DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Se cierra al baño la playa del Río San Pedro “por precaución”

La Junta de Andalucía ha prohibido temporalmente el baño en la playa de Río San Pedro, en Puerto Real, debido a alteración de parámetros microbiológicos en el agua, según los últimos análisis del agua, que pueden suponer un riesgo potencial para los bañistas.

La Junta de Andalucía ha prohibido el baño en la playa de Río San Pedro, en Puerto Real, debido a alteración de parámetros microbiológicos en el agua que pueden suponer un riesgo potencial para la salud de los bañistas.

Al respecto, agentes de la Policía Nacional colaboraban en la mañana del viernes con la Policía Local y resto de instituciones y administraciones implicadas para desalojar la playa tras la resolución emitida por la Junta.

A partir de ahora, la delegación territorial de Salud seguirá vigilando analíticamente las aguas de baño de la playa de Río al objeto de observar su evolución, procediendo a revocar esta prohibición cuando los valores de los parámetros alterados indiquen la desaparición del riesgo potencial para el baño y se hayan subsanado las causas que la han motivado.

Los últimos análisis han mostrado una alteración microbiológica (parámetros de la bacteria E.Coli), situación detectada en el marco del programa de vigilancia sanitaria de aguas de baño que la consejería de Salud y Familias emprende todos los años desde el 1 de junio hasta el 30 septiembre.

La investigación de las posibles causas que han originado la situación actual y el análisis de los factores de incidencia considerados en la evaluación sanitaria, “demandan la adopción de medidas precautorias de protección de la salud de los usuarios de esta agua de baño hasta que desaparezcan las causas que han originado la alteración”, se incide en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Ante esto, la primera decisión adoptada es la prohibición temporal del baño en esta playa puertorrealeña y se ha instado al Ayuntamiento a tomar diferentes medidas con carácter inmediato: señalizar la prohibición en las inmediaciones de la zona de agua de baño afectada; mantener la señalización en tanto no se comunique por parte de la administración autonómica la desaparición de esta situación; facilitar a los usuarios de las aguas de baño información sobre la evolución de los hechos que han originado la actual situación; y adoptar las medidas correctoras necesarias para restablecer los niveles habituales de concentración de los parámetros microbiológico alterado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.