DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

PSOE y AxSí acuerdan subir el IBI en Puerto Real, “medida que no agrada a todo el mundo, pero que ha de hacerse para cumplir la ley”

El Ayuntamiento de Puerto Real, con los votos del bipartito, ha aprobado una subida del IBI, la mitad de la que se planteó en septiembre por parte de los socialistas ya que entonces no la aceptaron ni sus socios andalucistas. Supondrá recaudar 750.000 euros más al año; mientras el contribuyente pagará unos 30 euros más de media en su recibo. El PSOE defiende que esta actualización era obligada para cumplir con la ley y acusa a Adelante de populista por no tomar la decisión cuando gobernaban.

El Ayuntamiento de Puerto Real, con los votos únicamente del Gobierno local de PSOE y AxSí, ha sacado adelante una siempre controvertida subida del IBI, la mitad de la que se planteó en septiembre por parte de los socialistas ya que entonces no la aceptaron ni sus socios andalucistas; un desacuerdo que mantiene tambaleándose el pacto de gobierno.

Esta subida en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles supondrá para el Consistorio recaudar unos 750.000 euros más al año; mientras el contribuyente, según el bipartito, deberá pagar aproximadamente 30 euros más de media.

En concreto, según defiende el PSOE local, esta “obligada” modificación del IBI consistía en adecuar el tipo de gravamen del impuesto a lo estipulado por la legislación vigente; debido a que el tipo impositivo que existía hasta la fecha era inferior al 0,6%, mínimo establecido en esta norma. Hasta ahora estaba fijado en 0,5875% y a partir de ahora pasa al 0,65%.

Así lo defendió en el pleno extraordinario y telemático el concejal de Hacienda, Rufino Morillo, quien, “en su objetivo de sanear las cuentas municipales”, también recordó que el Ayuntamiento puertorrealeñó está sujeto a la citada condición fiscal como consecuencia de su adhesión al fondo de ordenación, que determinó la necesidad de remitir al Ministerio de Hacienda un plan de ajuste que, entre sus medidas de ingresos, contemplaba la actualización de las ordenanzas fiscales.

Por su lado, AxSí, tras su voto apoyando la medida que cuestionó hace más de un mes, sostiene que “hemos entendido como razonable una revisión del IBI más ajustada a la realidad de nuestro pueblo, no la que plantearon de inicio (la recaudación en este último acuerdo se ha rebajado casi 1,5 millones); en primer lugar porque había que ajustarlo a lo que la ley marca y en segundo lugar porque conllevará blindar la inversión en Servicios Sociales para el próximo año, no revisar el impuesto para el resto del mandato, fomentar planes de formación y empleo adaptados a las nuevas circunstancias o diseñar y ejecutar un plan de choque para la dinamización de la ciudad con especial incidencia en el comercio y el turismo”. “Estas han sido algunas de las medidas que recoge el documento que los andalucistas hemos planteado al PSOE para revisar la ordenanza”, concretan los ex del PA.

ADELANTE CUESTIONA “LA ÚNICA MEDIDA PARA LLENAR LAS ARCAS MUNICIPALES”

Mientras, el principal partido de la oposición, Adelante Puerto Real, se ha mostrado muy crítico con esta medida: “PSOE y AxSí han decidido unilateralmente que la única medida para llenar las arcas municipales es subir más de un 10% el IBI residencial entre otros”

La coalición de Podemos e IU dice no lograr a entender cómo el bipartito “no ha sabido recurrir al estudio de otro tipo de impuestos municipales que no hubiesen dilapidado de esta brutal manera el bolsillo del ciudadano medio”. “Consideramos que los impuestos son absolutamente necesarios para el mantenimiento de los servicios públicos, pero cuando hablamos de impuestos se debe de hacer de una manera globalizada, no solo repercutiéndolo directamente en el bolsillo de un ciudadano de a pie. Además, consideramos de vital importancia la progresividad en el pago de dichos impuestos, porque quien más tiene más debe contribuir al sostenimiento de los servicios públicos”, se apostilla.

“Desconocemos –afirman desde Adelante en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz- lo que ha llegado a ofrecerle la sonriente Elena Amaya a sus socios andalucistas, para que después del desplante de AxSí en el anterior intento de aprobación de la subida del IBI, donde recordemos que hablaban de una ruptura de su pacto de gobierno, hoy caminen de nuevo de la mano”.

Para esta formación izquierdista, este pleno ha sido “surrealista”, con un “apoteósico final, cuando de boca de la alcaldesa se ha dirigido al todos los puertorrealeños y ha terminado diciendo ‘disfruten lo votado’”. “Pues no, consideramos que los puertorrealeños no vamos a disfrutar, porque desgraciadamente con esta subida de impuestos habrá familias que no se puedan salvar a sí mismas y tengan que recurrir a pedir ayuda a los Servicios Sociales. Serán ustedes los que puedan disfrutar al tener 700.000 euros más en las arcas municipales que ni siquiera han sido capaces de aclararnos para qué”, se sentencia.

EL PSOE HABLA DE “MEDIDAS QUE NO AGRADAN” FRENTE AL “POPULISMO”

Y las quejas de Podemos e IU las replican desde el PSOE repitiendo que “todos los concejales de la oposición, incluidos los que ya formaron parte de las corporaciones anteriormente, saben que es una medida que tenía que tomarse de forma obligada, porque estábamos incumpliendo la ley y porque su nula capacidad de gestión les llevó a mantener esto en un cajón para, seguramente, obtener únicamente réditos electorales, pero con un gran sufrimiento para el Ayuntamiento, que además no tiene presupuestos desde 2014”.

Así, el edil de Hacienda, Rufino Morillo, pide “que no mientan ni intenten manipular a la ciudadanía con un tema tan sensible, que, con los documentos y los datos en la mano, saben que esta modificación no será una subida notable en los bolsillos de los vecinos, sabiendo que todo impuesto revierte en el pueblo y en los servicios públicos de los puertorrealeños”.

Además, desde el PSOE se incide en que el anterior equipo de Gobierno de Podemos y Equo “tuvo los ejercicios 2015, 2016, 2017, 2018 y parte de 2019, para subsanar esta anómala situación”. De hecho, “si lo hubiesen hecho en su momento, ahora no estaríamos en esta situación, ni las mermadas arcas municipales se hubiesen visto privadas de los ingresos que hubiesen supuesto la reglamentaria modificación del tipo impositivo del impuesto que ahora nos ocupa”.

Los socialistas terminan aseverando que “gobernar también tiene la parte dura de tomar medidas que no agradan a todo el mundo, pero que han de hacerse para cumplir con la ley, frente a la incapacidad del anterior gobierno para realizarlo únicamente por populismo”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.