DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La APBC afea a quienes “están confundiendo a la opinión pública”, y se reafirma en que no se contemplan graneles en los suelos de Delphi

Tras las “insistentes desinformaciones”, la APBC reitera que “no habrá graneles” en los suelos del polígono El Trocadero, recientemente adscritos al dominio público portuario, y que ahora toca expropiar, con el obstáculo de que el Cádiz CF compraba meses atrás los suelos de la antigua Delphi y que parece querer pelear por quedárselos. El organismo portuario recuerda que la DEUP le otorga un uso “complementario o auxiliar” que, según la Ley de Puertos, incluye los usos relativos a actividades logísticas. Y se deja caer que la insistencia de la alcaldesa de Puerto Real en hablar de graneles “sin fundamento” busca que no se hable de sus “cambios de posicionamiento”.

Un capítulo más alrededor de los terrenos de Delphi, en Puerto Real. Así, tras las “insistentes desinformaciones” al respecto, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) vuelve a reafirmar que “no habrá graneles” en los suelos del polígono industrial El Trocadero, recientemente adscritos al dominio público portuario, y que ahora toca expropiar, con la traba de que el Cádiz CF compraba meses atrás esos suelos de la antigua factoría de automoción (sabiendo que desde 2017 la APBC pretende la parcela para la ampliación de la actividad de La Cabezuela).

En la nota remitida por la Autoridad Portuaria a DIARIO Bahía de Cádiz, se subraya que tal y como recoge la orden ministerial por la que se aprueba la modificación sustancial de la Delimitación de los Espacios y Usos Portuarios (DEUP) por la que se incorporan las casi 40 hectáreas a la zona de servicio del puerto, “se asigna el uso complementario o auxiliar a la totalidad de los terrenos”.

Según el artículo 72 de la Ley 2/2011 de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, los usos complementarios o auxiliares incluyen “los relativos a las actividades logísticas y de almacenaje y los que correspondan a empresas industriales o comerciales cuya localización en el puerto esté justificada por su relación con el tráfico portuario, por el volumen de los tráficos marítimos que generan o por los servicios que prestan a los usuarios del puerto”.

En este sentido, la APBC, ahora presidida por Teófila Martínez, recuerda que su consejo de administración “no ha barajado nunca la conversión de este espacio en un lugar para graneles, sino que siempre se ha asumido como una zona de actuación logística y ampliación natural de la dársena de La Cabezuela-Puerto Real”, como recoge la propia DEUP.

MIRANDO A LOS AYUNTAMIENTOS DE PUERTO REAL Y CÁDIZ

La Autoridad Portuaria insiste también en que el Ayuntamiento de Puerto Real (que hasta hace meses siempre ha apoyado las pretensiones del organismo portuario sobre estos suelos, aunque ahora se opone frontalmente) “será escuchado, como no puede ser de otro modo, antes de decidir la actividad que finalmente se instale en esta zona”, como se asegura que le ha trasladado a la alcaldesa Elena Amaya en varias ocasiones, “entre ellas, en el último consejo de administración”, en el que se ha decidido solicitar la iniciación de un expediente de expropiación forzosa con carácter de urgencia del polígono industrial El Trocadero.

Finalmente, la APBC sentencia que la finalidad de este futuro espacio dentro de los usos portuarios “se rige y está garantizada por un documento oficial, como es la DEUP, así como por la decisión de un órgano de gobierno como el consejo de administración del puerto, tal y como quedará reflejado expresamente en el acta del consejo del día 21 de junio, como podrán comprobar los regidores de Puerto Real y Cádiz, como consejeros del organismo”.

“Todos los usos no recogidos ni aprobados fuera de estos ámbitos quedan en el terreno de la especulación”, se apostilla. Y se lamenta que se esté confundiendo a la opinión pública con el tema de los graneles “como razón sin fundamento para no explicar los cambios de posicionamiento de algunas instituciones respecto a este asunto”.

A colación, el Ayuntamiento de Cádiz ha avanzado que exigirá “garantías por escrito” a la APBC de que los antiguos terrenos de Delphi no se utilizarán para depósito o descarga de graneles, al tiempo que solicitará un estudio epidemiológico sobre la barriada puertorrealeña del Río San Pedro. El mismo alcalde José María González ‘Kichi’ ha advertido a la presidenta del ente de que, “si incumple”, el Consistorio de la capital “dará marcha atrás en el apoyo al expediente de expropiación de esos terrenos”.

Y entre tanto, Sport City Cádiz (la sociedad dueña de los suelos de Delphi, o sea, el Cádiz CF) ya ha anunciado que recurrirá el último paso dado por la APBC. Considera que el organismo estatal incurre en “contradicciones” para justificar esta expropiación y vuelve a defender que su proyecto de “ciudad tecnológica del deporte” ofrece “muchas ventajas para el conjunto de la Bahía” que el del almacenamiento de graneles.

🤞 Apúntate al nuevo BOLETÍN semanal de DIARIO Bahía de Cádiz. Lo recibirás GRATIS en tu email.

No enviamos spam / Podrás darte de baja cuando desees
Lee nuestra política de privacidad para más información

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.