DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Amaya le plantea a Romero, el ‘ganador’ de las elecciones, que el PSOE tratará de formar un “gobierno estable siendo actor principal”

El alcalde de Puerto Real en funciones, que además es el alcaldable de la lista más votada en las recientes elecciones municipales, ha iniciado una ronda de contactos con el resto de partidos. Ya se ha hablado con el PSOE, la segunda fuerza, que por un lado apuesta por entrar en el gobierno, algo que Podemos e IU rechazan de entrada; por ello, los socialistas avisan de que negociarán otras opciones para hacerse con la Alcaldía y conformar un “gobierno estable”.

El alcalde de Puerto Real en funciones, Antonio Romero, que además es el alcaldable de la confluencia Adelante Puerto Real, la lista más votada en las recientes elecciones municipales, ha iniciado esta semana una ronda de contactos con el resto de partidos políticos que han obtenido representación tras el 26-M. Los encuentros se han iniciado con PSOE y Equo, y han seguido con Andalucía por Sí y Ciudadanos.

La coalición de Podemos e IU ha sumado ocho ediles, frente a los siete del PSOE. Y aunque los socialistas remarcaron durante la campaña y en la misma noche electoral que no se planteaban un pacto con los herederos del extinto PA, días después reconsideraron esa opción, que podría dejar sin gobierno a la candidatura más apoyada, la del actual primer edil.

Así, en el encuentro entre los equipos negociadores de Adelante y el PSOE, según el relato de los segundos en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, ambos han puesto sobre la mesa sus impresiones tras los comicios, “en donde los resultados obtenidos por la lista socialista, con una gran subida tanto en votos como en concejales, evidencian el deseo de cambio existente en una gran parte de los vecinos del municipio”, se interpreta

“El regidor en funciones nos ha propuesto aceptar un gobierno en minoría de Podemos, con acuerdos puntuales para la legislatura y que nos abstengamos de cara a la investidura. Plantean que en los acuerdos de confluencia entre Podemos e IU establecieron una línea roja que les impide llegar a acuerdos de gobierno con el PSOE, que es el escenario que les hemos propuesto. Aún así, van a trasladar nuestra propuesta tanto a sus órganos de dirección como a su militancia”, aclara la candidata socialista, Elena Amaya.

En el mismo sentido, la segunda fuerza más votada el 26-M anuncia otra ronda paralela de contactos con el resto de partidos durante esta semana, con vistas a arrebatar la Alcaldía a Romero.

El PSOE local insiste en que el escenario de un gobierno en minoría “sería nefasto para Puerto Real” y apuesta por dotar al municipio de un “gobierno estable” en donde el propio PSOE “sea actor principal”, por lo que prácticamente dan por descartada su abstención para la sesión de investidura.

“Interpretamos tras las elecciones municipales que la ciudadanía no quiere cuatro años más de un gobierno en minoría de Podemos y sus compañeros de viaje, algo que nos está trasladando muchísima gente por las calles. Tenemos la obligación de formar un gobierno estable, y para ello dialogaremos con las diferentes fuerzas políticas con las que poder sumar en pos de esa estabilidad”, sentencia Amaya.

Recientemente, las direcciones provinciales de IU y Podemos han confiando públicamente en que el PSOE gaditano, “una fuerza que se dice progresista, evite cualquier maniobra para impedir gobiernos de Adelante, IU o Podemos allá donde hayan sido la fuerza más votada”, como en la Villa. Y se remarcaba que “ni nuestra militancia ni nuestro electorado entendería ningún movimiento que evitase que el PSOE gobernase si sus resultados le han dado la mayoría en los distintos municipios de la provincia”.

ADELANTE PREVÉ UNA SEGUNDA RONDA DE ENCUENTROS “PARA PROFUNDIZAR MÁS EN LAS NEGOCIACIONES”

Adelante Puerto Real, por su parte, ya ha dado por finalizada su primera ronda de contactos con las formaciones que han obtenido representación en las elecciones del 26 de mayo.

Al respecto, se señala que Podemos e IU han expuesto al resto de fuerzas sus proyectos de gobierno para el nuevo mandato, “solicitando la colaboración para llegar a acuerdos que faciliten la gobernabilidad, al haber sido la lista más votada y esperando estos apoyos para poder llevar a cabo todas las políticas de izquierda y continuar el proyecto transformador que se inició hace cuatro años”.

En esta primera ronda “se han mostrado distintas sensibilidades entre las fuerzas políticas, encontrando diferentes sintonías en las propuestas expuestas”, se anota desde la confluencia.

En esta línea, el alcalde en funciones y alcaldable, Antonio Romero, ha insistido en “la necesidad de poner por delante a Puerto Real y los proyectos trascendentales para que la Villa avance”. Dice haber escuchando el posicionamiento del resto de partidos, y ahora prevé una segunda reunión “para progresar y profundizar más en las negociaciones”.

COMUNISTAS INSTAN A QUE SE “RESPETE” LA VOLUNTAD DE LA MAYORÍA DE PUERTORREALEÑOS

Mientras, el Partido Comunista local (que se integra dentro de IU), ha visto oportuno defender y apoyar, a la vista de los resultados electorales, a Adelante Puerto Real “para que su gobernabilidad pueda llevarse a cabo y así continuar con el proyecto iniciado por la anterior Corporación municipal”.

“Este pueblo, tradicionalmente, siempre ha sido de izquierda y se ha refrendado una vez más por la mayoría de los ciudadanos en el 80% de los colegios y mesas electorales y que han dado su confianza a Adelante Puerto Real; por lo tanto y bajo ningún concepto este partido ve con buenos ojos que la derecha forme parte de un gobierno local”, se remarca.

Así, los comunistas se reiteran en que “la única alternativa real para que nuestro pueblo siga siendo de izquierda y donde la gente corriente siga gobernando en beneficio de toda la ciudadanía es con Adelante”.

“Sí, las cuentas salen, un pacto PSOE con AxSí da para repartirse los asientos pero no para hacer políticas para y por el pueblo, porque sus ideas programáticas chocan entre sí. Un gobierno de pacto de estas características garantizarían cuatro años de disputas de posición y poder que como resultado daría lugar a un retroceso en los derechos de la clase trabajadora, en la de nuestros mayores, en las medidas sociales para las personas con una mínima remuneración económica o sin ningún tipo de prestación, en la juventud, en la igualdad entre hombres y mujeres y con todo lo logrado, con los mandatos de izquierda logrados hasta el día de hoy”, opinan desde el PCA, que apuesta por un gobierno en minoría de Adelante con apoyos puntuales del resto de formaciones políticas.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.