DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Puerto Real no olvida a sus víctimas de la barbarie fascista: “¿cómo se puede abrir una herida que no ha sido cerrada?”


La asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica Social y Política de Puerto Real organizaba el pasado domingo 19 una nueva jornada de recuerdo con motivo del undécimo aniversario de la inauguración del monolito a los fusilados por el régimen franquista en el cementerio municipal. En la misma se hacía balance de los trabajos de exhumación que se llevan acometiendo en la fosa común: ya han sido localizados 145 cuerpos; la mayoría presenta impacto de proyectil en el cráneo.

La asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica Social y Política de Puerto Real organizaba el pasado domingo 19 una nueva jornada de recuerdo con motivo del undécimo aniversario de la inauguración del monolito a los fusilados por el régimen franquista en el cementerio municipal.

Como en los últimos años, en el mismo camposanto se llevaba a cabo el acto de homenaje junto al monumento, con la lectura de un manifiesto; además, se depositaban flores en la fosa común y se daba información de los trabajos de exhumación que se llevan acometiendo en los últimos meses. Durante la mañana sonaron la canción ‘Desaparecidos’ de Mario Benedetti, y ‘el canto de los pájaros’ de Pau Casals.

“¿CÓMO PERDONAR SI NADIE HA PEDIDO PERDÓN?”

En el comunicado leído en el acto, al que ha tenido acceso DIARIO Bahía de Cádiz, se recuerda que se cumplen 80 años “desde aquella barbarie fascista en Puerto Real, aquí en este pueblo como en muchos otros no hubo guerra, solo represión. Nadie puede argumentar que las matanzas y asesinatos cometidos en nuestro pueblo por los fascistas, fueron consecuencia de otras cometidas por miembros de la izquierda, en esta represión sangrienta participaron los militares y falangistas que se dedicaron desde el primer momento a perseguir, detener y fusilar a los puertorrealeños amparados impunemente en la razón de la fuerza, en la cobardía de la fuerza sin razón apoyados por una iglesia que siguió colaborando en la represión y se mantuvo callada ante las ejecuciones, los encarcelamientos, las torturas y demás violencia del régimen”.

Las personas detenidas y en muchos casos ejecutadas, se subraya, “eran en su mayoría trabajadores, pertenecientes a algún sindicato o miembros de partidos políticos de izquierdas, o simplemente por ser sospechoso de tener ideas progresistas, o ateas, o por su orientación sexual y en algunos casos ni siquiera eso, simplemente fueron víctimas de venganzas personales; todos fueron tratados como malhechores y criminales, y muchos fueron condenados y ejecutados sin compasión de ninguna clase, personas honestas y trabajadoras, pero a pesar de ello fueron tratados con la máxima crueldad”.

“Cada nombre que recuperamos en un archivo, cada cuerpo que excavamos en la fosa y cada esqueleto que analizamos en el laboratorio es un triunfo para todos nosotros, ya que nuestra motivación es avanzar en nuestro proyecto de recuperar los nombres y apellidos de estas personas, su vida, su historia, sus sueños, sus esperanzas y sobre todo que eran ciudadanos de Puerto Real y de la Bahía de Cádiz”, se insiste.

Y se lamenta que “nos acusan de abrir viejas heridas pero ¿cómo se puede abrir una herida que no ha sido cerrada?; también nos reprochan que no seamos capaces de perdonar pero ¿cómo perdonar si nadie ha pedido perdón?”.

“Con este trabajo ya nadie nos puede seguir ocultando la verdad y podemos afirmar que lo que se cometió en España fue un auténtico genocidio, ya que existió un plan definido para aniquilar a las personas que poseían una ideología contraria a la del régimen. Durante décadas se ha intentado ocultar estos graves hechos pero, en la actualidad, ya no podemos seguir permitiendo que se nos esconda la verdad. Con esta cita anual –se remarca en dicho manifiesto- contribuimos a este objetivo de mantener vivo el recuerdo de las víctimas de la represión franquista, a luchar contra el olvido; lucharon y murieron por un mundo mejor, donde imperara la solidaridad, el apoyo mutuo y la libertad”.

141 CUERPOS EXHUMADOS, Y LA MAYORÍA CON DISPAROS EN EL CRÁNEO

Sobre los resultados arqueológicos y antropológicos que se han desarrollado hasta el momento por parte de la asociación, con la colaboración de la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento, en esta jornada se ha conocido que se han abierto 23 metros de una longitud de 30 que mide la fosa; quedan unos 7 metros por abrir y se prevé que a final de julio quede finiquitada la fosa. De momento, se han localizado 145 cuerpos, de los que se han exhumado 141; además, 26 cuerpos se han estudiado en laboratorio, y se han recogido 14 muestras de ADN a familiares directos (hijos e hijas). El equipo técnico calcula que al final de la fosa habrá entre 160 y 180 restos de asesinados por el franquismo.

De esos 141 cuerpos exhumados hasta el momento, 139 están “en posiciones anómalas” (es decir no han guardado el mínimo rigor de enterramiento); 21 se han encontrado con las manos atadas por delante o por detrás; 118 presentan fracturas perimorten (antes o durante la muerte); 120 cuerpos tienen impacto de proyectil en el cráneo; y todos “presentan signos de violencia”. De estos restos, 139 pertenecen a hombres, dos a mujeres, y cuatro están pendientes de identificación. La mayoría tendría entre 18 y 30 años y entre 30 y 50, pero también hay fusilados menores, de entre 15 y 17, un 6% del total.

La fosa de Puerto Real es una de las 80 que se han localizado y exhumado de las más de 600 que existen en el territorio de Andalucía.


(puedes comentar esta información más abajo)

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.