DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Amaya (PSOE) entiende que la campaña electoral del PA “demuestra su incapacidad durante cuatro años”


La alcaldable del PSOE en Puerto Real considera que el PA ha estado gobernando con mayoría absoluta “dando la espalda a los ciudadanos de su pueblo, y no se avergüenza al demostrarlo durante la campaña electoral”. “Ha esperado a días antes del 24-M para asumir sus obligaciones con el colegio Juan XXIII y las barriadas rurales, y así conseguir votos que no se merece por su falta de gestión”, afirma Amaya.

La alcaldable del PSOE en Puerto Real, Elena Amaya, considera que el PA ha estado gobernando con mayoría absoluta “dando la espalda a los ciudadanos de su pueblo, y no se avergüenza al demostrarlo durante la campaña electoral”.  “Su nula gestión durante los cuatro años de mandato está siendo ‘parcheada’ durante la campaña, e intenta solventar los problemas de numerosos colectivos y barriadas durante largo tiempo (a los que han hecho oídos sordos durante cuatro largos años), y a los que ahora parece encontrar soluciones en cinco minutos con el único fin de obtener réditos electorales. ¿Por qué no los ha solucionado durante este tiempo?”, se pregunta Amaya.

Los socialistas, por el contrario, aseguran que “decidimos hace muchos meses reunirnos con todos los colectivos para conocer de primera mano las demandas de los puertorealeños, y así tener una visión global del estado de nuestra ciudad”. Sus aportaciones y denuncias “sirvieron para terminar de configurar el programa electoral socialista, con el compromiso de pelear e intentar solventar dichos problemas independientemente del sillón ocupado después de las elecciones”.

“No nos sorprendió –continúa Amaya relatando en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz- descubrir algo que la mayoría de ciudadanos de Puerto Real habían estado padeciendo: el Partido Andalucista. Porque el pueblo conoce los problemas, conoce quién se está poniendo las medallas, y merece conocer quién ha hecho el trabajo que nuestra alcaldesa en funciones debería haber hecho durante cuatro años”.

Este partido opina que “son por todos conocidos” los problemas “de abandono” que sufren las barriadas del Marquesado y El Meadero de la Reina, “cuyos vecinos han estado reivindicando en la calle durante meses”, y los problemas que han sufrido los padres y alumnos del colegio Juan XXIII para que fuese arreglado el patio de su colegio. La única respuesta que recibieron estos vecinos del PA “fue la habitual… la culpa es de la Junta, esto lo tiene que arreglar Diputación, y otras tantas excusas parecidas.”

Con cada respuesta, entiende Amaya, “estaban admitiendo su incapacidad de gestión al frente del Ayuntamiento, ya que aunque tú no tengas las competencias para arreglarlo, tienes que demostrar tu gestión acudiendo a reclamar al organismo competente”. “Algo aparentemente tan sencillo como descolgar el teléfono parece harto complicado para la señora Peinado. Llamar a la institución correspondiente, hablar con el responsable del área competente, solicitar su presencia sobre el terreno que padece el problema y que en cada caso, que esa persona venga y aporte soluciones es parte del trabajo que no ha querido hacer”, insiste.

AMAYA, “INCAPAZ DE QUEDARSE DE BRAZOS CRUZADOS”

La candidata a la Alcaldía del PSOE dice ser incapaz “de quedarse de brazos cruzados, y no pierde oportunidad de reclamar para su pueblo soluciones a los problemas que se va encontrando, sin publicitarlo para ganar votos, solo por la satisfacción de conseguir el pueblo que merecemos”.

Al respecto, ahora reconoce que ella fue quien acudió al delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta, a Federico Fernández, para que visitara las zonas afectadas, “aportó soluciones sobre el terreno a los problemas de las barriadas rurales, y la señora alcaldesa, fan del autobombo, a 15 días de las elecciones, ‘tira de chequera’ y vende su maravillosa gestión intentando captar votos”.

Igualmente, agrega, sucedió en el colegio Juan XXIII: “fue el PSOE de Puerto Real el que requirió la presencia de Cristina Saucedo, delegada territorial de Educación de la Junta y tuvo que ser ella personalmente quien explicara a la señora alcaldesa de quién eran las competencias para reparar el patio. Y fue entonces cuando Peinado accedió a arreglarlo”.

Elena Amaya concluye incidiendo en la “mezquindad” que supone “jugar con los intereses y los problemas de los puertorrealeños a cambio de los votos”, y pide a a la todavía primera edil del PA, y alcaldable, “que no vuelva a vender en su programa la construcción de un nuevo pueblo de fantasía a costa de seguir aumentando la deuda de cada ciudadano”.


(puedes comentar esta información más abajo)

Los comentarios están cerrados.