DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Calaveras

Impactante la foto que ofrecía días atrás El Correo de Andalucía de una fosa común en Cazalla de la Sierra. Me quedé un rato mirando esas calaveras y pensando. ¿Quiénes erais? ¿Para qué vuestra muerte? Ganaron los fascistas, es decir, el enlace con los viejos regímenes que han atascado el avance cognitivo humano. Cuando la guerra, la Europa democrática miró para otro lado pero eso ya lo sabéis. No me gustó que quemarais iglesias, son patrimonio común, no es propio de revolucionarios por mucho cura fascista y matón que hubiera, me quedo con vuestra defensa de la utopía porque sin ella el humano vive pero no existe.

El número de cráneos de la fosa de Cazalla de la Sierra da una idea de la magnitud de la represión. / FOTO: El Correo

Franco mandó durante cuarenta años y aún manda, Fraga, un listo, empezó sus mítines -en lo que denominaron democracia- con banderas franquistas, un llamado Partido Popular –en cuyas filas se refugió al final gran parte del franquismo- no ha condenado aún la dictadura que os asesinó y algunos de sus militantes la alaban. La izquierda heredera de la vuestra anda como pollos sin cabeza, el PSOE no sabe qué hacer porque quiere estar en misa y repicando. La URSS no existe. Surgieron otros comunismos que están girando poco a poco hacia el capitalismo. El capitalismo ha vencido, su fase superior es tecnológica, a la vez útil, gregaria y espía. Al quedarse solo, campa a sus anchas, tiene resistencias notables –vuelve el fascismo, al que ya no necesita- pero las de izquierdas están desarticuladas y en el fondo educadas en y por el propio capitalismo.

Cuando murió Franco, la estructura esencial de poder que lo aupó, inventó la democracia. Hubo bastantes muertos en lo que llamaron transición modélica, de esos se habla menos que de vosotros. Europa y EEUU lo tenían planeado -la mundialización-, Carrero Blanco, el sustituto de Franco, fue asesinado por terroristas, muchos salimos a la calle a pedir libertades, todo les vino bien a los planificadores. Aún así, hicimos lo que debíamos hacer, igual que vosotros.

Nos hallamos mejor que en 1936 pero no estamos colocando los cimientos para una sociedad distinta, confundimos solidaridad con justicia, los medios de comunicación suelen estar en manos de los bancos, juegan a ser de derechas o de izquierdas, todo el mundo se cree el rey del mambo pero a la vez se busca la felicidad en libros que venden humo, se lee -de verdad- muy poco, sólo se picotea en unos teléfonos sin hilos, el mercado abusa del humano todo lo que quiere. Pero vuestras calaveras, en esa fosa, me hablan desde la nada: “Hay que seguir, hay que seguir”. DIARIO Bahía de Cádiz Ramón Reig

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.