base Naval de Rota ha renovado la certificación de calidad en materia de gestión medioambiental. Defensa asegura que desde finales del siglo XX lleva a cabo actuaciones que vinculan las misiones militares propias con el objetivo de protección medioambiental. En esta instalación es prioritaria: la “contaminación cero” de buques e infraestructuras y la “protección” de las poblaciones de camaleón.

Tras la auditoría anual, la Base militar de Rota ha renovado la certificación ISO 14001:2015, de calidad en materia de gestión medioambiental.

La política del Ministerio de Defensa en materia de conservación y protección del medio ambiente se basa en el concepto de desarrollo sostenible, es decir, “hacer compatible el desarrollo tecnológico con el respeto a la naturaleza”. Esta política, se asegura, incluye la prevención y lucha contra la contaminación del entorno, abarcando acciones encaminadas a minimizar los vertidos, limitar los ruidos y emanaciones tóxicas, controlar y evaluar las consecuencias de toda índole de las actividades militares sobre la naturaleza.

La Base Naval, de uso compartido entre España y EEUU desde el franquismo, acometió desde el año 1997, en que se aprobó la Directiva 107/97 sobre protección del Medio Ambiente, actuaciones y medidas que vinculan las misiones militares propias con el objetivo de protección medioambiental que dispone el artículo 45 de la Constitución española.

Para ello se implantó un programa de conservación del medioambiente y de eficiencia energética, “realizando un esfuerzo constante” hasta conseguir la certificación conforme a la Norma UNE-EN ISO 14001:2015 Sistema de gestión Ambiental (SGA), que se acaba de renovar este mes de junio.

En el marco de mejora en la gestión medioambiental se han adoptado medidas adicionales, como la exigencia en la contratación de servicios externalizados del cumplimiento de las condiciones medioambientales propias de la Base Naval, teniendo como objetivo el de “contaminación cero” de buques e infraestructuras.

“Esto exige un esfuerzo importante en recursos humanos y económicos para su cumplimiento y la implicación directa de todos los usuarios de las instalaciones, tanto militares como civiles”, se subraya en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Para ello, esta instalación militar cuenta con una sección de protección medioambiental que asume el seguimiento y control de todas las actividades de esa índole.

Se incluyen entre sus objetivos la defensa y conservación de la fauna y flora existente dentro de la base roteña (aeropuerto, pinares, laguna, río, playas) y de sus zonas de costa. Destacan los programas de protección de especies como el pato malvasía y el camaleón (Chamaleo chamaleon), objeto de especial atención ya desde 2010 en que se firmó el proyecto de colaboración con la Junta de Andalucía para la conservación y mejora de sus poblaciones y hábitats dentro de la instalación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.