DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

En marcha la limpieza, desinsectación y sellado de la abandonada residencia Joaquina Vedruna, que vecinos llevan años reclamando

El Ayuntamiento de Puerto Real está ejecutando estos días tareas de limpieza y control de plagas en el edificio de la residencia Joaquina Vedruna, abandonado desde hace años. La acumulación de basuras, enseres, así como la presencia de insectos y ratas habían convertido esta finca municipal en un problema de salud ambiental.

En respuesta a “una justa demanda vecinal”, el Ayuntamiento de Puerto Real está ejecutando estos días (por medio de la concesionaria Coplaga) tareas de limpieza y control de plagas en el edificio de la residencia Joaquina Vedruna, el antiguo convento junto a la Iglesia de La Victoria. Los trabajos están promovidos por la concejalía de Salud, Consumo y Cementerio.

Esta finca de propiedad municipal se encuentra en “un estado lamentable y de total abandono desde hace años, hasta el punto de que se ha convertido en un problema para la salud ambiental de la zona”, recuerda el concejal de Salud, Pedro Olmedo.

Entre los problemas a los que se está haciendo frente con esta actuación, según se expone en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, se encuentra una gran cantidad de basuras, residuos orgánicos e inorgánicos, con los consecuentes malos olores y molestias a los vecinos.

Además, hay enseres domésticos, acumulados en estos años en los que el edificio lleva sin uso. También existe una gran cantidad de vegetación silvestre, tanto en la zona del patio central como en la azotea. Ésta sirve de refugio a una gran cantidad de vectores (organismos vivos que pueden transmitir patógenos infecciosos) y facilita la acumulación de suciedad.

Igualmente resulta especialmente preocupante insectos como piojuelos, garrapatas y cucarachas, y, aunque en las inspecciones realizadas no se han detectado, el estado de la finca posibilita la presencia de ratas.

LIMPIEZA Y SELLADO

Las actuaciones contempladas en la antigua residencia de mayores pueden agruparse en dos fases. En una primera, en la que ya está trabajando, el personal de Coplaga está procediendo a la eliminación de las basuras y la vegetación. Para solventar el problema de las plagas, la empresa contratada se encuentra realizando labores de desinsectación y desratización.

En una segunda fase, se procederá al sellado y tapiado de todas las puertas y ventanas que dan al exterior, a fin de evitar que se reproduzca la actual situación.

Las labores de limpieza, retirada de enseres, desinsectación y desratización “van a buen ritmo”, según el edil socialista responsable, quien confía que “en pocos días” puedan comenzar los trabajos de sellado.

“Se trata de una actuación necesaria y que los vecinos de la zona llevan muchos años demandando, sin que hasta ahora hayan obtenido respuesta por parte de su Ayuntamiento”, sentencia Olmedo.

Los comentarios están cerrados.