DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Junta licita obras para mejorar la accesibilidad en dos de sus bloques de viviendas en alquiler en Santo Domingo y San Roque

La consejería de Fomento de la Junta acaba de licitar por casi 450.000 obras de mejora de la accesibilidad y conservación en dos de sus edificios de viviendas públicas en alquiler en Puerto Real: en el número 72 de calle Santo Domingo, donde se instalará un ascensor, y en el bloque de San Roque 2, donde se sustituirá el existente fuera de servicio.

La consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía acaba de licitar las obras de mejora de la accesibilidad y conservación en dos de sus edificios de viviendas públicas en alquiler en Puerto Real.

Las actuaciones, que llevan asociada una inversión de hasta 448.000 euros, beneficiarán a 26 familias y consistirán básicamente en la instalación de un ascensor en la calle Santo Domingo número 72 y en la sustitución del ya existente, actualmente en desuso, en la calle San Roque número 2.

Según se detalla en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, los trabajos previstos en estas dos promociones de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) se enmarcan en el plan de mejora y mantenimiento de parque público residencial titularidad de la Junta, con el que se pretende “eliminar las barreras arquitectónicas, adaptar los edificios a la normativa vigente y facilitar el libre tránsito de los usuarios desde y hasta sus viviendas”. En paralelo, estas intervenciones se llevarán a cabo con “el fomento de empleo de personas en situación o riesgo de exclusión social”: se destinará un 10% del número total de horas de trabajo generadas a estas condiciones de inserción.

ASCENSOR PARA SANTO DOMINGO 72

El proyecto de la calle Santo Domingo número 72 se desarrollará en un grupo de viviendas multifamiliares de cuatro plantas (bajo más tres), donde residen 16 familias. Estas obras salen a licitación por algo más de 369.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses.

La solución proyectada en este edifico define un nuevo acceso al mismo, actualmente carente de itinerario accesible desde la vía pública, a través de una rampa desde la calle hasta la plataforma en la que se implantará un nuevo núcleo de comunicaciones, con escalera y ascensor, ahora inexistentes. Desde esta plataforma se dispondrán dos rampas accesibles independientes para acceder a las cuatro viviendas de la planta baja. La reforma prevista permitirá llegar a todas las viviendas y a la cubierta transitable.

Además, se procederá a la limpieza y pintura del revestimiento de fachadas, se instalará alumbrado con control de presencia en las zonas comunes y se resituarán mecanismos como interruptores, enchufes, dispositivos de intercomunicación y pulsadores de alarma. También se adaptará la señalización del nuevo acceso e itinerarios hasta el ascensor y se instalará alumbrado de emergencia, actualmente inexistente.

SUSTITUCIÓN DEL ASCENSOR EN SAN ROQUE 2

Por otra parte, las obras de la calle San Roque número 2 salen a licitación con un presupuesto de 78.641 euros y un plazo de ejecución de dos meses. El bloque objeto de la actuación es un inmueble con bajo y cuatro plantas, con diez viviendas (dos en cada piso), construido en 1987 y perteneciente al grupo de diez edificios de idénticas características que integran la barriada Antonio Muro, con 100 viviendas en total.

El proyecto contempla la instalación de una rampa de acceso al edificio desde el patio, eliminando una escalera de cuatro peldaños. También se sustituirá el ascensor que se encuentra en la actualidad fuera de servicio y se adaptarán los mecanismos no accesibles de las zonas comunes, tales como interruptores y pulsadores de alumbrado.

En cuanto a las medidas de información y señalización, se prevé colocar indicaciones de accesos e itinerarios al ascensor y se realizarán reparaciones en elementos estructurales en la cámara sanitaria de la planta baja del edificio, y en los soportes de una vivienda y del hueco de la escalera.

Esta actuación se lleva a cabo una vez que la comunidad de vecinos “se ha comprometido al mantenimiento y buen uso del nuevo aparato y al respeto y conservación de las zonas comunes del edificio”, se remarca.

En Antonio Muro la administración autonómica ya intervino hace unos años con obras de mejora de las zonas comunes y de la eficiencia energética que supusieron más de 553.000 euros de inversión. Además, en la actualidad, está acometiendo obras de rehabilitación energética y reurbanización en el espacio interior común que forman los diez bloques de esta barriada, por casi 200.000 euros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.