DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cañones de pulverización de agua y pantallas más eficientes, entre las nuevas medidas para minimizar las molestias de la Cabezuela

La APBC tiene previsto licitar en breve varias medidas presupuestadas en unos 2 millones para mejorar la calidad medioambiental en el entorno de la dársena de La Cabezuela, cuya actividad de carga y descarga de buques perjudica principalmente a la barriada puertorrealeña del Río San Pedro, y en el otro lado, a la barriada de la Paz en la capital. Nuevas barreras de protección y cañones móviles de pulverización de agua, entre las iniciativas.

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) va a invertir casi 2 millones de euros en varias medidas para mejorar la calidad medioambiental en el entorno de la dársena de La Cabezuela-Puerto Real, cuya actividad perjudica principalmente a la cercana barriada del Río San Pedro, y en el otro lado, a la barriada de la Paz en la capital.

El principal proyecto será la ejecución de nuevas pantallas de protección durante las labores de manipulación de graneles en la carga y descarga de los buques. A las barreras de protección ya existentes se sumarán otras nuevas con un diseño más eficiente que limite aún más la propagación del polvo en suspensión. La zona protegida se va a ampliar de los 75 metros actuales, a 233 metros lineales.

Asimismo, se instalarán cuatro cañones móviles de pulverización de agua, con objeto de complementar la protección de determinadas posiciones de manipulación de los graneles y perfeccionar la acción protectora de las barreras en determinadas condiciones meteorológicas. Los cañones se podrán disponer en seis ubicaciones diferentes.

De igual modo, para evitar la acumulación de material en oquedades y facilitar la limpieza de los muelles, se procederá a la mejora de la pavimentación en las zonas de acopio y viales de salida.

Con el objetivo de maximizar la ordenación del tráfico de vehículos pesados y controlar de forma más eficiente la limpieza de las zonas de circulación de dicho vehículos, se procederá también a mejorar la señalización de los viales de conexión interior del puerto, fundamentalmente entre la zona de carga y descarga y acopio en muelle, y el acceso portuario.

Finalmente, se establecerá un sistema independiente de medición de la velocidad y dirección del viento, que informe al operador y a la vigilancia portuaria de la necesidad de implementar las medidas de pulverización de agua cuando se superen los valores umbrales predefinidos o incluso de la parada de la actividad a partir de un cierto valor para determinadas direcciones.

Según se indica en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, la APBC tiene previsto licitar el proyecto de estas medidas antes de final de 2019.

Paralelamente, en colaboración con la Junta de Andalucía, se está trabajando para la instalación de dos estaciones de medición de última generación, que se ubicarán junto a la estación de servicio situada en la salida del segundo puente en Puerto Real y en el entorno de Viento de Levante, en Cádiz, y con las que se podrá controlar “la eficacia de las mejoras ambientales implementadas, además de conocer al detalle las emisiones en ambas zonas en tiempo real”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.